Una red multiservicios que piensa en grande

La sistematización por la que pasaron las apuestas permanentes sentó las bases del sector transaccional, que hoy ofrece más de 400 soluciones.

Asojuegos

Asojuegos

Asojuegos

POR:
CONTENIDO PATROCINADO
noviembre 29 de 2019 - 07:22 p.m.
2019-11-29

Además de su bagaje histórico y cultural que data de hace más de 50 años, las empresas de apuestas permanentes o chance en Colombia han logrado convertirse en compañías muy queridas en las economías regionales, al ofrecer un producto predilecto para segmentos que componen la base de la pirámide social donde, precisamente, las diferentes marcas que existen ostentan una gran recordación.

En casi todos los departamentos de Colombia, las empresas ligadas a los juegos de suerte y azar, así como a los giros postales, tienen gran querencia por parte de las comunidades debido a su cercanía con el ciudadano, en el sentido de que hoy en día facilitan todo tipo de trámites cotidianos gracias a la diversificación de productos en múltiples sectores.

Así pues, en la actualidad los juegos de suerte y azar son solo una parte del amplio portafolio de empresas que entendieron muy bien el mandato de la Ley 643 del año 2001, la cual abrió los espacios para una transformación a la luz de una sistematización apalancada en operaciones automatizadas y los avances tecnológicos.

Estos avances dieron origen aun nuevo sector de la economía, el de las redes transaccionales, lo cual da pie para afirmar que hoy los juegos de suerte y azar conforman una red multiservicios que, entre muchas otras cosas, permite desde el pago de un servicio público, la compra de un seguro, la recarga de los sistemas de pago para acceder a sistemas de transporte público, o el acceso al cobro de subsidios, hasta jugar al chance en un mismo punto de atención.

El Grupo Réditos, por ejemplo, es uno de los casos de éxito de esta diversificación de productos. De acuerdo con Óscar Pérez Agudelo, su presidente ejecutivo, hoy este grupo empresarial impacta distintos sectores de la economía.

“No solo estamos en el sector juegos, también en el crediticio con una ‘fintech’ que trabaja para el acceso al crédito a una base social excluida del sistema financiero; tenemos una compañía inmobiliaria; una compañía de logística de loterías; una firma tecnológica que lidera nuestro modelo de innovación de cara a la Cuarta Revolución Industrial; tenemos una empresa de ‘contact center’ y la de juegos de azar”, precisa Pérez.

Supergiros

Redes transaccionales SuperGiros

Supergiros

Evolución marcada por la tecnología

Sin embargo, la “red de redes” en el país, compuesta por empresas que tienen hasta 200 convenios para la prestación de diferentes servicios, no siempre fue así de vasta.

Como lo explica Germán Alberto Ramírez, presidente de la Junta de Corredor Empresarial, en un comienzo el chance se manejaba de una manera mecánica, a través de talonarios de papel carbón en los que el colocador se quedaba con el original y el cliente con la copia, por lo que luego de hacerse el respectivo sorteo, debía hacerse un escrutinio manual que se alargaba hasta altas horas de la noche.

Hacia el año 2001, la regulación del chance en el país dictaminó que, así como esta actividad debía avanzar hacia mayores índices de formalización, debía evolucionar de la mano de la tecnología, por lo cual empezaron a implementarse sistemas de automatización que registran las operaciones de juego en línea y en tiempo real.
A partir de 2008, el Estado empezó a exigirle a las empresas que los índices de automatización de sus operaciones debían ser, por mínimo, del 90 por ciento; a la fecha, estos requisitos se han sobrepasado de manera satisfactoria. Incluso, voces autorizadas dentro del sector juegos hablan de que menos del uno por ciento de las operaciones siguen siendo manuales, teniendo en cuenta que existe un puñado territorios en el país donde las redes de telecomunicaciones no tienen cobertura.

Igualmente, Edgar Páez, presidente del grupo SuperGiros, resalta “Somos facilitadores de la vida de los colombianos. Aquí esta nuestro principal avance y nuestro gran motivo de orgullo”.

Páez describe como SuperGiros se transformó en una red comercial de muy alta capilaridad, operando en línea y tiempo real, con aproximadamente 25.000 puntos de servicio en toda la geografía colombiana. Esta característica permite ir mucho más allá de la misión como operadores postales de pago, así que realizamos gestión de recaudos y pagos de efectivo para entidades del sector público y privado. “Llegamos donde no llega nadie”, afirma.

Redes transaccionales SuRed

Redes transaccionales SuRed

Redes transaccionales SuRed

Operaciones confiables y ágiles

De cara al cliente, el desarrollo del sector transaccional ha implicado el fortalecimiento de las redes en relación a las necesidades de los usuarios. Por ello, muchas funcionan en horario extendido los 365 días al año.

“Hoy le ofrecemos a todos nuestros clientes y aliados una operación confiable, segura, ágil y con la más alta tecnología, por ejemplo, con sistemas de reconocimiento biométrico. Hoy todos nuestros servicios se manejan en línea y en tiempo real, con una capacidad transaccional de más de 500 millones de operaciones al año”, puntualiza el presidente del Grupo Réditos.

En este sentido, Julio César Andrade, gerente de Gelsa S.A. precisa “somos empresas que dependen de la innovación constante y de la tecnología. Nuestras redes operan gracias a una plataforma eficiente, que hoy en día soporta en promedio 1.2 millones de transacciones diarias, permitiendo que, por ejemplo, los usuarios que se acercan a cualquier punto de venta Paga Todo a hacer sus operaciones, puedan realizarlas siempre en línea y tiempo real”.

Gelsa con el propósito de potencializar sus servicios, adquirió dos centros de datos con una inversión que supera los $7.000 millones de pesos, además de adquirir 4.000 nuevas terminales de venta que ofrecen mayores opciones de aprovechamiento de la tecnología, cuyo costo está alrededor de los $4.200 millones de pesos.

Es así como se consolida en el país el sector transaccional multiservicios de Colombia, con una cobertura que va desde la punta de la Guajira hasta el Amazonas y desde la selva y los llanos orientales hasta el Chocó y Nariño; pasando por cada departamento, municipio, corregimiento y vereda hasta llegar al corazón de cada colombiano con el propósito solucionarle la vida, ya sea a través del punto de venta, de un computador, una aplicación móvil o una terminal electrónica. Donde hay un colombiano, allí llegan las redes.

Siga bajando para encontrar más contenido