Cae demanda de pasajeros en el transporte masivo del país

Según un informe de la Supertransporte, el promedio de ese indicador tuvo variaciones negativas en Bucaramanga, Barranquilla, Bogotá y Pereira.

Transporte masivo

Los principales motivos por una caída del número de viajes hechos en los sistemas es el incremento de personas que se suben sin pagar el pasaje.

CEET

POR:
Portafolio
septiembre 17 de 2018 - 10:19 p.m.
2018-09-17

Mientras las ciudades en el país vienen haciendo esfuerzos para mejorar sus sistemas de transporte masivo, las dificultades operacionales, financieras y la evasión siguen siendo una tarea pendiente, situación que ya se ve reflejada en las cifras.

Una muestra de ello es que en el más reciente informe del Centro de Monitoreo de Actividades de Transporte (Cemat) de la Superintendencia de Puertos y Transporte, Bucaramanga, Barranquilla, Bogotá y Pereira mostraron una caída en el número de viajes hechos en cada uno de sus sistemas de transporte en el primer semestre del año.

(Lea: El 70% del transporte urbano es informal)

De acuerdo con el estudio de la entidad, el sistema de transporte masivo que presentó una mayor caída fueron los servicios zonales (SITP) de TransMilenio, que disminuyó en un 7,7% en la demanda en los primeros seis meses del año respecto al mismo periodo del 2017. Es decir, se registraron 18 millones de viajes menos de los que hizo el año pasado.

Seguido de ese, se encuentra las troncales de TransMilenio, de Bogotá, que también mostraron una disminución en un 4,4% en la demanda en el primer semestre.

(Lea: Las ciudades del país se rajan en el transporte urbano

Además del caso de TransMilenio, otro de los sistemas de transporte que presentó caídas fue el Transmetro de Barranquilla, que registró una disminución de 0,8%, seguido del de Pereira, el Megabus, que decreció 0,4% y el Metrolínea, de Bucaramanga, que también mostró una variación negativa de 0,3%.

Para entender ese fenómeno, Portafolio consultó a TransMilenio sobre los posibles motivos de esa caída en la demanda en su sistema. Según la entidad, una de las causas, quizá la principal, es la evasión. “Las personas que evaden roban a los bogotanos. Las mediciones que se hacen no responden a la cantidad de personas que se mueven en el sistema y la percepción de los usuarios también es negativa por este fenómeno”, detalló la organización.

(Lea: ¿Cuáles son los obstáculos a superar para llegar al transporte multimodal?

Por otro lado, la Supertransporte explica en su informe que los problemas operativos y financieros son otra de las complicaciones que presentan los sistemas de transporte masivo de las principales ciudades del país.

De hecho, si se revisan las metas en la demanda, estas no se cumplen. Según lo evidencia el documento, las diferencias entre lo contratado y lo operado siguen siendo altas. Por ejemplo, en el Metrolínea se tiene una flota contratada de 368 autobuses, pero en la flota vinculada se registran 236 buses. Lo mismo pasa con el SITP de TransMilenio, que tiene una flota contractual de 10.500 y cuenta con un total de vehículos vinculados de un poco más de la mitad (5.757).

“Frente a la proyección, se tienen dificultades en la mayoría de las ciudades, dado que ninguna ha logrado el 100% del objetivo, lo cual indica la necesidad de revisar las condiciones operacionales actuales y ajustar los modelos operativos y financieros, tal como lo evidencian las diferencia entre la tarifa técnica y la tarifa al usuario”, indica la Supertransporte.

En ese sentido, TransMilenio también reconoce que hay dificultades que resolver en ese aspecto. “Somos conscientes de que el servicio no se presta en sus óptimas condiciones y la situación financiera que atraviesa el sistema no permite contar con el número de buses necesarios para llevar a cabo la operación. Sin embargo, todos los días estamos trabajando por mejorar el servicio. De hecho, estamos comprando nuevos buses, más grandes, más rápidos y más amigables con el medio ambiente”, subrayó la entidad.

ALTERNATIVAS DE TRANSPORTE

Otro de los puntos que explica la caída de la demanda en el transporte masivo es el incremento del uso de medios alternativos de transporte.

Ese es el caso de Bogotá que, según datos de TransMilenio, el 8% de los viajes del sistema se hacen a través de la bicicleta. “Estamos trabajando para hacer más atractivo el sistema para las personas que se movilizan en bicicleta. En este sentido contamos con 4.645 cupos actualmente y vamos hacer una inversión de $4.800 millones en la vigencia 2019 para ampliar esta oferta”, detalló la entidad.

De hecho, TransMilenio resaltó que, precisamente, la intención de la adminis- tración actual es que se use menos el vehículo privado y la moto. “A corto plazo tendremos nueva infraestructura que le dará una nueva cara al transporte público de la ciudad”, dijo.

Siga bajando para encontrar más contenido