Economía

A licencias de hidroeléctricas les falta participación social

Estudio de la U. Nacional concluye que en estos procesos existen vacíos en la contribución de comunidades de territorios donde están los proyectos.

Licencias ambientales

La investigación también concluye que se debe pasar de las grandes centrales a embalses más locales.

Archivo particular

POR:
Portafolio
mayo 17 de 2021 - 07:00 p. m.
2021-05-17

En los procesos para otorgarles licencias a proyectos, como las centrales hidroeléctricas, se presentan vacíos en la participación de los actores que forman parte del territorio que será impactado por el desarrollo de las megaobras.

(Anla exigirá para el trámite de licencias medidas de cambio climático). 

Esta fue la conclusión a la que llegó un estudio de la Universidad Nacional, en el cual se hizo un análisis crítico frente al proceso de licenciamiento ambiental para estos proyectos de generación eléctrica convencional en el país.

El estudio, dirigido por la profesora Nohora León Rodríguez, estableció que los procesos de licenciamiento actual solo se reducen a socializar la información, pero no hay un verdadero ejercicio de construcción colectiva con participación social, que se incluyan en el estudios de impacto ambiental (EIA).

(Autoridad ambiental ha dado el aval a 15 proyectos mineros). 

“Se identifican vacíos frente a los procesos que consideren la participación social de los diferentes actores de un territorio (comunidades), para tomar una decisión frente al licenciamiento ambiental, que es determinante o incide de manera directa en la planificación ambiental y territorial”, explicó la socióloga y magíster en Geografía, Claudia Patricia Romero, una de las investigadoras del estudio.

La catedrática agregó que en Colombia es fundamental considerar este componente social para otorgar permisos en el proceso de montaje y operación de un megaproyecto hidroeléctrico.

Según la investigación, después de evaluar la delimitación de las áreas de influencia y la zonificación ambiental que se les dan a los proyectos hidroeléctricos, “se propone mantener un enfoque relacional desde la geografía económica y ambiental, que reconozca las dinámicas territoriales y la relación sinérgica y acumulativa que tienen los impactos ambientales”.

Para la socióloga Romero, esto contribuye significativamente a un análisis de la viabilidad y la sustentabilidad de los proyectos hidroeléctricos desde un proceso de licenciamiento, ya que hoy se definen los impactos ambientales como si fueran una fotografía (instantáneos), y no un proceso relacional, sinérgico y acumulativo.

“Parece que se hiciera una extracción, un corte de territorio al momento de hacer un análisis dentro de un EIA, y en la vida real eso no es así, sino que realmente se debe seguir generando unos procesos relacionales ecosistémicos, ambientales y sociales con las comunidades”, subraya la investigadora.

PARTICIPACIÓN 

De acuerdo con los vacíos planteados en el estudio, Romero propone una fórmula para desarrollar este análisis con el fin de generar procesos de participación de las comunidades más activo en el licenciamiento ambiental.

La propuesta abarca categorías importantes a tener en cuenta, entre ellas: cambio climático, disponibilidad del agua, diversidad biológica, servicios ecosistémicos, riesgo geotécnico, calidad de vida, tenencia de la tierra rural, diversificación de la actividad productiva y gestión pública municipal.

“Las categorías de patrimonio cultural e implementación del Acuerdo de Paz también se deben incluir, pues la investigación identificó una alta concentración del desarrollo de hidroeléctricas en territorios rurales, especialmente en la cuenca del Magdalena y del Cauca, donde se concentra la mayor parte de la población colombiana”
, recalcó la investigadora.

Agregó que, en esos extensos territorios rurales también es donde se han tenido los mayores impactos del conflicto armado, aspectos que tampoco se consideran para adelantar estos macroproyectos.

Para desarrollar el estudio, Romero en un primer paso estableció unas categorías de análisis desde la perspectiva geográfica, para definir unas variables. Luego se estudiaron los lineamientos que trazaron las autoridades ambientales para identificar dos temas centrales dentro del proceso de construcción de los EIA: el primero, es la definición o delimitación de las áreas de influencia; y el segundo, es el proceso de zonificación ambiental, considerado como una forma de ordenar el territorio.

Otra de las consideraciones finales de la investigación, según la socióloga Romero, es que en el país se deben tener en cuenta los cambios en el tipo de generación de energía hidroeléctrica.

“Se debe pasar de las grandes centrales con embalse a proyectos más pequeños y alternativos de generación energética, que se desarrollen a una escala más local y regional, atendiendo las necesidades de abastecimiento de manera más sostenible”
, subrayó la catedrática.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido