El país económico se tomó con tranquilidad el ajuste a la regla fiscal

Analistas señalan que el Marco Fiscal de Mediano plazo será clave para conocer la hoja de ruta que el Gobierno trazará para cumplir con los ajustes.

En Colombia, solo Policarpa Salavarrieta ha sido impresa en nuestros billetes ($10.000).

El déficit fiscal de Colombia para este año ya no tendrá la meta de 2,4% sino de 2,7%

POR:
Portafolio
abril 01 de 2019 - 03:51 p.m.
2019-04-01

Como razonable califican expertos y analistas económicos la decisión del Comité de Regla Fiscal de flexibilizar las metas de déficit de Colombia para los próximos dos años.

(Lea: Recomiendan flexibilizar la regla fiscal para el 2019 y 2020)

La razón principal de esta determinación estuvo fundamentada en el impacto de la migración venezolana, dado que, según cálculos del Gobierno, los 1,2 millones de inmigrantes le cuestan al país cinco billones de pesos, que equivalen a medio punto del PIB.

(Lea: Ocde alerta sobre riesgo de flexibilizar regla fiscal)

Así las cosas, el déficit fiscal de Colombia para este año ya no tendrá la meta de 2,4% sino de 2,7%; mientras que para el 2020 ya no estará en 2,2%, sino en 2,3%.

En ese contexto, Munir Jalil, director de Investigaciones Económicas de BTG Pactual Colombia, señala que el Comité Consultivo de Regla Fiscal hizo su trabajo dentro del marco normativo que le rige. Además, destaca que es la primera vez, desde 2011 cuando se aprobó la ley, que se analizan elementos distintos a los precios del petróleo para modificar la meta fiscal.

“Para nadie es un secreto que si tenemos un incremento importante de la migración venezolana eso significa costos y la norma prevé esas características exógenas para permitir el incremento del déficit por los próximos tres años. En este caso 0,5, 0,4, y 0,3 puntos del PIB” dice.

Lo mismo piensa Luis Fernando Mejía, director de Fedesarrollo, quien indica que hay una justificación económica razonable desde el punto de vista del costo fiscal asociado a la migración venezolana. “Entendiendo esto, no vemos mayor razón para no acompañar con entereza esa decisión. Además, era un anuncio esperado por el mercado, por lo que no fue de mayor sorpresa”, precisa.

Para Bruce Mac Master Rojas, presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia, la determinación del Comité fue sincerar la situación migratoria del país. “La única posible preocupación de los tenedores de bonos colombianos o de los posibles suscriptores de deuda colombiana queda atenuada si se explica bien que se trata de un hecho extraordinario y que ninguna forma es señal de que se haya perdido la disciplina fiscal”, anota.

“Todo lo contrario, Colombia sigue siendo responsable en la disciplina fiscal y parte de esa disciplina consiste en reconocer esa necesidad”, añade.

Hace unos días, la Ocde había manifestado la necesidad de que Colombia modificara la regla fiscal para adaptarse a sucesos extraordinarios, pero enfatizó en un ajuste temporal “para preservar la disciplina fiscal y la transparencia”. En línea con eso, el Fondo Monetario Internacional también avaló al Gobierno la decisión bajo condiciones estrictas para salvaguardar el Marco Fiscal de Mediano Plazo.

No obstante, Mejía advierte que queda la pregunta de cómo el Gobierno va a garantizar el cumplimiento de la regla. “¿Será a través de una nueva reforma tributaria o ajustes por el lado del gasto? Ahí se va a centrar la discusión”, recalca.

Y agrega que en ese sentido el Marco Fiscal de Mediano Plazo va a ser muy importante porque va a aclarar cuál es esa visión que tiene el Gobierno frente a la combinación de instrumentos para poder ajustar el déficit fiscal. “Hay uno que tiene que ver con el recorte del gasto, que no es fácil. También por el lado de los ingresos el Gobierno está obligado a que la Ley de Financiamiento busque generar un ‘boom’ en la inversión que se traduzca en mayor crecimiento y por ende en un mayor recaudo tributario”, puntualiza Mejía.

Frente a ese aspecto, Jalil señala que la nota que las calificadoras de riesgo otorguen al país dependerá de la hoja de ruta que el Marco Fiscal de Mediano Plazo trace. “Acá el mensaje de que es un choque transitorio va a ser muy importante. El documento nos tiene que dar más argumentos en términos de los pasos concretos que se van a seguir para garantizar la sostenibilidad de esa nueva trayectoria, que implica medidas de austeridad y más ingresos”, recalca.

De acuerdo con Jalil, esa hoja de ruta le daría a las agencias “más calma”. “En caso de que ellas no se calmen, alguna de ellas nos pondría en observación a una perspectiva negativa. En todo caso, quedamos a la espera de cómo piensan manejar el 2020 hacia adelante”, precisa.

Siga bajando para encontrar más contenido