Aval a construcción de etapas 2 y 3 del oleoducto Bicentenario

Un precio del crudo superior a US$85 y unas reservas estimadas en 450.000 barriles por día serían las razones para reactivar la obra.

Oleoducto Bicentenario

La Fase I del oleoducto Bicentenario, entre los nodos Araguaney y Banadia, tuvo una inversión de US$1.030 millones.

123rf

POR:
Portafolio
septiembre 27 de 2018 - 09:54 p.m.
2018-09-27

Los US$80 de promedio en la cotización para referencia Brent del barril de crudo no solo le puede traer grandes dividendos a las arcas del país, sino que, de paso, reactivaría proyectos de infraestructura que quedaron suspendidos por la caída de los precios en el 2015.

Ese es el caso del Oleoducto Bicentenario, obra que luego de poner en operación su primera fase en el 2014, se proyectaría para reiniciar el montaje de las fases II y III, una vez se asegure un promedio en el precio del barril por encima de los US$85.

(Lea: Cenit y Ocensa habilitan nueva ruta petrolera)

“La línea Banadia - Araguaney, que hace parte de la Fase I de este oleoducto, hoy día sirve en el proceso de reversión para sacar los crudos de los campos en Arauca cuando se suspende la operación de la línea Caño Limón - Coveñas”, señaló un técnico consultado de la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme).

El vocero precisó que la línea de la Fase II se tendería entre los puntos de Banadia y Ayacucho, y la Fase III entre Ayacucho y el puerto de Coveñas. “Otro de las variables que se debe tomar en cuenta para el montaje es que aumente la prospectiva de la mayoría de campos en los departamentos de Casanare y Meta”, indicó.

(Lea: Incumplimientos, el motivo de discordia entre Frontera y Cenit

Así, si los campos de estos dos departamentos llegan a producir como mínimo 450.000 barriles diario, las Fases II y III tendrían, a mediano plazo, luz verde para su montaje.


“Para apalancar la obra se debe contar con las reservas probadas, no solo para el transporte, sino para garantizar el financiamiento de la obra, ya que se debe tener en cuenta que el tubo de esta primera parte se construyó con un barril a US$110”, señaló el técnico de la citada entidad.

(Lea: Ecopetrol concentrará recursos en perforación en lo que resta del año

La fuente de la Upme indicó, además, como nota al margen que el punto Ayacucho será clave y estratégico para la operación petrolera del país, ya que en el futuro, cuando se desarrollen los Yacimientos no Convencionales (YNC) del medio y bajo Magdalena, este será el nodo receptor para exportar hasta el puerto de Coveñas.

“El oleoducto Bicentenario se convertiría en la línea más importante en la red de transporte, porque no solo movilizaría el petróleo que se extrae de Casanare y Meta, sino más adelante del Orinoco, a lo que se sumarían los ligeros de los YNC en las zonas aledañas a Barrancabermeja”, dijo el vocero. La Fase I del oleoduto Bicentenario, que comprende una extensión de 230 kilómetros, tuvo una inversión de US$1.031 millones, y posee una capacidad para movilizar entre 110.000 y 150.000 barriles de crudo al día.

Aunque los costos para las Fases II y III del Bicentenario tendrá sus análisis por las razones antes expuestas, es de conocimiento público que la extensión total de este oleoducto es de 960.000 kilómetros, y tendrá una capacidad para movilizar hasta 600.000 barriles de crudo.

Al consultar con fuentes de Ecopetrol, sobre la posible reactivación para el montaje total del oleoducto Bicentenario, señalaron que esta obra aún no es necesaria para la operación petrolera del país.

“La prioridad de la empresa en su plan de inversiones son las áreas de exploración y producción. Las áreas de refinación y transporte fueron reforzadas en la última década con obras como es el oleoducto Bicentenario”, indicó un vocero de la petrolera.

La citada fuente agregó que el país tiene la infraestructura de transporte suficiente para evacuar más de un millón de barriles por día. Es importante señalar que, actualmente, la operación petrolera está produciendo en promedio 860.000 barriles por día.

COBERTURA AL PRECIO

En días pasados, el ministro de Hacienda y Crédito Público, Alberto Carrasquilla, señaló que el Gobierno está estudiando la manera de aplicar una cobertura y así explorar
el precio que estaría dispuesto el mercado a pagar por el crudo nacional. Expertos del sector indicaron que por cada US$1 que se incremente en la cotización del barril, la Nación recibiría $400.000 millones adicionales de las cuentas trazadas. Es decir, que si se garantiza un precio mínimo de venta en US$75 por barril se generarían más de $5 billones que no estaban contemplados en las cuentas del Gobierno.

En twitter: @AlfonsoLpezSur2

Siga bajando para encontrar más contenido