Así sería el censo económico que tendría el país en el 2020

Su propósito: crear una radiografía de todos los negocios activos del país.

Economía colombiana creció 5,9% en el 2011, según el Dane

La idea sería ir a preguntar cosas como número de empleados, salarios, valor de la producción generada, si usa tecnologías o comercio electrónico, etc.

Archivo portafolio.co

POR:
Portafolio
septiembre 17 de 2018 - 09:45 p.m.
2018-09-17

Los colombianos podrían vivir un nuevo proceso de censo en el 2020, aunque esta vez estaría enfocado netamente en todos los negocios activos en el territorio nacional.

La idea es que este ejercicio quede incluido en las bases del Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2018 - 2022 –que hoy está construyendo el Gobierno–, de modo que se planee el próximo año y pueda ejecutarse durante el 2020.

(Lea: Dane reconoce un grave error que afectó datos del PIB departamental

Según Juan Daniel Oviedo, director del Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (Dane), la propuesta ya se le planteó a la directora de Planeación, Gloria Alonso, y al presidente Iván Duque, con el fin de que en el PND quede plasmada su realización.

“La idea sería ir a preguntar un conjunto de variables que muchas de ellas se miden en las encuestas anuales manufactureras, de comercio y servicios, tales como el número de empleados, monto de salarios, valor de la producción generada, si usa o no tecnologías o si está usando comercio electrónico, entre otras”, explicó Oviedo.

Asimismo, indicó que una aproximación al costo de este ejercicio puede hacerse, tomando en cuenta que el censo población que hoy está terminado costó entre $280.000 millones y $320.000 millones, de modo que el valor del censo económico puede estar cercano a la primera cifra, teniendo presente que ya no habría que ir casa por casa, sino en los negocios activos. De hecho, vale aclarar, allí se incluirían tanto formales como informales, con lo cual el trabajo de campo sería mayor para los encuestadores y profesionales del Dane.

Este anuncio hecho por Oviedo estuvo en buena parte dado por las malas cuentas del PIB departamental, encontradas por la misma entidad.

Según el director, “se definió erróneamente la desestacionalización del PIB de los departamentos, que fue publicado en junio de este año, lo cual genera una desconfianza supremamente importante de lo que habíamos encontrado en esa estructura”.

De allí que hiciera el llamado para que no se tomen en cuenta los datos de la base 2015 de este indicador y confirmó que se revocó la norma que dictó los grados de importancia económica municipal para el 2019, ya que estaban basados en los cálculos mal hechos. Ahora, el Dane revisará con detalle estos datos con el fin de actualizarlos correctamente.

Siga bajando para encontrar más contenido