close
close
Hernán Avendaño Cruz

Crecimiento versus bienestar

La inconformidad está asociada a problemas del contrato social.

Hernán Avendaño Cruz
POR:
Hernán Avendaño Cruz
noviembre 19 de 2021
2021-11-19 12:34 a. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdbdc795394.png

Sin duda, el crecimiento económico es muy importante. Pero más relevante es cómo se distribuyen sus beneficios entre las personas de un país y contribuyen a mejorar el bienestar.

Esa es una preocupación de la economía y por décadas ha generado amplios debates sobre cómo medir las ganancias en el bienestar de la población. En 2008, el presidente francés Nicolás Sarkozy convocó una comisión de alto nivel para ‘la medición del desarrollo económico y del progreso social’, liderada por Joseph Stiglitz, Amartya Sen y Jean-Paul Fitoussi.

A partir de la literatura que surgió del informe de esa comisión, la Ocde diseñó e implementó lo que denomina el ‘Marco de bienestar de la Ocde’, que tiene cuatro características relevantes: 1. Se concentra en las personas y no en el sistema económico. 2. Se enfoca en dos dimensiones denominadas el bienestar actual y recursos para el bienestar futuro. 3. El análisis de la distribución del bienestar en la población. 4. La incorporación de aspectos objetivos y subjetivos.

Un ejemplo de aplicación de la segunda es la educación. Se suele dar importancia al gasto en educación o al número de estudiantes que se gradúan; en la dimensión actual se considera más relevante el desempeño de los estudiantes. Esto no significa desechar las primeras variables, sino complementarlas con el enfoque en las personas.

Esa metodología es aplicada por la Ocde a sus países miembro y los resultados son publicados (¿How’s Life?) para orientar decisiones de política. Ahora propone a los países latinoamericanos desarrollar indicadores para que puedan aplicar un ‘enfoque de bienestar en la política’. En octubre del 2021 la Ocde publicó un interesante libro titulado 'How’s life in Latin America?: measuring well-being for policy making'. Ahí se plantean enfoques participativos y multidimensionales que “pueden contribuir a reforzar el contrato social entre gobierno y ciudadanos”.

Los recursos para el bienestar futuro abarcan el capital económico, el capital humano, el capital social y el capital natural. El análisis de los planes de desarrollo de 15 países de la región evidencia que los dos últimos prácticamente no se toman en cuenta. Pero, como destaca la Ocde, “las recientes revueltas son un indicio de la fragilidad del contrato social en la región, que presenta un apoyo cada vez menor a la democracia electoral, escasa confianza en el gobierno, y altos niveles de percepción de la corrupción, discriminación y sensación de que la distribución de los ingresos es injusta”.

El enfoque bienestar para las políticas públicas es una excelente propuesta de la Ocde que deberían incorporar los candidatos a la presidencia de Colombia, en especial cuando la inconformidad está asociada a problemas del contrato social.

HERNÁN AVENDAÑO CRUZ
Director de Estudios Económicos de Fasecolda

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes