Aumenta la alerta en el país por la posible llegada de El Niño

La nueva directora del Ideam manifestó que vienen trabajando con algunos sectores para poner en marcha planes preventivos.

Yolanda González, directora del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam).

Yolanda González, directora del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam).

Claudia Rubio/Portafolio

POR:
Portafolio
octubre 01 de 2018 - 09:28 p.m.
2018-10-01

En el primer semestre del 2016, el país vivió unos momentos de incertidumbre debido al fenómeno El Niño y las sequías que se generaron. Ahora, la nueva directora del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), Yolanda González, puso en marcha planes preventivos con diferentes sectores, con el fin de mitigar los posibles efectos de un fenómeno de El Niño que podría presentarse a finales de diciembre y principios de enero.

En diálogo con Portafolio, González manifestó que las probabilidades de que se dé este suceso climático están entre un 60% y un 70%.

(Lea: Fenómeno de 'El Niño' llegará a Colombia en noviembre)

¿Cuáles son sus objetivos a mediano y largo plazo al frente del Ideam?

Inicialmente, continuar con todo el enfoque que maneja el Ideam en el tema de prevención, es decir, anunciar los fenómenos meteorológicos que siempre han estado, solo que las comunidades deben estar enteradas de cómo son los procesos, los eventos de variabilidad climática, nuestras tradicionales épocas de lluvias y las secas, las cuales han venido cambiando con el tema de cambio climático y eventos extremos. Es prevenir y trabajar el tema de la educación a la población para que todos estemos preparados ante cualquiera de estos eventos. Asimismo, fortalecer el tema de suelos, el análisis y estudios relacionados con erosión, de certificación y las sequías.La información del Ideam, elaborada por todos nuestros científicos, debe ser traducida y explicada a un nivel detallado para las comunidades más vulnerables, como lo son los grupos indígenas, los afrodescendientes y los campesinos en áreas rurales.

(Lea: Ahorrar agua para mitigar época de sequía

¿Cuál es el panorama climático para la temporada de fin de año y principios del 2019? ¿Qué probabilidades hay de que se dé un fenómeno de El Niño?

Ahora estamos en octubre, que es tradicionalmente nuestro mes más lluvioso en todo el territorio nacional, porque es el pico de la segunda temporada de lluvias, la cual va desde mediados de septiembre hasta mediados de diciembre. Paralelo a esto, está en desarrollo y evolucionando un fenómeno de El Niño; la posibilidad de que se presente está entre el 60% y 70%. Esto quiere decir que las aguas del océano Pacífico tropical se mantienen en algunas zonas, el sector 3-4 con aguas cálidas, y los patrones del océano han venido cambiando, consolidando este fenómeno. Independientemente de si el fenómeno se consolida o no, estos calentamientos ya nos indican un descenso de las precipitaciones en algunos sectores del territorio nacional.

(Lea: Fenómeno de ‘El Niño’, un riesgo para el 2019

El fenómeno de El Niño tiene diferentes comportamientos, de acuerdo a la región del país. Esto quiere que las más afectadas cuando se desarrolle son el Caribe, la península de La Guajira y el archipiélago de San Andrés y Providencia. Tanto por bajas precipitaciones como por olas de calor, altas temperaturas y la probabilidad en términos de la cobertura vegetal. Esto afecta tanto a los ganaderos como a los agricultores de estos departamentos.

En la región Andina, se ven afectados los grandes ríos como Magdalena y Cauca, porque normalmente sus tributarios bajan los volúmenes de caudales, disminuyendo sus niveles, especialmente el Magdalena. Tradicionalmente, cuando hay evento de El Niño hacia el sector de Barrancabermeja afecta el tema del transporte fluvial. Esto se da en departamentos que se ven afectados por sus condiciones de clima cálido y templado como Tolima, Huila, valles interandinos del Magdalena y el Cauca, sectores de los Santanderes, Cundinamarca y Boyacá, algunos sectores de Nariño, Cauca y Valle.

Por otra parte, también toca a la Orinoquia, en sectores del oriente y de las sabanas. Estos ecosistemas acuáticos son muy impactados por el descenso de las lluvias, en todo lo que es la vegetación y los morichales, y los ecosistemas y aves que habitan este sector.

¿Cuáles son los sectores más expuestos?

En general, los sectores expuestos son el agropecuario, el de transporte fluvial, es decir, a través de los ríos, el ambiente, las zonas altas en la alta montaña y los páramos.

Al bajar las precipitaciones y la nubosidad, pues están un poco más expuestos y se van secando, sobre todo en las zonas de frontera agrícola, donde se hacen quemas, aunque están prohibidas, y los vientos favorecen que las asperezas se mueven y se generen incendios de grandes dimensiones, afectando nuestros colchones y fábricas de agua, como lo son los páramos y los bosques de niebla. Del lado de salubridad, las poblaciones más vulnerables deben tener especial atención, porque al haber poca disponibilidad de agua, acumulamos agua y no la cuidamos bien. Se forman unos focos o vectores para mosquitos y propagación de enfermedades, como ha pasado en los últimos eventos, como el chikunguña, el zika o la malaria.

En el tema de la energía, al sector energético también le hemos venido dando recomendaciones en el tema de prevención, para que aprovechen esta segunda temporada de lluvias, para acumular el agua en la medida adecuada de estos embalses, para que después no tengamos tantos problemas con el tema del agua. Y por el último, se ha abordado el tema del agua potable con las juntas de acción comunal o los cabildos, consejos comunitarios, alcaldes y personero, para que estén muy atentos al abastecimiento de agua de sus microcuencas y cuencas, que abastecen los acueductos veredales y municipales, tanto para el consumo humano como para las necesidades básicas en agricultura.

¿Qué indicaciones ha dado el Gobierno del presidente Duque en este sentido?

El Presidente y el ministro de Ambiente, Ricardo Lozano, están muy atentos a la evolución de este fenómeno, para lo cual, en días anteriores, se reunió a toda la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo y sus diferentes comités científicos y técnicos, para preparar al país y a los sectores en esta posibilidad de desarrollo de este fenómeno.

Andrés Felipe Quintero Vega
En Twitter: @QuinterovAndres

Siga bajando para encontrar más contenido