‘Buscamos generar valor económico, social y ambiental’

Brigitte Baptiste, rectora de la Universidad EAN, dice que la meta es preparar seres humanos que puedan negociar y dialogar para resolver conflictos.

Brigitte Baptiste

Brigitte Baptiste, rectora de la Universidad EAN, explica modelo ‘Lifelong Learning’.

Cortesía

POR:
Portafolio
diciembre 16 de 2019 - 10:00 p.m.
2019-12-16

Brigitte Baptiste, rectora de la Universidad EAN, tiene clara la responsabilidad que el centro educativo tiene frente al futuro del país. Y es que formar a los profesionales para la cuarta revolución industrial o la denominada era digital, requiere un cambio de pensamiento crítico, de maneras de hacer las cosas y del rumbo de comportamiento en la capacitación.

(Lea: EAN Y UNAD, las mejores del país para estudiar un MBA online)

Brigitte Baptiste les respondió a este diario un cuestionario sobre los planes que tiene en marcha la institución y sus planteamientos en torno a las necesidades de la educación superior en Colombia.

(Lea: Ante permanentes reclamos, el Icetex será reformado)

En qué consiste el modelo educativo que están poniendo en marcha?

Es un modelo que combina el conocimiento institucional de los últimos 52 años, enfocado en el emprendimiento, con la sostenibilidad, para responder a las exigencias que las nuevas generaciones y el planeta le están haciendo a la educación.
Nos volcaremos a una línea de resolución de retos, que provendrán de organizaciones reales. La clave será acercar a nuestros estudiantes en formación a los problemas que enfrentarán en el entorno laboral real, con el fin de que generen valor económico, social y ambiental.

Una de las observaciones que hacen las empresas a la academia es sobre la necesidad de que los profesionales sean preparados para los oficios que ellas requieren... ¿Este plan tuvo en cuenta esas observaciones?

Así es. De hecho, esa es una de las mayores inspiraciones de nuestro modelo educativo. Estamos emprendiendo un proceso de innovación que tendrá un pie en el presente y otro en el futuro, en todas nuestras líneas de conocimiento.

Las ingenierías, por ejemplo, se relanzarán el próximo año con un enfoque muy práctico, diseñado para trabajar mientras se estudia, adquiriendo las competencias que hoy se requieren, pero con la visión y las bases de lo que se necesitará en la industria de la ingeniería en el futuro cercano.

¿Ustedes sienten que están preparando a los profesionales del futuro?

Es una pregunta compleja. Nadie tiene certeza de lo que vendrá en el futuro. Lo que indican las tendencias es que vendrán grandes retos ambientales y, por ende, sociales.

Además de las competencias técnicas que, como le mencionaba antes, se van a reforzar para estar más conectadas con los dolores actuales de las organizaciones, nuestra meta es preparar seres humanos sólidos que sepan trabajar en equipo, que puedan negociar y dialogar para resolver conflictos, y que tengan un sentido ético sólido.

Estamos seguros de que eso les dará unos cimientos fuertes para enfrentar los retos futuros y adquirir las competencias técnicas que al final son dinámicas y se refuerzan a lo largo de toda la vida.

¿Qué elementos nuevos y concretos están incluyendo en la educación para la 4 revolución industrial?

Desde nuestra perspectiva, la cuarta revolución nos está conduciendo a modelos heterogéneos que nos alejan de la cómoda homogeneidad que por años mantuvo estática a la educación superior.

Nos encanta el optimismo que viene imbuido en esta revolución tecnológica, que al final ofrece oportunidades para atender los retos que enfrenta el planeta. Nuestras apuestas están en la educación virtual de alta calidad, la formación en programación para todos los programas, el bilingüismo y la internacionalización como modelos de trabajo articulado con comunidades de cualquier latitud.

Igualmente, en esta línea, nuestros expertos nos están enmarcando en los modelos de la ciberseguridad y el compliance, que sin duda son fundamentales en un entorno en el que el valor de las nuevas compañías se asocia a la data.

¿El ajuste o la actualización los programas implica la desaparición de algunos de ellos?

Por el momento, no van a desaparecer muchos programas, realmente todos se transformarán, actualizarán y mezclarán entre sí. Vienen muchos programas nuevos asociados a la hiper-especialidad en diferentes disciplinas, que sí estarán cambiando en función de lo requerimientos del mercado.

Una buena parte de ellos estarán en líneas de programación, desarrollo y tecnología. Esa corriente mezclada con la mía, que es la ecología, dará mucho de qué hablar en el futuro.

¿Cuentan con los profesores capacitados para graduar los profesionales que asuman la cuarta revolución industrial?

Tenemos un talento docente muy fuerte que se estará robusteciendo, pues queremos conectar a los doctores con los maestros empíricos, para que enseñen juntos y para que investiguen y produzcan conocimiento útil para los empresarios y para la generación de políticas públicas.

Nuevamente, la diversidad y la mezcla de talentos es nuestra apuesta, que por supuesto vendrá acompañada por un plan de capacitación constante, diseñado para que nuestra línea académica se mantenga actualizada. Ya vendrá una convocatoria sobre esta línea, así que estén atentos.

¿El país tiene oferta suficiente de profesores preparados para este tema?

Yo diría que sí. Sin embargo, estar preparados para una revolución tecnológica, que es dinámica, implica estar en constante proceso de actualización y aprendizaje. Creemos que el modelo Lifelong Learning' será el que marque la parada para estudiantes y docentes.

¿Cómo espera ver a la EAN en el 2030?

Espero verla como un laboratorio de emprendimiento sostenible, que contribuya a generar progreso y crecimiento económico, social y ambiental para el país y sus comunidades.

Queremos que la innovación sea una constante en nuestra institución y eso, sin duda, nos mantendrá vivos en el ecosistema.

Siga bajando para encontrar más contenido