close
close

Economía

Adiós a Alfredo Hoyos, fundador de Frisby

Varias personalidades lamentaron ayer la muerte del empresario. Hace unas semanas su vida y obra fue destacada en los Premios Portafolio 2020.

Alfredo Hoyos Mazuera

Alfredo Hoyos Mazuera, ganador del premio Vida y Obra Empresarial de Portafolio.

Portafolio

POR:
Portafolio
diciembre 14 de 2020 - 09:30 p. m.
2020-12-14

Con pesar, el país recibió ayer la noticia del fallecimiento de Alfredo Hoyos Mazuera, fundador de la cadena Frisby, a los 74 años, en la ciudad de Pereira. “Fue un empresario abanderado del Capitalismo Consciente que trabajó con un propósito superior, alimentar con amor, para contribuir al desarrollo del país.

(Lea: Frisby, la ruta para el propósito superior de Alfredo Hoyos)

Con su visión, liderazgo inspirador, experiencia y filosofía de vida, impactó a la sociedad y a cada persona con quien tuvo contacto”, dijo la compañía al comunicar su deceso.

“Frisby S.A. seguirá conservando su legado y su propósito superior, como marca y como empresa, siempre con la visión de trabajar por un mejor país”, puntualizó.

La trayectoria empresarial de Alfredo Hoyos, que se refleja en la cadena de comidas de reconocimiento nacional, fue exaltada hace apenas unas semanas con el premio Vida y obra a un empresario en los Premios Portafolio 2020.

Conocida la noticia, varias personalidades lamentaron la muerte de don Alfredo, como le decían quienes lo conocieron, y reconocieron su aporte al desarrollo empresarial y la generación de empleo en Colombia y en su región.

La vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, dijo en un trino que “se nos fue un gran ciudadano y empresario. Comprometido con el país, el empleo y sus trabajadores de Frisby. Un ciudadano extraordinario, padre de familia inmejorable y esposo ejemplar. Se fue un hombre bueno en todo el sentido de la palabra. QEPD Alfredo Hoyos”.

El presidente de la Asociación de Empresarios de Colombia, Andi, Bruce Mac Master, manifestó desde su cuenta de Twitter que “lamentamos profundamente la partida de Alfredo Hoyos Mazuera, gran persona y empresario, miembro destacado de la Andi y de sus juntas, desde donde acompañamos a su familia y a todos los colaboradores de Frisby”.

A su turno, el alcalde de Pereira, Carlos Maya señaló en un trino que se va uno de los “más grandes pereiranos de todos los tiempos”.

Destacó a don Alfredo como “un hombre del que todos nos sentimos orgullosos. A su esposa, sus hijos, familiares, amigos y colaboradores, mi abrazo de condolencia. La bandera de nuestra ciudad cubrirá su féretro”.

En el mismo sentido, se pronunció el alcalde de Medellín, Daniel Quintero Calle, quien citó al empresario fallecido como un gran hombre. “Enseñaba a jóvenes a emprender a través de su historia y hablando del cariño y respeto por sus colaboradores. Sé que lo extrañarán”, añadió en un trino.

Hoyos Mazuera entra a la lista de los colombianos emprendedores que han forjado la historia empresarial del país, convencido de la importancia de crear organizaciones con un propósito superior: brindar bienestar de las personas, antes que generar utilidades.

Aunque Frisby, fundada en 1977, simboliza su legado, construido con su esposa Liliana Restrepo, quien recibió a su nombre el galardón que le otorgó este diario, Alfredo Hoyos desde muy joven se inclinó por hacer empresa. Recibió una amplia formación humanística, inspirada en su madre, Fantina Mazuera, y una habilidad para los negocios aprendida de su padre, Alfredo Hoyos Mejía, considerado pionero del sector avícola colombiano.

Los Hoyos se asentaron en Pereira porque Hoyos Mejía, aventurero e inquieto por la actividad empresarial, partió de su natal Yarumal, en Antioquia, a la capital de Risaralda, en 1935. Allí se vinculó al comercio.

Luego, en un viaje a Japón que hizo para abastecer de juguetes una tienda por departamentos que tenía, conoció los desarrollos en el sector avícola, el negocio que marcaría el futuro de la familia.

Así fue como nació la primera granja avícola tecnificada que don Alfredo Hoyos Mejía montó en la finca Sierra Morena, según se recuerda en el libro “Una historia de amor llamada Frisby”, que recorre el origen y los principios de la popular marca y de su fundador.

Su hijo, Alfredo Hoyos Mazuera, había nacido el 17 de mayo de 1946 y desde siempre se sintió motivado por seguir a su padre en la actividad empresarial.

Antes de cumplir 30 años ya había fundado seis empresas. Desde muy joven se interesó por aprender inglés, igual que lo hizo su padre para poder hablar de negocios con los japoneses.

“Luego en 1962, don Alfredo envío a su hijo a terminar la secundaria en la Riverside Military Academy, de Gainesville, Georgia (Estados Unidos), persuadido por la idea de que esa experiencia le templaría el espíritu.

“Por aquel tiempo nadie sabía dónde quedaba Colombia, y Pereira ni siquiera aparecía en el mapa” , recordaba Alfredo Hoyos Mazuera, citado en el libro de referencia.
También estudió en Indiana y su estadía allá sirvió para que conociera más sobre el mundo avícola l.

Así fue como creó Impavicol, una compañía que brindó asistencia técnica a los avicultores del interior del país.Luego exploró el negocio de la carne de pollo, en vista de que la fortaleza de su padre estaba en la oferta de huevo. Nacieron la granja Santa Inés y Pimpollo. Después surgieron Procodes y Avícola del Pacífico.

Posteriormente inauguró con un amigo los restaurantes Pollo Loco, con sedes en Pereira, Manizales y Palmira. La novedad era el pollo asado. En el año 73 se alió con los creadores de Kokoriko y crearon Avinco Ltda. para operar la marca en el Eje Cafetero y Antioquia.
En 1973 vendió su participación en esa empresa y en Pimpollo, y en 1977 se casó con Liliana Restrepo.

Unos meses antes abrió en Pereira una pizzería llamada Frisby, causando gran sensación en esa ciudad, que desconocía el plato insignia de la comida rápida. La gente, con humor, la llamaba ‘la arepa voladora’.

Para dar variedad a la carta, introdujo el pollo apanado, que con el paso del tiempo desplazó la pizza, con una receta original que mantiene, más viva que nunca su promesa: “Nadie lo hace como Frisby lo hace”. Así nació esta cadena que, 43 años después, tiene más de 256 locales en 60 municipios del país, y es la huella que deja el empresario Alfredo Hoyos Mazuera.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido