Economía

Balance del sector de actividades inmobiliarias en 2020

Fedelonjas dio a conocer los resultados del año anterior, marcado por la pandemia del coronavirus.

Para Fedelonjas, la demanda de finca raíz se está ajustando.

Archivo particular

POR:
Portafolio
marzo 29 de 2021 - 04:46 p. m.
2021-03-29

Durante la Asamblea General Ordinaria de Fedelonjas, en la cual se presentaron los resultados de la Federación y del sector de actividades inmobiliarias colombiano durante la vigencia 2020, se destacó un balance positivo a pesar del impacto del Covid 19.

(Suben los arriendos en el país: así quedará el precio del alquiler). 

Daniel Vásquez Franco, Presidente Ejecutivo de Fedelonjas, destacó la resiliencia del sector en el 2020, que según cifras oficiales del Dane, presentó un crecimiento del 1,9% al compararlo con el 2019. Cuatro las cuatro actividades de las doce monitoreadas por el Dane registraron un comportamiento positivo en el 2020.

En palabras del dirigente gremial, “este resultado ratifica la importancia de las actividades inmobiliarias para la economía colombiana y el enorme aporte del sector en el desarrollo de nuestro país, presentando un crecimiento siempre positivo en los últimos 10 años, especialmente en el 2020 en el que el enorme impacto de la pandemia afectó todos los sectores de la economía y a todos los habitantes de nuestro país y del mundo entero”.

(“Se acordaron pagos en el 25% de los arriendos”). 

También se resaltó el repunte de 78.000 ocupados en actividades inmobiliarias entre abril 2020 y diciembre 2020 luego de que, en abril, mes en el que se presentó el mayor impacto de la crisis desatada, el Dane informó de un total de 159.000 personas ocupadas en actividades inmobiliarias, mientras que a diciembre de 2020 el reporte fue de un total de 237.000.

Con este resultado, se produjo una significativa reducción de la brecha generada con la pandemia, considerando que el número de ocupados precovid-19 (febrero de 2020) ascendió a un total de 263.000.

El desempeño del precio de venta de la vivienda usada ratificó la resiliencia del sector al comparar los resultados de los tres primeros trimestres de 2020 frente al mismo periodo de 2019.

En este sentido, el precio promedio de venta registró un crecimiento nominal de 2,67%, según los datos publicados por el Banco de la República y el Dane.

El líder gremial también resaltó el enorme esfuerzo y el compromiso de las lonjas afiliadas a la Federación y los afiliados a éstas ante los retos y desafíos que el sector tuvo que enfrentar en el 2020.

Al respecto, indicó: “fue evidente el compromiso asumido por nuestros afiliados, quienes con dedicación y sin escatimar esfuerzo alguno concentraron sus actividades en la generación de espacios de concertación y diálogo para la búsqueda de soluciones y acuerdos efectivos que permitieran a propietarios, arrendatarios y demás actores del ecosistema inmobiliario enfrentar una crisis sanitaria y económica sin precedentes en la historia de nuestro país. Estos esfuerzos se evidenciaron con los resultados positivos que paulatinamente mostraron nuestras encuestas en cuanto a la celebración efectiva de acuerdos de pago entre las partes y la reducción progresiva de los indicadores de no pago de cánones de arrendamiento, especialmente de vivienda”.

En este sentido, el informe presentado indicó que los niveles de no pago de contratos de arrendamiento de vivienda fueron en promedio, según las encuestas de diagnóstico inmobiliario adelantadas con nuestros afiliados en el segundo semestre de 2020, del orden del 12,4% frente a un histórico antes de Covid 19 del 9% como máximo.

En cuanto al arrendamiento de inmuebles no residenciales, el presidente ejecutivo de Fedelonjas comentó que con el paso de los días los colombianos fueron comprendiendo el inusitado impacto de la crisis, no sólo en lo económico sino también en el surgimiento de nuevas formas de relacionamiento, de trabajo, y de producción y comercialización de bienes y servicios.

Ante estas nuevas realidades, Vasquez Franco concluyó que “..si bien el 2021 será un año que continuará presentando una positiva dinámica del mercado de vivienda, sin duda continuaremos enfrentando enormes retos para reactivar la compra y venta y el arrendamiento de inmuebles no residenciales, particularmente aquellos destinados a las actividades comerciales que se vean directamente afectadas por las medidas que adopten las autoridades para enfrentar los rebrotes de la pandemia”.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido