close
close

Economía

Arroz, el alimento básico que aguantó el golpe de la inflación

El cereal es de los pocos productos que aún tiene precios por debajo de los de hace un año, pero ya registra aumentos.

Arroz

La producción del arroz cayó 6,2% en el segundo semestre de 2021 frente al 2020.

Archivo

POR:
Portafolio
febrero 20 de 2022 - 09:00 p. m.
2022-02-20

La inflación está afectando por lo menos el 93% de los productos de la canasta familiar. A pesar de que el arroz es de los pocos que aún se mantienen por debajo de los precios de hace un año (con una variación en su IPC anual de -11,97%), este cereal, básico en la dieta de los colombianos, también lo están alcanzando los aumentos de precios.

(Consumo de arroz podría estar a la baja). 

Una baja producción en 2021, sumada a los efectos del paro y a la subida en los insumos fueron la tormenta perfecta para que el arroz se contagiara, poco a poco, de las presiones inflacionarias. “A través del Sipsa (Sistema de Información de Precios y Abastecimiento del Sector Agropecuario) vemos que por ejemplo el arroz está observando ya contribuciones y variaciones positivas, luego de muchos días y meses aportando puntos negativos a la inflación”, indicó Juan Daniel Oviedo, director del Dane, en la última entrega del IPC.

Pero en el caso del arroz, la subida de precios es la recuperación del valor perdido en 2021. Sandra Avellaneda, directora de la Cámara Induarroz de la Andi, aclaró que al igual que otros cultivos, el costo de sembrar y producir arroz ha estado afectado por el mayor costo de los agroinsumos, pero que en 2021, al contrario de otros productos, el arroz fue de los pocos alimentos que redujo su precio, por las expectativas de sobre producción.

“La producción nacional de arroz y el precio final al consumidor dependen de muchos factores: el área sembrada, el clima y las condiciones de la oferta y la demanda”, dijo Avellaneda, y reiteró que el compromiso de la industria está en ofrecer al consumidor un arroz de calidad a precio justo.

(Inflación subiría a 7,35% en febrero). 

La última Encuesta Nacional de arroz mecanizado del Dane, que recoge los datos del segundo semestre de 2021, mostró como la producción de este alimento cayó en un 6,2% frente al mismo periodo de 2020, pasando de 2’258.926 a 2’117.930 toneladas. El reporte semestral indicó que también disminuyeron las áreas sembradas en 24,8%.

Esta caída en la producción es uno de los factores que ha afectado el precio del cereal y obedece, precisamente, al alza de agroinsumos, fertilizantes y hasta del petróleo.

Arroz

La producción del arroz cayó 6,2% en el segundo semestre de 2021 frente al 2020.

Archivo

DE LA SOBREPRODUCCIÓN A LOS ALTOS COSTOS 

La resistencia del arroz a la inflación tuvo su origen en una sobreproducción por las restricciones de la emergencia sanitaria. Así lo explicó José Manuel Suso, gerente de Arroz Blanquita, empresa que trabaja más de 30.000 hectáreas y tiene dos plantas, en Jamundí (Valle) y Aguazul (Casanere).

“Cuando nos encerraron, la gente compró arroz, huevos y papel higiénico. Eso incrementó el consumo hasta mayo del 2020, y el preció subió 20% para el agricultor y estimuló las siembras desproporcionadamente”, señaló.

El 2020 cerró entonces con sobreoferta, pero en el primer trimestre de 2021 se dio, además, una caída del consumo que según el empresario fue de 17%, hecho que atribuyó a las cuarentenas prolongadas y restaurantes cerrados. Así, las ganancias de los agricultores se vieron afectadas, y según Suso cayeron un 36%.

(Inflación en Colombia: ¿hay estimaciones de cuándo empezaría a bajar?). 

Otro un giro inesperado para los arroceros llegó con los bloqueos del paro nacional que aumentaron el precio de los fertilizantes, ya encarecidos por la crisis global de insumos.

Freddy Bahamón, agricultor del corregimiento de San Alfonso, en Villavieja (Huila), afirmó que hace un año un bulto de agroinsumos estaba en $170.000, y ahora está en $220.000. “Para sacar una carga de arroz sale más o menos la hectárea en $9 millones”, agregó. Bahamón hizo hincapié en la situación de los bajos costos que se tuvieron en el 2021, producto de la sobreoferta.

“Fue un año de crisis total para la línea arrocera, hoy está a $180.000 la carga de arroz, hace un año estába a ese precio, pero luego cayó a $114.000”, dijo, y aseguró que el costo de las máquinas recolectoras subió por alzas en combustibles.

Con los ingresos comprometidos, el alza en agroinsumos llevó a un declive de la producción, y se estaría encareciendo el cereal. “El arroz trae un precio recaído, pero ya empezó a subir. Estamos recuperando el precio de 2020, y eso estimula la siembra, sin embargo, los insumos no se ha normalizado”, aclaró Suso, quien estimó que el kilo podría llegar a $3.500.

LAURA LUCÍA BECERRA ELEJALDE
LEIDY JULIANA PEÑA SOLANO

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido