Así afectaría Ley de Financiamiento la inflación y el salario mínimo

Expertos aseguran que, de aprobarse, es necesario que el Gobierno plantee un aumento del salario mínimo por encima del 6%.

Billetes

El IVA se disminuiría gradualmente en un punto porcentual el impuesto, es decir, pasaría del 19% al 18% en el 2019 y al 17% en el 2020.

Archivo portafolio.co

POR:
Portafolio
noviembre 01 de 2018 - 09:31 a.m.
2018-11-01

Sin duda alguna la Ley de Financiamiento radicada este miércoles por el Gobierno, dejó un trago amargo para los colombianos de la clase media, ya que de ser aprobado el texto presentado ayer, sus bolsillos se verían seriamente afectados.

Expertos aseguran que el gravamen a la canasta familiar afectaría a esta población ya que los precios de algunos productos (en especial los alimentos) tendrían un aumento significativo si se aplica un IVA del 18%. 

Pero, ¿qué tan cierto es esto? En la actualidad el 53% de los productos de la canasta básica familiar están gravados con un IVA del 19%. De aprobarse el proyecto de Ley de Financiamiento y que el texto final sea el presentado este miércoles, se disminuiría gradualmente en un punto porcentual el impuesto, es decir, pasaría del 19% al 18% en el 2019 y al 17% en el 2020, lo que significaría en principio una mejora en la capacidad de compra.

(Lea: ¿A cómo quedarían la leche, arroz y otros productos con el IVA de 18%?

Sin embargo, el Gobierno busca compensar esa disminución porcentual con un mayor número de productos que pagarían tributo, lo que se le conoce como ampliación de la base.

Según la Encuesta Nacional de Presupuestos, de los 781.242 pesos que reciben los colombianos como salario mínimo, el 58,8% se destina a servicios públicos, compra de alimentos, transporte, educación y salud, productos que en la actualidad están exentos del IVA. Este gasto corresponde a 459.370 pesos del salario mínimo.

Por otro lado, el 8,4% se destina a restaurantes, que tiene un impuesto del 8% y que corresponde a 65.624 pesos; y finalmente el 32,8% se destina a prendas de vestir, muebles, información, recreación y bebidas que corresponde a 256.247 pesos.

(Lea: Normas antievasión, los puntos débiles en la Ley de Financiamiento

De acuerdo con Jeison Pinilla Álzate, docente del departamento de economía de la Universidad Central, al revisar estas cifras y el texto de la Ley de Financiamiento, para que los colombianos puedan adquirir los mismos productos después de la reforma necesitarían ingresos cercanos a 807.524 pesos, lo que se traduce en un aumento del 3,36%. “Al añadirle a este valor la inflación, que se estima en un 3,3%, aumentaría el costo de la canasta familiar un 6,77%”, señaló el experto.

Por su parte, Javier Cárdenas, gerente general de Finance Group, calcula que los cambios que se vendrían con la reforma, significarían un incremento del 7,9% de los ingresos destinados por los ciudadanos a la compra de los productos de la canasta familiar.

“Técnicamente se podría prever una afectación a la demanda de la economía en bajas proporciones, por cuanto dentro del total del gasto de una familia tan solo el 16% es en alimentos. Es por lo anterior que el incremento del salario mínimo tendrá un papel fundamental para que el bolsillo de los colombianos no se vea tan afectado”, explicó Cárdenas.

De acuerdo con el experto, si una persona gasta en su canasta básica un millón de pesos tendría que aumentar 79.000 pesos para cubrir sus gastos y mantener el ritmo de vida que lleva en la actualidad. “Cabe resaltar que este efecto sería casi cero para las personas con bajos ingresos, quienes se verían beneficiados por la devolución del impuesto”, señaló.

Ante estos, tanto Cárdenas como Pinilla concuerdan en que para sopesar este incremento en la canasta familiar, es necesario que el Gobierno aumente el salario mínimo en más de un 4%. 

“El incremento del salario mínimo debe tener en cuenta los aumentos de los precios del año que finaliza, los que se aproximarán para cierre de 2018 a 3,7%, si a ello se le suma el efecto que tendrá el incremento de la canasta básica en el total de la economía, es decir un 1,2% el aumento propuesto de un 4% no será suficiente”, afirmó Cárdenas.

"Revisando el monto necesario para comprar los mismos bienes adquiridos antes de la reforma que sería de $807.524 y el incremento del 6,77% que tendría la canasta familiar, este es el porcentaje mínimo que debería aumentar el salario mínimo para que los colombianos mantengan la calidad de vida que poseen", explicó Pinilla.

Siga bajando para encontrar más contenido