Banrepública rebaja proyección del PIB por menor consumo interno

La economía de Colombia aumentaría este año 2,6% y no 2,7%, como se preveía antes. Caída en gasto de hogares, clave en esta revisión.

Billetes

Carlos Ortega

POR:
Portafolio
noviembre 05 de 2018 - 08:25 p.m.
2018-11-05

Una menor producción de algunas materias primas exportables, el mayor rezago de la recuperación de la inversión en construcción y el reciente deterioro de la confianza de los hogares llevaron a que el Banco de la República rebajara, por primera vez, su estimativo de crecimiento de este año.

Así se desprende del más reciente Informe de Política Monetaria –que se publica junto con las minutas de la última reunión de la junta directiva– en el cual el Emisor rebajó de 2,7% a 2,6% la proyección de crecimiento de la economía del país para este año.

(En octubre, la inflación registró una variación de 0,12%). 

En el documento, el banco central detalló que esta nueva previsión fue hecha con base en una desaceleración de la demanda interna, por cuenta de un menor consumo del Gobierno, un estancamiento en el gasto privado y un “desempeño mediocre” de la inversión en capital fijo.

De hecho, el Banrepública aseguró que el lado bueno de la moneda lo puso un mejor desempeño en la inversión de bienes de capital para la industria y otros sectores, pero este no logró compensar “el mal momento de la formación bruta de capital en construcción”.

(Economía colombiana crecería 3,3% en el 2019, FMI). 


La reciente caída en la confianza de los consumidores fue otro de los componentes de este cóctel, que llevaron al Emisor a revisar a la baja tanto la proyección del tercer trimestre como la de todo el año hasta el 2,6% en ambos casos.

De hecho, en informes anteriores, el Banrepública ya preveía una potencial caída en la confianza de los hogares –que mide la temperatura de un potencial mejor consumo privado de este grupo poblacional–, pero en este caso se sumó la contracción de algunas materias primas y de la construcción de obras civiles.

Todo lo anterior habría generado “una ralentización mayor a la estimada en el informe anterior, y es posible que se presente un traslado de la ejecución de recursos prevista para la segunda mitad de 2018 hacia el próximo año”, aseguró el Emisor.

MEJORA EN EL 2019


En tanto, el pronóstico del banco central colombiano sobre crecimiento del PIB para el 2019 “supone una mayor producción de materias primas exportables (principalmente café y carbón), debido en parte a una baja base de comparación en el 2018, y una aceleración de la demanda interna”.

Y si bien el Banco no dio una cifra concreta de proyección para el 2019, sí afirmó que el precio del petróleo se mantendría en niveles relativamente altos, “lo que se espera genere un mayor dinamismo de la inversión por parte de las firmas del sector”.

(Expectativa sobre la inflación del 2018 subió a 3,3%). 


Por su parte, prevé que la construcción de obras civiles reporte crecimientos positivos, impulsadas por la ejecución aplazada de los recursos de las 4G, que entre lo que queda del 2018 y todo el 2019 podría sumar más cierres financieros y, por ende, aumentar los avances de obra.

No obstante, analistas del mercado aseguraron que estos cálculos no tienen en cuenta los posibles efectos de la ley de financiamiento que radicó el Gobierno, que por un lado podría aumentar la inyección de capital en el país, pero, por el otro, reducir el consumo de los hogares durante el próximo año.

INFLACIÓN 12 MESES FUE DE 3,33%

El costo de vida de los colombianos aumentó 3,33% anual a octubre, según indicó el Dane en su más reciente informe. Esta alza estuvo explicada, en buena parte, por los incrementos en los sectores de vivienda, alimentos y transporte, que contribuyeron con 2,54 puntos porcentuales a la variación anual.

Si se mira el informe según la clasificación de los bienes, los que más saltaron las alertas del mercado fueron los regulados ya que,
a octubre, han tenido un alza anualizada de 6,41%, es decir, casi el doble del índice de precios al consumidor total.

Estos resultados se dan en vísperas de un posible cambio en el estatuto tributario, por cuenta de la ley de financiamiento, y de un eventual fenómeno del Niño, que, según el Ministerio de Ambiente, podría darse desde inicios del próximo año.

Siga bajando para encontrar más contenido