Bolsillo de los usuarios pagarían regasificadora

Sector residencial, así como el comercial e industrial, cubrirían el 20% de la planta en Buenaventura y el gasoducto que va hasta Yumbo.

Regasificadora

La Upme publicó los pliegos para seleccionar el inversionista de la planta regasificadora

Archivo particular

POR:
Portafolio
noviembre 02 de 2020 - 07:25 p. m.
2020-11-02

Con la publicación de los pliego para la selección del inversionista de la planta regasificadora del Pacífico por parte de la Upme, cobra más fuerza la pregunta sobre cuánto tendrán que pagar finalmente los usuarios por este complejo.

(Con ocho obras el país tendrá más gas en firme).

Y es que todo parece indicar que al estructurarse esta iniciativa, cuya inversión se tasó en US$ 800 millones ($3 billones de pesos), más del 20% de la obra saldrá del bolsillo de los colombianos.

(Con 123 proyectos para el gas se apostará a la reactivación). 

Por el momento todo apunta a que esta planta, que estará localizada en Buenaventura será financiada por todos los usuarios de gas en el país durante 20 años, y su cobro será a través de la factura.

En particular, el sector regulado, conformado por el residencial (en su mayoría los estratos 1 y 2), los comercios y las pequeñas industrias, estarían financiando más de $660.000 millones de pesos de este proyecto.

Así mismo, en cifras, el estrato 1 y 2 estarían pagando $288.000 millones, que equivalen a un pago anual cercano a $14.400 millones para cubrir la planta.

(¿Las reservas de gas en el país, alcanzan o habrá que importar?). 


Estas cuentas fueron corroboradas por el senador José David Name, quien además subrayó que “lo correcto, es que si hay interés de los privados por construir esta planta, estos primero deben conseguir los recursos a través de financiamiento para su montaje, y luego vía tarifas si se cubran esas obligaciones”.

El congresista, que en la presente semana liderará un debate en la Comisión V de Senado, sobre este proyecto, recalcó que para financiar una obra de tal magnitud, los usuarios son a los últimos a los que hay que recurrir para financiarla.

Otra de las observaciones que hizo el senador tiene que ver con el montaje del gasoducto Buenaventura - Yumbo, que hace parte de la obra. “Por donde está su trazado es casi imposible su montaje por temas de orden público, esto se convertiría en un segundo Túnel de la Línea”, advirtió Name.

Al consultar sobre el tema con expertos en temas de gas de OGE Legal Services, estos explicaron que, según los términos planteados por la Upme, la inversión la pagarán los remitentes beneficiarios del transporte.

“En cuanto a la forma en que se determinará el cobro del costo, la Creg deberá determinar a los beneficiarios de los proyectos adjudicados previstos en el plan de abastecimiento de gas natural, y que contempla en su contenido a la planta de regasificación del Pacífico”
, indicó Hemberth Suárez, uno de los socios de la firma.

El analista explicó que se pueden presentar dos formas de pago. La primera, es que el agente interesado en acceder a la capacidad de la planta celebre los contratos, ya que la inversión no la pagaría el mercado directamente. Y la segunda, es a través de estampilla, para que la financiación de la infraestructura la asuma el mercado indirectamente.

Hoy el sector residencial subsidia la planta regasificadora de Barú. Desde el 2017 los usuarios han pagado cerca de $450.000 millones. En cifras, el país subsidia al año $150.000 millones, y el sector regulado asume el 68% ($102.000 millones).

“La regasificadora de la Costa la pagaron los usuarios del Caribe, la de Pacífico la pagaremos todos los colombianos y están incluidos también los usuarios de la zona norte del país”, subrayó Name.

Por su parte Suárez, aclaró que, en cuanto al precio del gas (y la planta de regasificación) que pagarán los usuarios, esto debe ser revisado “con rigor” en la medida que se pueden dar escenarios en donde se identifiquen alzas y en otros donde puede haber una disminución en el precio que pagarán.

Portafolio contactó la Creg para hablar del tema, pero al cierre de la presente edición no se habían pronunciado.

EL COSTO DEL GAS NATURAL 

Para las fuentes consultadas, el gas importado le costaría por lo menos el doble que el gas nacional. Por ejemplo, para el caso de Bogotá, el gas local hoy llega a la capital a un precio de $6,2 dólares por MBTU. Y el gas importado por la Planta Regasficadora del Pacífico, llegaría a Bogotá a un precio cercano a los $12 dólares por MBTU. Para el senador Name, es significativo el impacto económico que representa para los usuarios subsidiar este proyecto y buscar el abastecimiento del país con gas importado.

Alfonso López Suárez

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido