Bancos empiezan a otorgar nuevos periodos de gracia

Gobierno recomienda evaluar cómo se podría afectar cartera de créditos ante finalización de la primera fase de los alivios.

Bancos

Los bancos están analizando prorrogar los planes de alivios puestos en marcha al inicio de la crisis del coronavirus.

Archivo particular

POR:
Portafolio
junio 08 de 2020 - 11:24 p.m.
2020-06-08

A pocos días de cumplirse los primeros tres meses de la emergencia económica decretada por el Gobierno, ante el avance del coronavirus en el país, varias entidades financieras comenzaron a renovar la ampliación de los planes de alivio en los créditos de sus clientes, dados los hechos negativos que están presentándose, como la pérdida de más de 5,4 millones de empleos, solo durante abril.

(El papel de los bancos en la superación de la crisis). 

Al pasado 3 de junio los beneficios consistentes en prórrogas y plazos de gracia de los bancos se habían aplicado a 10’549.041 deudores, entre personas naturales y jurídicas, que tienen 13’919.505 créditos contratados, con un saldo de cartera de $205,7 billones.

La mayor parte de dichos alivios se han estado otorgando por un plazo de tres meses, pero analistas y académicos consultados consideran que por la crisis esas medidas deben extenderse e incluso flexibilizarse ante el agravamiento de la situación, que puede empeorar el panorama de los deudores y generar un mayor deterioro de la cartera.

(Capacidad de pago, línea roja de bancos para negar créditos). 


Ninguno de los consultados considera que los alivios deben acabarse e incluso hay quienes dicen que por la magnitud de la crisis la banca y el Gobierno deben ir más allá en el apoyo a sectores que no han recibido alivios ni crédito nuevo.

Por ejemplo, Juan Camilo Santana, consultor financiero y catedrático de la Universidad Jorge Tadeo Lozano dice que “los hogares vana seguir necesitando liquidez motivo por el que los beneficios deberían seguir extendiéndose incluso bien entrado en el 2021 pues se ha subestimando el golpe de la pandemia que no solo deja en la calle a millones de desempleados, sino también a muchos informales”.

De los primeros bancos en anunciar que comenzaron a prorrogar los beneficios a sus clientes fueron los del Grupo Aval (Banco de Bogotá, Banco de Occidente, Banco Popular y Banco AV Villas) que dijeron que han beneficiado con alivios y líneas de crédito a más de 2 millones de personas en Colombia y Centroamérica a través del BAC Credomatic. Al cierre del 31 de mayo habían otorgado alivios a 1’148.765 personas y empresas en Colombia en sus créditos de consumo, vivienda, microcrédito y comercial por más de $36 billones. Por su parte, 841.780 clientes de Centroamérica han recibido alivios por US$8.400 millones. En créditos para pago de nóminas y capital de trabajo para pymes y microempresas con garantías del Fondo Nacional de Garantías habían aprobado 10.368 solicitudes por $3,2 billones.

(Ganancias de los bancos bajan 17% durante primer trimestre). 


El Grupo Aval dijo que “están en proceso de extender los alivios a todas las personas y empresas que lo necesiten” y que el proceso inició la semana pasada.

Por su parte, Bancolombia, el banco más grande del país, dijo que “a mediados de junio se vencen los términos de tres meses de algunos de los alivios entregados al inicio de la coyuntura por la covid-19 y Bancolombia se encuentra analizando diferentes alternativas para acompañar a aquellos clientes que más los necesitan. Estaremos en contacto con nuestros clientes oportunamente para conversar sobre su situación”.

GOBIERNO PIDE REVISAR RIESGO POR DETERIORO 


Ante el cumplimiento de los plazos de los alivios otorgados por los bancos, la Superintendencia Financiera les ha dicho a las entidades que deben hacer una evaluación de riesgo que refleje los cambios en las condiciones económicas futuras para el cálculo de las pérdidas crediticias esperadas, en particular ante la finalización de los periodos de gracia para el pago de los créditos de los deudores.

Y es que el Gobierno considera que ante el incremento en la percepción de riesgo en los diferentes sectores de la economía, la finalización de los periodos de gracia y demás medidas implementadas, podría golpear los principales indicadores de riesgo de la industria. Fuentes del Gobierno también consideran que con la reactivación de las obligaciones financieras de los clientes, una vez finalicen las medidas adoptadas por los establecimientos de crédito, estos deben implementar una estrategia de comunicación y atención para atender las necesidades de los consumidores financieros sobre el tema.

Para Édgar Jiménez, director del Laboratorio Financiero de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, a los bancos no les interesa que sus indicadores de crédito se deterioren más, aunque saben que pasará y por eso “deben mirar perfiles y hablar con los que quieran seguir reestructurando pues va a haber personas que no podrán pagar ni hasta en octubre. A nadie se le va a perdonar deuda ni intereses, pero hay que sentarse casi de manera individual a revisar las condiciones del crédito pues la gente quiere pagar pero la situación no lo permite. Valdría la pena analizar que los que se comprometan obtengan un beneficio como menores tasas o costos financieros o acceso a más productos. Al banco le conviene que le llegue más caja y no aplazar más eso”, dice.

Carlos Sepúlveda, decano de Economía de la Universidad del Rosario ve en la actual coyuntura como principal riesgo que “las ayudas financieras y créditos lleguen tarde pues cuando las empresas tienen presión se necesita liquidez y si no la obtienen rápido esto las puede llevar a la quiebra”. Considera que el sistema financiero “es solido y es bueno que cuiden sus indicadores pero falta más eficiencia en que las medidas que tome el gobierno vayan a las personas que más lo necesitan”. 

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido