Aún hay 3,5 millones de personas en pobreza extrema

Directora de Prosperidad Social, indica que en Colombia hay personas que viven con menos de $4.000 diarios. La tarea es reducir ese número. 

Susana Correa, directora del Departamento para la Prosperidad Social.

Susana Correa, directora del Departamento para la Prosperidad Social.

Archivo particular

POR:
Portafolio
octubre 18 de 2018 - 08:10 p.m.
2018-10-18

El país está trabajando para que no existan colombianos en pobreza extrema y durante el actual Gobierno dedicará importantes esfuerzos para reducir, hasta donde alcance el tiempo y los recursos, a enfrentar este problema, según lo explicó Susana Correa, directora del Departamento para Prosperidad Social.

¿Cuáles son las cifras de pobreza en Colombia?

Más de 3,5 millones de colombianos viven hoy en pobreza extrema. Es decir, no perciben un salario que les permita sobrevivir en condiciones dignas. Esos compatriotas reciben menos de 116.000 pesos mensuales, si eso lo dividimos entre los 30 días del mes, el dato es alarmante: personas que viven con menos de $4.000 por día. Esa es nuestra principal preocupación, sacarlos de esa condición es el objetivo. Pero también tenemos, según las cifras del Dane, a 12,8 millones de personas en condición de pobreza monetaria y a 8,3 en situación de pobreza multidimensional. El reto es grande, nuestro compromiso también.

Ese será el gran cambio. Hoy en día se prioriza a los territorios en donde la incidencia de la pobreza multidimensional afecta a más del 70% de la población, ahora nuestra meta será intervenir en los territorios donde exista mayor población en pobreza extrema.

¿Qué se hace para disminuir los índices de pobreza?

A través del canal directo, el Gobierno concentra su accionar en la provisión pública de educación, vivienda, salud, trabajo, seguridad alimentaria y cuidado de la niñez y la juventud; todo lo anterior bajo un esquema de protección social. Esta provisión directa se complementa con un sistema de Promoción Social dirigido a la población pobre y vulnerable que por condiciones particulares no está conectada con la oferta social del Estado. Para esto se usa, por un lado, el acompañamiento familiar como mecanismo de apoyo directo y personalizado para llevar a estas familias la oferta social más pertinente y, por otro lado, se usan las Transferencias Monetarias Condicionadas (TMC) como un sistema de incentivos al acceso y a la permanencia a los sistemas de educación y salud.
Los dos anteriores se complementan con programas de inclusión productiva e infraestructura social que buscan fortalecer la generación de ingresos autónomos estables y crecientes en el tiempo para garantizar que las personas que han superado la pobreza jamás vuelvan a ella.

Por su parte el canal indirecto se fundamenta en el logro del crecimiento económico acelerado que permite mejorar la generación de ingresos y crear consumo. Para esto el país debe conservar unos fundamentales macroeconómicos sanos (control de la inflación, control de la tasa de interés y tasa de cambio flotante) que sirven de soporte para hacer frente a los ciclos económicos.

¿Se mantendrá la ejecución de los programas de la entidad?

En general, Prosperidad Social fortalecerá las apuestas de los programas existentes y realizará ajustes en línea con los ejes del nuevo Plan Nacional de Desarrollo que se traducen en un mayor énfasis a los programas de inclusión productiva.

¿En cuánto se trazó la inversión?

Para cerrar el 2018, contamos con una asignación presupuestal de 3 billones de pesos. Aún no se ha presentado el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2022 y el valor de las vigencias 2020-2022 aún está en construcción. De eso dependerá lo que se invierta en los próximos años.

¿Cuáles son los principales desafíos para combatir la pobreza?

Cuatro son los principales desafíos que tenemos en la entidad: disminuir las brechas entre el campo y las ciudades; fortalecer acciones diferenciales para cada grupo de población (niñas y niños, los afros, indígenas, personas con discapacidad y víctimas del conflicto armado), disminuir los rezagos en la inclusión productiva de los hogares y evitar que la pobreza vuelva a la clase media de nuestro país, que hoy representa el 40% de los colombianos.

¿Qué va a hacer Prosperidad Social para erradicar la pobreza extrema durante los siguientes cuatro años?

Tenemos previstas varias acciones, que se las resumo así:

Cada sector involucrado tendrá metas específicas de cumplimiento, en lo que se refiere a esta población. Para dar un ejemplo: con el Ministerio de Vivienda trabajaremos para garantizar unos cupos específicos en sus programas para los colombianos que viven en pobreza extrema.

Crearemos un comité técnico permanente, desde donde se coordinen todas las acciones del Gobierno nacional que estén dirigidas a superar esta problemática.

Rediseñar la estrategia Unidos para fortalecer la inclusión productiva de los hogares.

Apoyar obras de infraestructura que incentiven la inclusión productiva como centros de acopio, plazas de mercado y vías terciarias.

Ampliar cupos de Jóvenes en Acción. En este cuatrienio llegaremos a 500.000.

Mantener la cobertura de Familias en Acción para los hogares que estén en pobreza monetaria y/o multidimensional.

¿Qué territorios se van a priorizar en materia de superación de pobreza?

Habrá un gran cambio. Hoy en día se prioriza a los territorios en donde más del 70% de los habitantes están en condición de pobreza multidimensional, nuestra prioridad serán los territorios donde exista mayor pobreza extrema. Para eso aprovecharemos los datos del Sisbén IV, la información del IPM y el Censo Nacional de Población.

Siga bajando para encontrar más contenido