Grandes tecnológicas, de nuevo en el banquillo por monopolio

En una imagen inédita, los CEOs de Amazon, Apple, Google y Facebook testificaron de manera conjunta en el Congreso de EE. UU.

audiencia

El fundador y CEO de Amazon, Jeff Bezos, compareció por primera vez ante el Congreso de Estados Unidos.

AFP

POR:
Rubén López Pérez
julio 29 de 2020 - 10:00 p.m.
2020-07-29

“En pocas palabras, tienen demasiado poder”. Esa corta frase fue el resumen de una jornada inédita en la que ayer los CEOs de Apple, Amazon, Google y Facebook testificaron ante el Congreso de EE. UU. para defenderse de las acusaciones de monopolio, una sombra que las tecnológicas no han logrado dejar atrás.

(Lea: Así se defenderían gigantes tecnológicos en audiencia antimonopolio)

La frase la lanzó el presidente de la comisión antimonopolio de la Cámara de Representantes, David Cicilline, quien agregó que “ya sea privilegiándose, estableciendo precios predatorios o llevando a los usuarios a comprar productos adicionales, las plataformas dominantes han ejercido su poder de manera destructiva y perjudicial”, según AFP.

(Lea: Audiencia de los gigantes tecnológicos impulsa a Wall Street)

Acusaciones que desestimaron: Jeff Bezos (Amazon) resaltó su aporte al empleo y altos salarios, y rechazó que destruye negocios para adquirirlos. Apuntó que solo tienen el 5% del retail global. Tim Cook (Apple) aseguró que no cuenta con posición dominante en ninguno de su mercados y señaló la competencia del segmento.

(Lea: Silicon Valley pasa al ‘banquillo’)

Mark Zuckerberg (Facebook) dijo que tanto Amazon como Google están muy por delante en temas de publicidad y defendió las compras de Instagram o WhatsApp, y Sundar Pichai (Alphabet) se centró en destacar su apoyo a pymes de todo el mundo.

Pero más allá de las acusaciones y la defensa de las tecnológicas, el evento de ayer mostró una vez más que estos ‘monstruos’ empresariales, que alguna vez fueron intocables, siguen en el foco público por su influencia y poder.

Los problemas en los últimos años se le han acumulado a cada uno. Por un lado, sigue en pie el proyecto que busca impulsar impuestos a estas firmas, el cual sigue en debate en la Ocde y que defiende que deben pagar tributos por los beneficios que obtengan en cada país.

Facebook es el caso más llamativo, pues Zuckerberg ya ha estado ante varios congresos respondiendo por el escándalo de Cambridge Analytica, fugas de datos, problemas de privacidad y acusaciones de monopolio.

Entre otras, Facebook enfrentó una multa de la UE de 1.400 millones de euros por el ‘hackeo’ que sufrió, de 110 millones por ocultar información en la compra de WhatsApp y, por parte de EE. UU., de US$5.000 millones por el escándalo.

Google también ha estado en el foco de Europa, pues le impuso sus mayores sanciones: una de 4.340 millones de euros por posición dominante en las compras y publicidad de Android y de 2.400 millones de euros por su buscador.

Apple tampoco se libra, pues ha sido acusado de cobrar una tasa abusiva de hasta 30% a las ‘apps’, y fue denunciado por Spotify por prácticas injustas con el resto de competidores.

Por último, Amazon enfrenta el escrutinio por su posición mayoritaria en el e-commerce de EE. UU., del que tiene el 40%, así como un supuesto mal uso de los datos de vendedores para desarrollar sus propios productos, y sus adquisiciones.

“No es la primera vez que hay cuestionamientos por temas de privacidad, de seguridad y de posible venta de información. Lo que está en el centro es la inmensa influencia mundial que pueden ejercer y su poder monopólico. El Congreso está interesado en la regulación de ese poder de cuatro monstruos empresariales que hasta ayer eran intocables”, apunta Giovanni Reyes, profesor de la Escuela de Administración de la Universidad del Rosario.

Además, como agrega Reyes, “En EE. UU., entre 66% y 77% de las personas se inclinarían por regulaciones, y no menos de 62% reconocen el beneficio que han generado. Es de considerar que todas esas empresas representan en mayor o menor grado grandes innovaciones y mejoras estructurales en modelos de negocios, y eso implica poder monopólico. Lo crucial es si es conveniente y su control”.

Aunque estas prácticas son la mayor razón del evento, los expertos apuntan a que no son las únicas.

David Castrillón, docente-investigador de la Universidad Externado, señala que “estas empresas están cada vez más bajo la lupa por razones políticas. Por una parte porque, a los ojos de algunos, encarnan las injusticias que se ven al interior de EE. UU. Por la otra, porque han estado involucrados en escándalos que requieren escrutinio”.

Y ante esto, Castrillón resalta que lo de ayer se debe ver en dos niveles. “Al nivel doméstico, ocurre a menos de 100 días de las elecciones presidenciales, por lo que será usado de forma política. En el plano mundial, ocurre en medio del debate sobre la guerra tecnocomercial con China” y la carrera por el 5G.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido