close
close

Economía

Cambio productivo, el país económico que sueña Petro

El candidato propone pasar de un modelo apoyado en industrias extractivas a uno que refuerce la agroindustria. 

Gustavo Petro

Gustavo Petro

César Melgarejo/ EL TIEMPO

POR:
Portafolio
mayo 30 de 2022 - 07:00 p. m.
2022-05-30

Una economía productiva que genere riqueza basada en el trabajo y la protección de la casa común”, esta es una de las premisas del programa de gobierno con el que Gustavo Petro, junto a Francia Márquez como su vicepresidenta, espera llegar a la Casa de Nariño entre 2022 y 2026.

(Lea: Qué necesitan Petro y Hernández para ganar la segunda vuelta). 

Su estrategia, como indica su documento, aboga por un “programa para el cambio, construido desde los territorios y las voces de sus gentes, está concebido como el inicio de una transición”.

Petro propone que, para lograr la transformación económica que Colombia “necesita”, se debe pasar de una economía extractivista a una economía productiva. En este sentido, su postura ante el petróleo y otras industrias extractivas son una de las bases centrales de su estrategia. Su finalidad es un desescalamiento gradual del modelo altamente dependiente del petróleo y del carbón.

En nuestro gobierno se prohibirán la exploración y explotación de Yacimientos No Convencionales, se detendrán los proyectos piloto de fracking y el desarrollo de yacimientos costa afuera. No se otorgarán nuevas licencias para la exploración de hidrocarburos, ni se permitirá la gran minería a cielo abierto. Respetaremos las decisiones democráticas de las consultas populares”, asegura el candidato en su programa.

Para sustituirlo, el agro es una de sus fórmulas. Entre los planes está que se impulse el desarrollo de sistemas agroforestales, silvopastoriles, y también para el turismo de naturaleza, bajo el liderazgo de organizaciones comunitarias.

Dentro del modelo de país económico que se sueña Gustavo Petro, la “soberanía alimentaría” es otro de sus fundamentales, y allí sugiere la implementación de aranceles “inteligentes” que faciliten la producción, aplicados tanto para bienes como para insumos agroalimentarios y agroindustriales.

El candidato defiende que el país debería dejar de importar toneladas en alimentos e insumos que Colombia puede producir y propone una economía agropecuaria y agroindustrial.

En relación con la industria, la articulación de pactos de productividad entre empresas privadas, sectores de la economía popular, sociedad civil y Estado es otra de las ideas que plantea Petro, así como el desarrollo de cadenas de valor agregado.

Entre los sectores que propone impulsar está la industria del cannabis, la medicina, los textiles y alimentos; su estrategia demás busca fortalecer una industria pesquera y turística “protectora de la naturaleza y con alta participación de la economía popular”. Además, propone una política de industria digital, para que de manera transversal se digitalicen los sectores.

Y para impulsar a las pequeñas y medianas empresas propone una política de compras públicas como instrumento estatal para ayudar a organizaciones productoras, y un modelo en que el Estado priorice el aumento de la capacidad de las pequeñas y medianas empresas, principales generadoras de empleo del país, mediante programas de acceso al crédito con bajas tasas de interés o intereses condonables.

El empleo y los programas sociales

Otro gran pilar de la Colombia que promete el candidato por el Pacto Histórico es su programa de empleo garantizado. La propuesta central es que el Estado actúe como empleador de última instancia, y ofrezca empleo a quienes puedan y quieran trabajar, pero no encuentren como hacerlo en el sector privado.

Así propone crear un programa que proporcionaría empleo con un salario básico para quienes no encuentren trabajo. “No será un programa de emergencia ni un sustituto del empleo privado, sino un complemento permanente del empleo del sector privado”, aclara el plan programático del candidato.

Otras estrategias para crear empleo incluyen que el Estado contrate obras de impacto local; contabilizar en las cuentas nacionales el trabajo de cuidado y fomentar la inclusión femenina en programas de empleo público, así como la promoción del empleo juvenil, incluyendo las prácticas y el servicio social como experiencia profesional.

De acuerdo con Petro, su política de empleo garantizado “será la base de un nuevo contrato social alternativo al enfoque de subsidios al desempleo y a la flexibilización laboral”.

(Siga leyendo: Vichada, el departamento que Hernández no conocía, pero en el que ganó). 

De la mano con la garantía por el empleo, busca facilitar una estrategia para ayudar a las personas con menos condiciones y facilidades económicas. Una de las bases de su campaña es un bono para la población adulto mayor, consistente en un subsidio de $500.000 mensuales para todos los adultos mayores sin pensión y un modelo de salud preventiva.

Para fortalecer la cobertura en educación superior espera alcanzar un nivel de acceso superior al 80%, con una inversión de $28 billones para el cuatrienio. Y sumado a ello, espera dar cumplimiento de los acuerdos del movimiento estudiantil de 2018.

El reconocimiento de las mujeres es otro de sus pilares, Petro propone una transferencia mensual de $500.000 para mujeres cabeza de hogar con hijos pequeños y en condición de pobreza.

Crearemos el Sistema Nacional del Cuidado para reconocer, reducir y redistribuir los trabajos de cuidado principalmente de las mujeres y el Ministerio de la Igualdad para avanzar hacia una sociedad sin brechas entre hombres y mujeres”, señala el candidato en su plan de gobierno.

PORTAFOLIO

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido