MIÉRCOLES, 28 DE FEBRERO DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close
Stefano Farné

Cotizar solo 1.000 semanas

El fallo de la Corte implicaría que por 20 años ellas cotizarán el 16% de un salario mínimo y por 30 recibirán una pensión de 1'160.000.

Stefano Farné
POR:
Stefano Farné

De la nota de prensa que anticipa el texto definitivo de la Sentencia C-197 de 2023 se lee que la Corte Constitucional considera que exigirles a las mujeres el mismo número de semanas de cotización a pensión que a los hombres -1.300-, pero en un menor tiempo -por poderse retirar a los 57 años, en vez que a los 62 como los hombres-, es inconstitucional y discrimina en contra de ellas. Asimismo, la Corte insta al Congreso y al Gobierno definir un régimen que garantice en condiciones de equidad el acceso efectivo al derecho a la pensión para las mujeres.

Desafortunadamente, no da indicaciones de cómo debería configurarse este régimen equitativo, pero establece que, de no llegarse a su implementación, las semanas mínimas de cotización que deberán acreditar las mujeres para pensionarse serán 1.000 a partir de enero de 2027.

Flaco servicio le hace esta sentencia al país y a las mujeres colombianas en especial.

Al país porque mina la estabilidad financiera del sistema pensional, ya de por sí precaria. De hecho, la expectativa de vida de las mujeres a los 57 años supera los 30 años. De manera que, si tomamos como ejemplo el caso representativo de muchas mujeres que devengan un salario mínimo mensual, el fallo de la Corte Constitucional implicaría que por 20 años ellas cotizarán 185.600 pesos mensuales (el 16% de un salario mínimo) y por 30 recibirán una pensión de 1.160.000.

No hay necesidad de sofisticados cálculos actuariales para entender que una ecuación como esta es financieramente insostenible y, dado que será el Estado él que se hará garante de las pensiones, implicaría un elevado costo fiscal. La Corte afirma que “factores como la informalidad, la discriminación en el ámbito laboral y la invisibilidad del trabajo no remunerado en la economía del cuidado, que mayoritariamente es ejercido por las mujeres, ocasionan una deficiencia estructural que impide realizar adecuadas condiciones de justicia material para aquellas”.

Lo cual es cierto, excepto por lo que se refiere a la informalidad, que es más difundida entre los hombres (59,7%) que entre las mujeres (54,3%), según las últimas estadísticas publicadas por el Dane en 2023.

Además, un efecto no deseado de esta sentencia será el de relegar aún más las mujeres al trabajo no remunerado en la economía del cuidado. Si hay que cuidar un miembro del hogar, racionalmente, ¿quién será quien se quede en la casa? ¿El hombre que debe trabajar 1.300 semanas para pensionarse? ¿O la mujer que puede pensionarse con trabajar y cotizar seis años menos?

Así como lo afirma la Corte Constitucional, buena parte de las dificultades que encuentran las mujeres para pensionarse se originan en el mercado laboral.

Entonces, es ahí donde debería enfocarse la atención de los hacedores de política. No en medidas sobre parámetros pensionales que poco contribuyen a disminuir las brechas de género en ese mercado.

STEFANO FARNÉ
Director Observatorio del Mercado Laboral, Universidad Externado de Colombia

Destacados

Más Portales

cerrar pauta

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes