Cambio en banda ancha no afectará a su bolsillo

Hay una nueva definición de la velocidad de navegación, que es de mínimo 25 Mbps de bajada y 5 Mbps de subida en el internet fijo.

Internet

Los accesos desde 25 Megabits por segundo (Mbps) y subidas de 5 Mbps son definidos como de banda ancha.

Archivo particular.

POR:
Portafolio
enero 13 de 2019 - 07:49 p.m.
2019-01-13

Al iniciar el año, las conexiones de datos en velocidad de internet fueron modificadas en Colombia, los accesos desde 25 Megabits por segundo (Mbps) y subidas de 5 Mbps son de banda ancha, mientras que las de 50 Mbps de bajada y 20 Mbps de subida serán consideradas de ultra banda ancha.

Lea: (Digitalización en Colombia, una tarea que no puede esperar)

El cambio de velocidad se dio con las resoluciones 5161 de 2017 y la 5397 de 2018, emitidas por la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC). Este cambio solo será para las conexiones fijas, pues los Megabits hacen referencia a la velocidad de descarga y los Megabytes a la cantidad de datos.

Lea: ('Queremos asegurarnos de que el país sea líder en TIC')

“Al comprar un plan de navegación de celular se hace en Megabytes, pues en el mundo del móvil es más fácil para las empresas garantizar la cantidad de datos y los Megabits son para el mundo fijo, porque allí se puede garantizar la velocidad”, explicó Germán Arias,miembro de la Comisión de Regulación de Comunicaciones de Colombia.

El cambio se da por las necesidades actuales de los usuarios, porque, en un mundo multimedia, un 1 Mbps no es suficiente y solo con una nueva definición se puede garantizar condiciones para ver videos en 4K y tener conexiones simultáneas.

“Lo que los operadores querrán ahora será vender, dar esa banda ancha con las definiciones que entregamos, por eso les dimos un año para que se prepararan y hemos visto que al hacerlo impulsamos la venta de esas velocidades que ya necesitaban los usuarios”, dijo Arias. Este mismo agregó que “hemos sido testigo del avance en ciudades como Bogotá donde el cambio en 2017 en promedio de velocidad de bajada era de 6 Mbps y hoy está en 10, por eso los operadores querrán estar a la vanguardia del mercado y darle herramientas a sus clientes”.

La conexión que era de banda ancha en 2018, posiblemente hoy ya no lo sea y el contrato que tengan actualmente las personas con las empresas no será modificado por el cambio ordenado por la CRC, a menos que el usuario exija un incremento en su velocidad y ahí si le genere un incremento en el plan actual.

“Esta no es una medida retroactiva, las condiciones fueron pactadas entre usuarios y empresas, y eso nosotros no lo modificamos; el reto de los operadores está en ofrecer las condiciones para los usuarios. No todos están listos para esto porque sus conexiones son antiguas o por el precio del mercado. En Bogotá, Medellín y Cali se tiene una demanda alta y hay ofertas razonables, pero en poblaciones pequeñas es más difícil ofrecerlo por la cantidad de usuarios”, señaló Arias.

LOS OPERADORES

En el caso de los precios, el experto aseguró que las tarifas de acceso a internet no suben como lo hacen las demás del mercado, porque entre más usuarios tenga el operador puede garantizar mejores costos fijos y velocidades.

Los voceros de los principales operadores indicaron que sus facturas no cambiarán, pero el usuario puede conocer y comparar la oferta que más le convenga.

Claro señaló que en el Internet Hogar ofrece hasta 300 mbps con la que se pueden enviar o recibir archivos de cualquier tamaño, disfrutar al máximo de plataformas, contenido 4K, conexión de varios dispositivos al mismo tiempo que permite el disfrute al máximo de la experiencia de las ultravelocidades.

Los precios ahí varían dependiendo la ciudad y el estrato, pero en Bogotá en estrato tres el costo va desde los $69.900 a los $398.900 pesos.

En la oferta de TigoUne, los planes de alta velocidad son desde 5 hasta 150 Mbps de bajada para los hogares, mientras que para los clientes empresariales, la empresa cuenta con ofertas con mayores velocidades y soluciones a la medida.

“No haremos cambios en la factura ni en contratos de nuestros clientes, previos a la entrada en vigencia de la resolución 5161, pues no cambian las características del servicio que han contratado. Se trata de un ajuste en la denominación, lo cual impacta únicamente los mensajes y comunicaciones, los clientes no experimentarán variaciones en sus facturas, contratos ni en el servicio contratado”, indicó la compañía.

En el caso de Movistar, explicaron que el pago se hace por “el servicio de acceso, a Internet, TV y línea básica con una tarifa definida, independientemente de la denominación que la regulación defina para el servicio”, dijo Camilo Aya, director de Mercadeo.

Además comentó que la empresa ya tomó las medidas con los clientes “para que ellos conozcan si la conexión que están adquiriendo es o no de banda ancha, no solo en la factura sino en toda nuestra comunicación, incluyendo la página web, anuncios, comerciales, etc”.

ETB, ofrece conexiones por fibra óptica con velocidades superiores a las consideradas banda ancha o utrabanda ancha, “para disfrutar de los contenidos favoritos con una agilidad de visualización de pocos segundos, es ideal tener estas conexiones por fibra óptica con velocidades superiores”, puntualizó Henry Salazar, vicepresidente de la firma.

Si las actividades principales al conectarse son los videojuegos, videoconferencias, manejan información en la nube o analítica de datos, sin duda, la mejor conexión que se puede lograr a través de punto cableado es la ultrabandaancha.

Los usuarios deben tener claro que las velocidades contratadas se garantizan hasta los puntos de conexión y si se hace por medio del WiFi habrá factores externos que interfieran con la cobertura de la señal.

“Está el reto de conectar al país, las tarifas bajarán, no estamos a la vanguardia, estamos lejos de llegar a las velocidades de Asia o Europa, pero vamos en el camino correcto. La definición no es una solución, pero es una forma de incentivar la oferta”, puntualizó Arias.

Siga bajando para encontrar más contenido