Al 2022, exportaciones de panela llegarían a unas 18.000 toneladas

El consumo nacional de este alimento está en casi 19 kilogramos per cápita y el objetivo es aumentarlo 2 kilos al finalizar el próximo año.

Carlos Mayorga, gerente general de la Federación Nacional de Productores de Panela.

Carlos Mayorga, gerente general de la Federación Nacional de Productores de Panela.

Cortesía

POR:
Portafolio
septiembre 20 de 2018 - 09:41 p.m.
2018-09-20

La panela, uno de los alimentos con mayor valor nutritivo, buscará multiplicar por casi cinco su volumen de exportación de aquí al 2022. Esto por lo que actualmente se exportan unas 4.000 toneladas de ese alimento cada año y la meta en cinco años es llegar a 18.000.

En diálogo con Portafolio, Carlos Mayorga, gerente general de la Federación Nacional de Productores de Panela (Fedepanela), dijo que, a diciembre de este año, el objetivo es vender al exterior unas 2.000 toneladas, principalmente hacia Europa y Estados Unidos, con el apoyo del Ministerio de Agricultura.

(Lea: La cañicultura debe diversificarse y ser eficiente)

¿A qué mercados internacionales está llegando la panela nacional?

Principalmente a Estados Unidos y Europa, en especial a España, Alemania y Francia, y también se ha llegado a Corea del Sur y Argentina. Tenemos proyecciones muy interesantes en este sentido. Son alrededor de 4.000 toneladas a 4.600 toneladas de panela colombiana que se exportan anualmente.

Hay que dejar claro que esta cifra viene aumentando en los últimos cuatro años, ya que se ha hecho una labor muy importante con el Gobierno para dar a conocer el producto en otros mercados.

(Lea: La panela, en el menú de vuelos de Wingo

La meta, según el plan estratégico de Fedepanela, es que de aquí a cinco años tengamos alrededor de 18.000 toneladas en el mercado externo.

¿Qué usos le dan en el extranjero?

En EE. UU. está muy dirigida a esos mercados étnicos y en Europa hay unos sitios de mercados con tendencias gourmet. También se destina para las industrias de alimentos.

La panela tiene una muy buena producción en el mercado externo. Es vista con muy buenos ojos por muchos distribuidores de alimentos, tanto en Estados Unidos como en Europa.

(Lea: Trece patentes de panela le han pedido a la Superindustria

Y es fundamental que a través del Ministerio de Comercio y ProColombia se sigan apoyando a estos empresarios paneleros con participación en eventos, ruedas de negocios y haciendo una gestión comercial sistemática en los diferentes países en donde Colombia tiene la posibilidad, a través de sus diferentes instituciones, de poder hacer esta labor de promoción y comercialización de la panela.

¿Qué otros planes tienen a corto plazo?

Andrés Valencia, ministro de Agricultura, destinó unos recursos para que, de aquí a diciembre, podamos exportar alrededor de 2.000 toneladas de panela. Estas toneladas serán objeto de un incentivo, que será distribuido en un 30% entre el exportador y un 40% para el productor.

Asimismo, es muy importante que en los Programación de Alimentación Escolar (PAE) sea tenida en cuenta la panela y que sean los mismos productores organizados y formales de los territorios los que se conviertan en proveedores. Paralelamente, seguiremos con nuestra gran campaña para motivar el consumo de panela, de la mano de entidades departamentales.

¿En cuánto está el consumo nacional de panela?

En promedio, está en 19 kilos per cápita y la idea es subirlo a unos 20 o 21 kilos para el otro año.

¿Cuáles son las principales regiones productoras?

Los departamentos más productores son Santander, Boyacá, Cundinamarca y Antioquia. Entre estos cuatro producen el 53% del total nacional de panela. Además, Fedepanela tiene estructuras de mieles en 14 departamentos y en 164 municipios del país.

¿Cuántas familias dependen directamente de esta industria?

Estamos hablando de 21.000 trapiches, 70.000 fincas y 350.000 familias que derivan su sustento de esta actividad en los diferentes eslabones de la cadena.

¿Cómo les ha ido a los productores nacionales este año?

En primer lugar, el tema de ingresos a los productores ha estado muy limitado, restringido y casi crítico, debido a que ha habido una tendencia a la baja muy fuerte.

A mitad de año del 2017, el precio de la panela en bloque estaba en un promedio de $2.500. Y a la fecha está en alrededor de $1.500 promedio nacional. Hemos encontrando algunos municipios con un precio de $1.200 el kilo.

Esto golpea muy fuerte a las economías, no solo de las familias paneleras, sino de las zonas paneleras que dependen en gran medida de esta actividad. Y de igual manera, si estamos hablando de unos costos de producción de alrededor de $2.400 el kilo, pues vemos que está castigando muy fuerte a los productores.

En lo que se refiere a volúmenes, en comparación de un año o año y medio, cuando se presentó el fenómeno de El Niño, la producción disminuyó porque este fenómeno golpeó fuertemente a los cultivos.

Hoy en día encontramos ya una producción que se ha estabilizado con un agravante, que cuando se presentó esa buena época de precios pues la mayoría de productores arreglaron sus cultivos y hoy tenemos mayor producción que la que históricamente se había tenido.

Estamos hablando que en los últimos 16 meses a la fecha se han producido unas 125.000 toneladas.

¿Qué retos o desafíos tienen de cara al futuro?

Hay varios escenarios a trabajar. Están el Gobierno Nacional, el Congreso, y lógicamente el mismo subsector; el reto es de todos. Los desafíos son cómo, de una manera articulada, le damos una salida al tema comercial en el país; esto hablando de la formalización de todo el subsector, al igual que una inversión en mercados, en donde los productores organizados, a través de sus agroempresas, intervengan directamente en diferentes segmentos de mercado, entre ellos el institucional.

Estamos hablando de la necesidad de que el poder legislativo, a través de diferentes proyectos de ley, genere incentivos o algunas herramientas que permitan que los productores puedan ser sostenibles, a través de desarrollo de producto y de mercados. Se deben buscar canales de comercialización.

SOLUCIONES ESTRUCTURALES PARA LOS PANELEROS

Si bien el sector panelero nacional ha tenido subsidios por parte del Gobierno, Carlos Mayorga, gerente general de la Federación Nacional de Productores de Panela, considera que se deben buscar también otro tipo de remedios. “Hablo de soluciones estructurales que incentiven a la formalización, a la empresarización del campo y a desarrollar mercados, sino esto se quedará en una tendencia en donde cada tres o cuatro años estamos en la misma situación, por no haber abordado el tema de manera estructural”, puntualizó Mayorga. El directivo gremial también recordó que este producto juega un papel importante en el tejido social y en la construcción de la paz en el país, dado que los departamentos donde se produce han sido víctimas del conflicto armado en años anteriores.

Andrés Felipe Quintero Vega
En Twitter: @QuinterovAndres

Siga bajando para encontrar más contenido