Aumenta probabilidad de llegada del fenómeno de El Niño

A pesar de la temporada de lluvias, el Minambiente advirtió que el país debe empezar a prepararse para enfrentar la temporada seca.

Fenómeno de El Niño

El Ministerio ya había advertido que el país soportaría desde noviembre este fenómeno climático y el cual se acentuaría en el primer trimestre del 2019.

Jaiver Nieto/CEET

POR:
Portafolio
octubre 22 de 2018 - 10:14 a.m.
2018-10-22

Aunque el país está pasando por la segunda temporada de lluvias del año, debe empezar a prepararse para enfrentar la temporada seca que traerá el fenómeno de El Niño.

Este fin de semana, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, advirtió que la probabilidad de que se presente este fenómeno climático en el país aumento al 90%. “A pesar de las lluvias, de que está lloviendo en Nariño y aquí, se viene reduciendo la cantidad de agua. No podemos descuidarnos", señaló el ministro de Ambiente, Ricardo Lozano.

(Lea: Aumenta la alerta en el país por la posible llegada de El Niño)

Ante esto, Lozano llamó la atención sobre la necesidad de generar mayor conocimiento e información sobre el clima, el cambio climático, la variabilidad climática, El Niño, La Niña y cómo afectan a los territorios. De igual manera, aseguró que los ministerios están implementando medidas para enfrentar el fenómeno.

El Ministerio ya había advertido que el país soportaría desde noviembre este fenómeno climático y el cual se acentuaría en el primer trimestre del 2019, alertando a sectores como el agropecuario, el energético y el de acueductos con el objetivo de adoptar medidas que minimicen el impacto de la escasez de lluvias.

El Niño es un fenómeno climático relacionado con el calentamiento del Pacífico. Mientras en Colombia provoca sequías y altas temperaturas, en otros países puede desencadenar intensas lluvias. Esa condición climática también podría afectar sectores claves de la cuarta economía de América Latina como la producción de café y de banano, además de provocar alzas en los precios de los alimentos y desabastecimiento de algunos productos.

Colombia sufrió desde el segundo semestre de 2015 y hasta abril de 2016 las consecuencias del fenómeno de El Niño que se evidenció con altas temperaturas, sequías, incendios forestales, un descenso de los caudales de los ríos y embalses. El país quedó al borde de un racionamiento de energía eléctrica y hubo cortes en el suministro en algunos acueductos.

Siga bajando para encontrar más contenido