A Colombia le tomaría 15 años bajar la pobreza extrema al 3%

Para lograr este objetivo, que 10 naciones de la región conseguirían antes del 2030, el país sería uno de los tres que más tiempo requeriría.

Zonas Libres de Pobreza Extrema

La tasa de pobreza extrema del país (10,9%) es la segunda más alta de la región y solo la supera Bolivia.

Archivo portafolio.co

POR:
Portafolio
enero 15 de 2019 - 09:02 p.m.
2019-01-15

El cumplimiento del primer Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS), que consiste en reducir al 3% la pobreza extrema del mundo al 2030, sería logrado por 10 países de América Latina, de los cuales Colombia sería una excepción.

De hecho, el país lograría rebajar a la mitad este renglón en menos de una década (2027), pero solo alcanzaría ‘la perfección’ después del 2035, quedando así como uno de los tres países de la región con peores desempeños, junto con Honduras y México.

Así lo reveló ayer la Cepal en su informe ‘Panorama Social de América Latina 2018’, presentado por su secretaria ejecutiva, Alicia Bárcena, quien dijo: “Aun cuando la región logró importantes avances entre la década pasada y mediados de la presente, desde el 2015 se han registrado retrocesos, particularmente en materia de pobreza extrema”, aseguró.

(Lea: Pobreza extrema en América Latina subió a niveles de hace nueve años

AVANCES LENTOS

Este –no obstante– no es el caso de Colombia que, en lugar de aumentar sus tasas de pobreza, las ha venido disminuyendo en los últimos años, según la entidad por cuenta de la mejora del ingreso medio de los hogares, aspecto que reafirma que “a medida que se ha enlentecido el proceso de reducción de la pobreza en la región, el elemento redistributivo ha ido cobrando mayor importancia”.

Entonces, ¿cómo se explica que sea uno de los países que más le tomaría reducir sus niveles a largo plazo? La razón principal, para la Cepal, responde a que, en el 2017, la tasa de pobreza general de Colombia fue la tercera más alta de la región (29,8%), en tanto que en pobreza extrema, el país quedó como segundo peor (10,9%), solo superado por Bolivia, país en el que la cifra se ubicó en 16,4%.

Asimismo, este panorama responde a que “el ritmo de las reducciones es inferior al observado en períodos previos, en la mayoría de las demás naciones”, aunque “es positivo que la pobreza y la pobreza extrema hayan disminuido en varios países”, según la Cepal, que agregó que Colombia es una de las naciones que tendría que crecer al 6% anual para reducir la pobreza extrema hasta el 3%.

(Lea: Aún hay 3,5 millones de personas en pobreza extrema

ALTO GASTO SOCIAL

Las cosas se ‘complican’ si se tienen en cuenta los altos niveles de gasto público social que registra Colombia, los cuales no han logrado que la pobreza ceda.

Y es que entre programas de protección social, educación, salud, vivienda y actividades de ocio y religión, el Estado invierte anualmente 12,7% de su PIB nacional, que en plata blanca, son más de $120 billones, es decir, es decir, casi la mitad del Presupuesto del 2019.

A pesar de este, la Cepal encontró que el país está levemente por debajo del promedio regional, que en el 2016 (cifra más reciente) llegó a 12,8% del PIB, dejando así a Colombia en el quinto lugar, siendo superado por Chile, Uruguay, Brasil y Argentina. La cuestión es que Colombia superó a todos los países de Centroamérica (México incluido), pero gran parte de estos lo ‘borraron’ en cuanto a reducción de pobreza, tarea que para Colombia será la prioridad número 1 del Plan de Desarrollo del gobierno de Iván Duque, el cual dependerá mucho de la recuperación económica.

DESIGUALDAD, A LA BAJA

Para lograrlo, el Ejecutivo tiene un atractivo punto de partida y es la buena valoración que le hizo el ente multilateral a Colombia en cuanto al decrecimiento de la desigualdad: “En los años más recientes (2014 y 2017), en los 13 países en que se disponen de cifras comparables para el periodo, en solo tres (Colombia, El Salvador y Paraguay) disminuyeron los niveles de desigualdad del ingreso”, destacó la Cepal.

Incluso, el informe resaltó que en el índice de Gini, que mide este renglón, Colombia ha mostrado reducciones mayores al 1% anual, mientras que –por ejemplo– Chile y el Ecuador registraron caídas apenas superiores al 0,5% por año.

En buena parte, las mejoras presentadas por Colombia fueron el resultado de una mejora en el ingreso medio de las personas menos favorecidas, que han visto como sus salarios y otros ingresos mejoraron entre el 2014 y el 2017.

De hecho, el estudio concluyó que “en Colombia, el ingreso medio del primer quintil creció gracias al aumento de los ingresos laborales, factor que en el quinto quintil decreció en términos reales, llevando a una disminución del ingreso medio de ese grupo”.

Estos resultados dan cuenta de avances importante que ha tenido el país, pero también le abren la puerta a ajustar puntos de acción del Plan de Desarrollo (que será radicado en menos de un mes), sobre todo porque su meta principal será reducir la pobreza general a una tasa del 22%, pero esto dependerá de un mejor crecimiento del PIB nacional.

Siga bajando para encontrar más contenido