Fijados los protocolos, bares esperan pronto la normalidad

Piden que los alcaldes agilicen las pruebas piloto para que este sector de la vida nocturna se pueda recuperar de la dura crisis.

Bar

Zonas icónicas de la rumba en las ciudades esperan reiniciar pronto actividades. 

Archivo

POR:
Portafolio
septiembre 09 de 2020 - 10:07 p. m.
2020-09-09

Se estima que unos 30.000 establecimientos, entre bares y restaurantes han tenido que cerrar definitivamente y los pronósticos no son los más optimistas. Los empresarios se quejan de que en ciudades como Bogotá, que concentra buena parte de la industria, el desarrollo de los pilotos y las reglas de operación no han sido fáciles, en el caso de los restaurantes.

(Lea: Listos los protocolos para el consumo de bebidas alcohólicas en bares)

Ahora que el Gobierno expidió los protocolos para el inicio de las pruebas para los bares, el pedido para las autoridades locales es que agilicen para que la crisis no se profundice.
David Contreras, director jurídico de Asobares Colombia, explicó que las normas expedidas por el Ministerio de Salud son fruto de un trabajo de más de cuatro meses del gremio con el Gobierno.

(Lea: Transporte, restaurantes y turismo, con pocos clientes)

“Los establecimientos del país que quieran participar de pruebas piloto podrán permitir el consumo de licor dentro de sus locales, velando por los protocolos”, dijo.

La invitación es a los alcaldes para que de manera pronta y oportuna, empiecen a proponerle al Ministerio del Interior esas autorizaciones para desarrollar los pilotos en sus municipios. “Esto, con el objetivo de que nos acerquemos un poco más a la normalidad para lograr la recuperación de los negocios”, indicó el vocero gremial.

En la Resolución 1569 de 2020 se fija que “es importante garantizar la circulación natural del aire para disminuir el riesgo de propagación, así como el distanciamiento físico de dos metros entre personas en las barras en caso de que aplique y entre mesas o grupos de personas”, advierte.

Como expresamente se prohíbe el baile, recomienda que el espacio disponible se aproveche para el distanciamiento. Igualmente, dice que se debe servir de manera individual y en ningún momento se deben permitir compartir elementos del servicio.

Álvaro Cárdenas, gerente general de Diageo en Colombia, importadora y comercializadora de licores, consideró que “es una noticia muy positiva para la industria y para el país en su conjunto que se haya dado este nuevo paso en un sector que es clave para la recuperación económica y la generación de empleo”.

A su juicio, ahora toca ser conscientes y cautelosos en este regreso a las operaciones. Por esa razón, dijo, “estamos trabajando en el lanzamiento de #ParaQueSeRepita, un movimiento de la industria de licores, cervezas, vinos, bares y restaurantes que promueve e impulsa el autocuidado y consumo responsable, pensando en el bienestar de las personas y con el objetivo de que los buenos momentos se repitan.

“Reafirmamos nuestro compromiso con el Gobierno Nacional, los gobiernos Locales, industria y consumidores para seguir trabajando conjuntamente de cara a impulsar una reapertura segura, confiable y sobre todo, sostenible del sector”.

Para Tato Ospina, socio de varios bares que están en la zona de la 93, en Bogotá, la expedición de los protocolos por parte del Ministerio de Salud son necesarios, y son pasos muy importantes para la reactivación del sector. “Es la oportunidad para reconstruir todo el negocio de la noche y la cultura en Bogotá”, dijo.

Y subrayó que “hay que ir poco a poco y que en este momento nadie está discutiendo sobre la necesidad de que se permita el baile dentro de los bares. Eso no está ni siquiera en la discusión, eso sería inaudito”.

Por su parte, Alberto Llamas, gerente socio del restaurante Candé, en Cartagena, explicó que para el gremio de restaurantes el hecho de que se habilitaran las áreas al aire libre para atender público es un avance después de la crisis que han vivido.

“La nueva disposición es un incentivo para que los clientes puedan salir al disfrute del servicio completo en los restaurantes, sin olvidar que lo más importante es velar por el cumplimiento de los protocolos”, comentó, al agregar que la medida va a aportar a la reactivación paulatina.

La decisión del Gobierno también fue bien recibida por Juan Guillermo Márquez, propietario del Grupo Bruna, que cubre los restaurantes Yala, Bruna, Romero, ubicados en Patrono Food Hall de la 93. Para estos sitios la cerveza es clave en el servicio a la mesa y por las prohibiciones oficiales solo la ofrecían en domicilios.

“Si bien no somos expertos en licores fuertes, tenemos alianzas muy importantes. Una de ellas con Central Cervecera de Colombia, que nos ha dado descuentos en productos, nos ha ofrecido una plataforma de reservas y nos ha brindado apoyo en los protocolos de seguridad”, aseguró. Ahora, la expedición de los protocolos, afirma Márquez, es un buen comienzo para la reactivación de la economía y el impulso de sus restaurantes.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido