BYD lidera el mercado de los buses eléctricos en Colombia

La multinacional de origen chino fue la ganadora de la licitación de más de 350 vehículos para el sistema de transporte público en Bogotá.

buses eléctricos

Los buses adjudicados tendrán tecnologías sostenibles

Particular

POR:
Anderson Urrego J.
febrero 06 de 2020 - 10:07 p. m.
2020-02-06

La compañía de alta tecnología BYD tuvo una participación en ventas del 3,2% en el mercado colombiano de carros eléctricos en 2019, el cual registró más de 900 unidades, lo que representa un crecimiento de 136% de este segmento a 2018, según Andemos.

(Lea: Así luce la flota de buses eléctricos más grande que llegará al país)

El año pasado fue positivo para BYD. La empresa ubicó 86 unidades en el país en comparación con las 7 del 2017. Esto significó un crecimiento de más de 1.000%.

(Lea: El Sitp dejaría de emitir casi 22 mil toneladas de Co2 anual)

Según Juan Mesa, gerente de BYD Colombia, en el segmento de buses la empresa se convirtió en el mayor proveedor del país al apoyar el desarrollo de la movilidad eléctrica trayendo la operación de la primera flota de importancia de Colombia en Medellín, una de las más grandes de América Latina, según resalta.

(Lea: Medellín dio inicio a la operación de los primero buses eléctricos)

En tanto, cabe destacar que BYD entregó 64 carros eléctricos a la empresa Metroplús de la capital de Antioquia; adicionalmente, ganó la licitación de 379 buses para el Sistema Integrado de Transporte Público de Bogotá (Sitp), los cuales entrarán en operación en septiembre de este año.

También, dentro de los alcances en el año anterior, se destacó la oportunidad de participar en la licitación de los tres patios para el sistema TransMilenio, en donde el 100% de los buses adjudicados implementarán la tecnología BYD.

“Si bien no fuimos adjudicatarios en 2018, TransMilenio tomó la decisión de sacar la licitación de los 600 buses eléctricos, de los cuales solo fueron adjudicados tres patios, los tres a empresas con ingeniería BYD”, aseguró Mesa.

Agregó también que “la tecnología brinda los resultados que ofrecemos, más bien, que pregonamos”, refiriéndose al balance. Por otro lado, Mesa comentó sus planes para 2020. Mencionó que el reto es “honrar los compromisos asumidos” por cuenta de las licitaciones, es decir “tener los 379 buses en Bogotá”. Además, dijo que ya tienen una nueva orden que traerá 10 vehículos adicionales para Cali.

De otro lado, en la mira estará la participación en nuevas licitaciones que tenga TransMilenio, teniendo en cuenta que aún hay 2.000 buses adicionales por adjudicar. La empresa quiere que “los operadores tomen la decisión de tener a BYD como su marca”.

Otro nicho de mercado importante para la empresa asiática es el de los automóviles. Allí quieren impulsar la expansión de la vinculación de taxis eléctricos a diferentes ciudades del país y así aumentar el número de carros, que sumado a los que ya ruedan en Medellín, “demostrarán las bondades de tener este servicio”, puntualizó el directivo.

Sin embargo, dijo que hasta hace muy poco tiempo hubo un mercado favorable para este sector, debido a la falta de confianza por parte de compañías financiadoras y aseguradoras ya que no tenían referentes claros de cómo operaba un carro eléctrico, de cuáles eran sus ventajas y sus riesgos.

A pesar de esto, ese espacio cerrado dio un giro soportado en la evidencia y en los resultados de la industria.

Respecto al Gobierno colombiano, se expidieron normas para la promoción de toda la movilidad eléctrica disminuyendo los impuestos y aranceles asociados a la compra de esta clase de vehículos. También, se generó obligatoriedad para que los municipios tengan esquemas de infraestructura de recargas para fomentar el cambio.

COSTOS Y OPERATIVA

El precio promedio de un bus eléctrico es de $700 millones, esto depende de las características del vehículo.

En términos de autonomía, aún existe una diferencia entre un bus diésel y un bus eléctrico. El primero puede llegar a 500 kilómetros, mientras que el segundo oscila entre 250 y 350 kilómetros dependiendo de sus cualidades y rendimiento.

Teniendo en cuenta esto, la promesa de BYD es la de garantizar una óptima prestación del servicio teniendo autonomía en sus vehículos, superiores a los 260 kilómetros, sin cargas intermedias.

Además, sus baterías están compuestas de hierro fosfato con mecanismos de refrigeración, lo que permite disminuir la degradación de la capacidad de carga.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido