Economía

Fondos y cuentas de ahorro ganan terreno

La pandemia y las bajas tasas generan cambios en la forma como las personas asumen sus prioridades con la liquidez.

Ahorro

Un CDT es uno de los acuerdos más populares entre una institución financiera y un cliente.

POR:
Portafolio
mayo 09 de 2021 - 07:00 p. m.
2021-05-09

Ante la necesidad de estimular la economía bajando las tasas de interés en el 2020, el Banco de la República también generó algunos cambios en la composición de los instrumentos de ahorro e inversión.

(Lea: Fondos, con récord de inversionistas en 2020)

En primer lugar, los certificados de depósito a término (CDT) tienen una relación inversa con las cuentas de ahorro en el sentido de que cuando las tasas de interés son altas los primeros acumulan alto monto, pero en momentos como el actual, con una baja remuneración por la menor tasa, registran menores saldos y según las cifras del Banco de la República caen en el último año el 7,2%.

(Lea: Cuentas de ahorro duplicaron su crecimiento por pandemia)

Sobre esto, hay que señalar que según las cifras de las entidades financieras, a marzo el promedio de la tasa de interés que le reconocían a los clientes por sus recursos a seis meses de plazo era de 2,16% efectivo anual y para un año de maduración ofrecían en promedio el 2,58% efectivo.

Por su parte, las cuentas de ahorro acumulan en el último año un crecimiento en el saldo cercano al 11% aunque no porque se les pague más por esos recursos, sino porque como dice Andrés Langebaek, director de Investigaciones Económicas del grupo Bolívar Davivienda, “por la pandemia mucha gente quiere dejar sus recursos en un instrumento de liquidez absoluto y a la mano en caso de necesitarlo en cualquier momento”.

Pero un instrumento que se ha venido fortaleciendo en los 14 meses de pandemia son los fondos de inversión colectiva (FICs), en los que al cierre de marzo había un saldo de $98 billones y registraba un crecimiento del 48% frente a un año atrás, aunque la cifra de marzo del 2020 tuvo el componente de la volatilidad de los mercados que generó una importante salida de inversionistas.

De todas maneras, los FICs también tuvieron en marzo pasado una salida de capitales, pero han venido consolidando un flujo creciente de inversionistas que ya superó los 2,1 millones de personas.

Lo interesante, según los analistas, es que en Colombia hay cerca de 200 FICs, con variedad de mezcla de instrumentos que combinan alternativas nacionales e internacionales en papeles de renta fija y renta variable y que en varios casos están generando rentabilidades para quienes invierten en ellos.

Más inflación, más tasa

Langebaek señala que los inversionistas institucionales por estos días están afinando sus estrategias con los TES denominados en UVR o tasa fija, pues “ahora que el costo de vida subió en abril, esos papeles se van a valorizar pues si sube la inflación a los títulos les va a ir bien”.

Para José Ignacio López, jefe del Departamento de Investigaciones Económicas de Corficolombiana, “si bien puede haber exceso de ahorro en algunos sectores o personas que no se han visto muy afectados y han consumido menos, en general el crecimiento en estas cuentas ha sido relativamente bajo por las necesidades de liquidez”.

Y resalta la importancia que han tomado los FICs pues “han comenzado a jugar un papel clave pues tienen capacidad de proporcionar elementos de ahorro, en unos casos más rentable y en otros mas líquidos” para quienes ponen sus recursos en ellos.

De acuerdo con Édgar Jiménez, del Laboratorio Financiero de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, los mayores saldos en las cuentas de ahorro y en una proporción más pequeña y de menor crecimiento de las cuentas corrientes, no es tanto por la vocación de ahorrar, sino porque la gente está tratando de gastar menos.

Señala que a pesar de los avances en la digitalización muchas personas siguen prefiriendo ir a una oficina bancaria, pero ante las restricciones de la pandemia y las bajas tasas se desalientan en colocar sus recursos en un CDT, prefieren tenerlos disponibles ante la inestabilidad de la situación actual.

Además, considera que ante el aumento de la inflación que se dio en abril, hay expectativa de que las tasas suban en futuro cercano, pero adicionalmente la gente comienza a preguntar por otros instrumentos como por ejemplo la inversión en bitcoin y criptomonedas, motivo por el que un mayor número de personas están buscando cómo aprender a hacerlo.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido