Así fue el comportamiento del gasto de los hogares colombianos en 2019

De acuerdo con Raddar, el año pasado este indicador tuvo el crecimiento más grande desde su medición.

Ambiente laboral

El aumento real fue de 6% y de 9,7% en valor, al sumar $727 billones.

iStock

POR:
Portafolio
enero 10 de 2020 - 07:14 p. m.
2020-01-10

Los hogares colombianos elevaron sus niveles de gasto el año pasado.

El aumento real fue de 6% y de 9,7% en valor, al sumar $727 billones.

(El gasto de los hogares va a un buen ritmo para el 2020). 

Dicho crecimiento real es mayor al del 2018 cuando se situó en 2,7% según el reporte preliminar que divulgó la firma Raddar.

En diciembre, señala el informe, las compras de las familias del país crecieron encima del promedio anual con 8,1%.

Lo que se logró en 2019 fue devolver el crecimiento de la capacidad de compra, que estaba en 100 cosas en 2015 y solo creció a 105 cosas en 2019, recuperando parte del aumento esperado que debería estar en cerca de 115 cosas compradas (10 por debajo).

“Cabe anotar que al hacer la estimación incluyendo población venezolana el crecimiento pasa a solo 3 productos más aproximadamente”, añade.

Camilo Herrera, CEO de Raddar, explica las razones por las cuales se dio el dinamismo del gasto en Colombia durante el año anterior.

Lo primero, asegura su análisis, es una mejora en los ingresos por una aumento en los salarios y los honorarios. Para el efecto, cita el caso del salario mínimo que aumentó un 6%, con un crecimiento real del 2,3% en su capacidad de compra.

El otro factor que favoreció el comportamiento del gasto fue el desempeño de las remesas que llegaron a los hogares.

“Si bien aún no se ha publicado el dato oficial del Banco de la República en 2019, debe ser superior a 22 billones de pesos, que representan cerca del 3% del gasto de los hogares, con un crecimiento cercano al 20%”, sostiene el experto.

La otra variable que jugó a favor del gasto de los hogares tiene que ver con los créditos. Se presentó un aumento del 23% en las colocación de préstamos en los hogares (libre inversión, hipotecario y tarjetas de crédito), frente al año pasado, llegando a los $211 billones. Este monto es cerca del 29% del gasto de los hogares y explica 42% de su aumento.

(Gasto de los hogares en agosto fue el más alto desde enero de 2016). 


A esa disponibilidad de financiación, se añadió mejores condiciones en las tasas de interés que ofrecieron los bancos. Según Raddar se redujeron levemente, pese al aumento de la inflación. La tasa promedio de tarjetas de crédito pasó de 27,9% a 26,2% en un año.

La migración venezolana también puso su cuota. Se notó el aumento en el tamaño de demanda de bienes y servicios por los cambios poblacionales, considera Raddar.

Otro factor que influyó fue la mayor a inflación. “El aumento en el nivel de precios de los alimentos, generó unas dinámicas de gasto ligeramente diferentes a las esperadas, pero sin cambiar de manera importante la canasta”, indica el análisis.

Un fenómeno que detectó el estudio es que aparecieron nuevas categorías de gasto y otras ganaron dinamismo. Por ejemplo, se evidenció un mayor gasto y frecuencia del cine (que creció su taquilla en un 14%), la expansión de uso de patinetas eléctricas en algunas ciudades y la aparición de más puntos comerciales de comida venezolana.

CONSIDERACIONES 
 
Tras entregar los resultados, Camilo Herrera responde cuestionamientos en torno al crecimiento del gasto en medio de un fenómeno de aumento del desempleo en el 2019.

A su juicio, “esto ocurre porque, pese a que el desempleo crece por la migración venezolana y los ajustes propios de los cambios del mercado colombiano como una mayor demanda de mano de obra en el comercio y menos en la construcción, el mercado nacional sigue creando empleos, aunque desde la metodología del Dane esto no se refleje plenamente, ya que las estimaciones se hacen sin considerar la mayor población por migración”.

Igualmente, explica la situación del gasto por persona, teniendo en cuenta que es diferente a la generalidad del mercado. Según la Gran Encuesta Integrada de Hogares del Dane, se identifican dos fenómenos.

El primero, es que el gasto promedio por persona en términos reales (sin contar venezolanos) creció 4,8%.

Esto, quiere decir que, si una persona compraba 100 cosas en 2018, pudo comprar 104 en 2019.

Lo otro, concluye, es que, en promedio cada hogar colombiano creció su gasto 3,9% frente al año anterior, pasando de comprar 100 cosas a adquirir 103,9 en el 2019.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido