Así será la nueva canasta familiar que mide el Dane

Desde ayer, el Dane ajustó la lista de productos, incluyó 12 rubros y actualizó las tendencias locales.

Canasta familiar

La compra de bienes y servicios tecnológicos ha sido de los que más ha crecido en los últimos diez años.

Juan B. Díaz/EL TIEMPO

POR:
Portafolio
enero 02 de 2019 - 09:00 p.m.
2019-01-02

La medición que hace el Dane –mes a mes– de la variación de los precios de los productos que consumen los colombianos cambió desde ayer.

(Lea: La inflación dejó de ser una preocupación)

El primer dato se conocerá el 5 de febrero, y corresponderá a la inflación de enero del 2019. Ese día, la entidad dará a conocer cómo arrancó la inflación del país este año, pero con la particularidad de que la canasta familiar colombiana estrena modificaciones.

La razón principal es que los bienes y servicios que se consumen a diario en los hogares han cambiado radicalmente desde el 2008, cuando se hizo la anterior encuesta, de tal modo que era necesaria una actualización.

El director del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), Juan Daniel Oviedo, explicó recientemente que los ajustes en los gastos de las familias colombianas, encontrados en la Encuesta Nacional de Presupuesto de los Hogares, dan cuenta de un mayor poder adquisitivo y de variaciones en el peso de algunos rubros.

Nueva radiografía
Entre los cambios se encuentran, por ejemplo, la mayor destinación de ingresos a salidas a restaurantes y hoteles, el aumento en los planes de voz y datos de celulares, la participación cada vez superior de las mascotas y los gastos más elevados que se hacen en las viviendas, ya sea para el pago de cánones de arrendamiento, de cuota de créditos hipotecarios o de adecuación de los inmuebles.

La consolidación de todos los cambios se da luego de 10 años y justo varios meses después de que la misma entidad estadística presentara la ENPH (Encuesta Nacional de Presupuestos de los Hogares), que reveló que la canasta familiar del país es muy diferente a la de hace una década, en buena parte porque los ingresos y gastos de los ciudadanos han ido mutando.

Esto llevó al Gobierno a incrementar de 9 a 12 los grupos que conforman la estructura del índice de precios al consumidor (IPC), “dándole una mayor desagregación respecto a la estructura actual”, según el Dane.

Ahora, las variaciones registradas mes a mes considerarán, por aparte, los gastos en bienes y servicios que se presentan en restaurantes y hoteles, equipamento del hogar (amoblamiento y adecuación), recreación y cultura, y bebidas alcohólicas y tabaco.

La nueva lista también modificará las contribuciones de cada rubro al IPC colombiano, ya que, por ejemplo, el gasto en alimentos ya no tiene el mismo peso como hace dos lustros, en tanto que la destinación a servicios públicos se ha incrementado considerablemente.

Para César Caballero, director de la firma Cifras y Conceptos y exdirector del Dane, “la encuesta de presupuesto es bastante importante para ver los cambios de patrones de consumo de la sociedad, particularmente acá, porque, en la tradición de ese informe, Colombia muestra enormes transformaciones en sus patrones de ingresos y gastos”.

Y agregó que al mirar el histórico de la ENPH, “se detalla cómo han cambiado todos los rubros y cómo el país se ha vuelto de renta media, tanto por sus ingresos como por sus consumos y gastos”.

Clase media
En esto ha coincidido también el actual director del Dane, quien ha asegurado en diversas presentaciones que el país ha ido consolidándose como de clase media, lo cual se vio reflejado en la ENPH.

En dicha encuesta se reveló, por ejemplo, que casi se duplicó el porcentaje de hogares que reportó tener gastos en comida en restaurantes, pues pasó de ser el 42,3% en el 2007 a más de 72% en el 2017. De igual forma sucedió con el rubro de cine y teatro, que pasó de ser consumido por 390.000 hogares a más de un millón.

Ejemplos como estos hay diversos e incluyen también los servicios de internet y tenencia de mascotas, que se han consolidado en la nueva canasta familiar, que –en el mismo sentido– sacará otros bienes y servicios, tales como arroz para sopa, ulluco, impresión de fotos, termos y valores de chequeras, que de a pocos se han extinguido del día a día colombiano.

Siga bajando para encontrar más contenido