Arrendatarios no podrán ser desalojados ¿qué propone el Distrito?

La alcaldía de Bogota recomienda algunas medidas para que inquilinos y propietarios lleguen a soluciones durante la coyuntura por el coronavirus.

Colombia también se lleva el puesto de la más barata en cuanto a arriendo se trata. Alquilar un piso de 100 metros cuadrados en un barrio de clase media y céntrico cuesta 580 dólares. En Brasil, el precio es de 635 dólares; en México, es de 800 dólares, y

Archivo particular

POR:
Portafolio
abril 02 de 2020 - 09:38 a.m.
2020-04-02

La Alcaldía de Bogotá y Fedelonjas proponen soluciones para que inquilinos y propietarios llegue a acuerdos durante la coyuntura por el coronavirus. Entre ellas, hay 
estrategias y recomendaciones sobre las medidas que pueden tomar ambas partes para hacer frente a la crisis económica.

(Lea: Gobierno fija cuatro medidas para el pago de arriendos en el país)

1. Solidaridad entre el propietario, la inmobiliaria y el inquilino

Es importante concientizarnos que todos dependemos de los otros, que nos encontramos en una permanente interdependencia y así, todos deberíamos cooperar y ayudarnos en la medida de lo que podemos. La solidaridad en este punto, se convierte en pieza clave para asegurar la prevalencia del interés general y el apoyo a las personas más vulnerables de nuestra sociedad.

Respecto a la situación temporal que atravesamos los colombianos hoy en día, es importante resaltar que de todos depende encontrar soluciones para salir juntos adelante.

2. Fórmulas de arreglo entre las partes

Es preciso proponer a nuestros inmobiliarios, que realicen la revisión de cada solicitud de manera independiente, y que se conviertan en puente de comunicación y de generación de alternativas de solución entre propietarios e inquilinos.

En este sentido, la Lonja a través de su Centro de Conciliación y Arbitraje especializado en el sector inmobiliario, ofrece sus servicios para realizar audiencias virtuales que permitan la generación de consensos y facilitar el encuentro entre las partes del contrato de arrendamiento, teniendo en cuenta las medidas de seguridad y aislamiento ordenadas por el gobierno nacional.

Para ello es fundamental resaltar el derecho a la vivienda, y su carácter primordial en la crisis que actualmente se presenta dada su conexidad con otras garantías constitucionales, por ello es necesario recalcar la importancia de acceder a los mecanismos de conciliación públicos y privados, en consecuencia, dentro de las fórmulas de arreglo que se pueden presentar, se sugiere revisar los contratos, a efectos de flexibilizar el contenido de las cláusulas y obtener acuerdos ajustados al contexto social actual hasta el momento en que se levanten las medidas de emergencia.

3. CUMPLIMIENTO DE LAS OBLIGACIONES

El propietario, la inmobiliaria y el inquilino, bajo el principio de la autonomía privada de la voluntad están facultados para plantear diversas soluciones. Se hace necesario conciliar cada caso y de considerarlo pertinente incluir cláusulas transitorias que regulen esta situación atípica.

En relación con los propietarios, somos conscientes que, para muchos de ustedes, su sustento y el de sus familias dependen del pago de los cánones de arrendamiento, sin embargo, los instamos a ser comprensivos y los invitamos a que escuchen las propuestas de sus arrendatarios e intermediarios, para que sus ingresos no se vean tan afectados por la crisis, y nos ayudemos unos a otros.

De igual manera, es importante que las personas que tengan la capacidad económica para cumplir normalmente con sus deberes lo realicen, para que así, se mantenga el equilibrio financiero de otras personas.

En caso tal, que por la emergencia esto pueda verse afectado, sugerimos que se analice cada caso de manera particular, según su destinación, uso comercial o de vivienda, buscando siempre el equilibrio entre el propietario, inmobiliaria e inquilino.

4. APOYO PARA LOS SERVIDORES DE TELECOMUNICACIONES

Este es un llamado a que las unidades habitacionales, permitan el acceso de los encargados del mantenimiento de los servicios de telecomunicaciones, con las debidas medidas de protección; ellos, como muchos héroes ocultos, están exponiéndose para que la ciudad siga dinamizándose desde casa.

“Es de gran importancia, para que Bogotá siga siendo productiva, que las personas puedan acceder a los servicios de Internet y telefonía, sin ningún contratiempo. Recordemos que el trabajo en casa, además de ser una herramienta de productividad, nos está ayudando a salvar vidas” agrega Carolina Durán, Secretaria de Desarrollo Económico de la ciudad.

5. INCENTIVAR UNA CONVERSACIÓN DE AYUDA A LA PEQUEÑA Y MEDIANA EMPRESA

Entendiendo que los pequeños y medianos comerciantes y arrendadores e inmobiliarios se están viendo muy afectados por la crisis, es importante generar una conversación para procurar la creación de una mesa de trabajo con el fin de integrar a todas las partes, para generar alternativas y así, todos con la camiseta puesta, remar hacia el mismo destino para salir adelante, apoyando y colaborando a otros sectores de la industria.

Con lo dicho, se hace un llamado a la tranquilidad y a la calma; igualmente es importante poner en conocimiento de la ciudadanía que la Secretaria Distrital del Hábitat y la Lonja de Propiedad Raíz de Bogotá unen sus esfuerzos para generar estrategias y acciones ante la coyuntura sanitaria, social, económica y ecológica derivada de la pandemia COVID-19, junto a varias actividades desarrolladas en el sector inmobiliario, propendiendo la defensa y el respeto de los derechos de los propietarios, los inmobiliarios y los inquilinos.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido