El asedio de los precios del petróleo

La afectación de precios de crudo, está repercutiendo negativamente en los países exportadores de petróleo. 

Petróleo

En abril y mayo, los precios han tenido una recuperación, pero no está asegurada en los mercados mundiales.

Archivo particular

POR:
Portafolio
julio 07 de 2020 - 03:23 p.m.
2020-07-07

El tema del comercio internacional es vital no sólo para la reactivación de los países latinoamericanos, sino también como factor que asegura la estabilidad del crecimiento. De esa fuente se generan las divisas necesarias que fortalecen el desempeño económico. En el caso de la economía colombiana, las condicionantes y dinámica del comercio internacional de petróleo es fundamental -entre otras consideraciones- para el ingreso de recursos al Estado y a partir de allí, poder contar con fondos oportunos especialmente ahora que se tienen estímulos fiscales al enfrentar la actual pandemia del Covid-19.

(Precios del petróleo siguen golpeando a las exportaciones). 

En tal sentido se hace evidente que durante el primer trimestre el comportamiento de los precios del crudo conllevó un cuadro mixto: en enero -tal y como lo reporta el Banco Mundial- se tuvo un repunte de precios que llegó a cerca de 8 por ciento. No obstante, esos precios bajaron en febrero pasado, un 11 por ciento, para terminar, derrumbándose el nivel de cotización en marzo a casi 48 por ciento. Es cierto que luego, en abril y mayo, los precios han tenido a una recuperación, pero la misma no está, ni mucho menos asegurada en los mercados mundiales.

(Covid-19: oportunidad o amenaza para la industria petrolera). 

Estos factores de precios del crudo, unidos a las erogaciones del gobierno colombiano para contrarrestar los negativos efectos de la pandemia -un total de fondos que podrían llegar al 10 por ciento del producto interno bruto (PIB) del país- están presionando para que la iniciativa de una nueva reforma tributaria se coloque en el centro del debate nacional.

Los temores se amplían toda cuenta que las locomotoras del crecimiento económico mundial tienden a la desaceleración en medio de este confinamiento.
Se estima que las contracciones de producción en Estados Unidos y Europa, pueden fluctuar entre -7 y -8 por ciento. Se sabe ya, mediante cifras confirmadas, que China contrajo su economía en 4 por ciento tanto sólo en el primer bimestre de este año.

En general, el portafolio de energía se estima que caería en precios, este primer semestre, en un 23.6 por ciento -de nuevo jalonado por las cotizaciones del crudo, según lo ha dado a conocer el Fondo Monetario Internacional (FMI). La gran caída de precios de marzo -se ha confirmado ahora- se debió al gran aumento de producción y exportación por parte de Arabia Saudita, en un intento por desplazar o al menos desestimular la producción mediante métodos no convencionales de petróleo, por parte de Estados Unidos.

Es evidente que todo este escenario de afectación de precios de crudo, está repercutiendo negativamente en los países exportadores de petróleo, aunque las cifras favorecen a las naciones importadoras. Todo ello, en un escenario colombiano que debe enfrentar los choques combinados de la oferta -inactividad de fábricas- y choques de la demanda -expansión del desempleo.

Sandra Milena Chacón
Decana de la Escuela de Administración de la Universidad del Rosario.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido