Carbón coque, cobre y esmeraldas, nuevo foco
de la inversión minera

Los tres minerales llegarían al 25% de la tajada para la inyección de capital del sector extractivo del país. En oro, el metal no pierde pista.

Cobre

En el territorio nacional existen aproximadamente 600 títulos mineros, dedicados a exploración de cobre.

POR:
Portafolio
mayo 15 de 2019 - 11:21 p.m.
2019-05-15

El carbón metalúrgico, el cobre y las esmeraldas son los tres minerales que día a día aumentan su tajada en la torta de inversión para su exploración y producción en el presente año.

Cálculos del Ministerio de Minas y Energía (MME) estiman que del total de inversión directa (ID) que llegará al sector minero en el 2019 y que es del orden de US$1.500 millones, casi el 25% (en años anteriores no pasaba del 15%) se va para el desarrollo de los tres citados minerales.

(Carbón de coque colombiano, en la mira de la India). 

“Aunque la industria minera tuvo años bastante difíciles, hoy en día las empresas han vuelto a reportar ganancias para sus accionistas y evalúan nuevamente inversiones en proyectos exploratorios”, señaló Nicolás Arboleda, líder del área de Minería de la multinacional de servicios legales Baker McKenzie en Colombia.

El analista agregó que, ante las señales de recuperación que se vienen presentando en el sector, se proyecta una mayor actividad de la industria minera en el desarrollo de nuevos proyectos, así como en las fusiones y adquisiciones.

Y recalcó que “en cuanto a las mejores opciones de inversión en el sector minero colombiano en los próximos cuatro años, se encuentran minerales como las esmeraldas, el cobre, el carbón metalúrgico, sin dejar de lado al oro".

“El país tiene que apostarle a nuevas inversiones y proyectos que desencadenen en unos años los complejos mineros del futuro. De lo contrario nos vamos a quedar rezagados en el sector frente a otros países de la región”, subrayó.

EN BUSCA DE MÁS COBRE 

No hay duda que uno de los minerales que sigue ganando terreno en cuanto a inversión se refiere, es el cobre.

Registros de la Agencia Nacional de Minería (ANM)indican que en el territorio nacional existen aproximadamente 600 títulos mineros, dedicados a exploración de cobre, lo que despejaría el camino para que en el 2030 el país llegue a generar el 8% de total de la producción a nivel mundial.

“En el año 2050 se va a demandar cerca del doble de cobre de lo que se demandó en los últimos 100 años y Colombia tiene una oportunidad muy importante. Después de Chile y Perú, podemos convertirnos en el tercer productor de este metal en Latinoamérica si desarrollamos nuestro potencial”, señaló la ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez.

(Nuevos negocios en el renglón del carbón coque). 


Por su parte, Arboleda de Baker McKenzie, subrayó que el cobre es un sector en desarrollo en el país, pues la producción no es mayor a las 10.000 toneladas al año.
“Este año habrá mucha más inversión pero son proyectos de exploración, así que no son sumas muy cuantiosas pero es un gran comienzo porque pueden traer mucha más inversión a futuro”, recalcó.

Precisamente un estudio de la citada firma de servicios legales señala que Colombia cuenta con un potencial enorme gracias al llamado “cinturón del Pacífico cupífero”, formación geológica que viene desde Chile, pasa por Ecuador y atraviesa Colombia hasta la frontera con Panamá, y que contiene grandes yacimientos de cobre.

ESMERALDAS, INVERSIÓN CON QUILATES 

Gracias al proceso de industrialización, la operación esmeraldífera del país, concentrada en el departamento de Boyacá, sigue creciendo a pasos agigantados, lo que significa más inversión para su producción.

El estudio de Baker McKenzie resalta que las esmeraldas colombianas son y seguirá siendo una piedra preciosa que es muy apetecida en su utilización para la joyería a nivel mundial. “Cada día se ven más jugadores internacionales queriendo formar parte de este negocio, contando hoy en día con empresas listadas en bolsas internacionales que han hecho inversiones en este sector”, señala en uno de sus apartes.

Al respecto, Arboleda destacó que países como Brasil, Afganistán y Zambia son grandes productores de esmeraldas, mientras que la calidad de este mineral en Colombia sigue siendo de las mejores del mundo y por lo tanto, su precio es diferencial.

Según Óscar Baquero, presidente de la Federación Nacional de Esmeraldas (Fedesmeraldas), Colombia ocupa el tercer lugar en participación en el negocio mundial de esmeraldas. “el negocio de las esmeraldas colombianas aún está en crecimiento ya que representa cerca de US$150 millones al año”, resaltó.

Registros del gremio indican que para los años 2017 y 2018 se realizaron inversiones por $42.959 millones, cifra que llama la atención si se tiene en cuenta que para los años 2015 y 2016, el desembolso fue de $19.118 millones; es decir prácticamente se duplicó.

CARBÓN COQUE GANA TERRENO 

El tercer mineral que gana terreno en materia de inversión es el carbón metalúrgico (o coque) gracias a que el precio internacional se ha mantenido estable por el aumento de la demanda en la industria del acero, impulsada principalmente por países como China en Asia, o Polonia en Europa.

“El carbón coque colombiano es de la más alta calidad y se encuentra en grandes cantidades en el interior del país. Sin embargo, el país ha perdido competitividad dada la restricción en materia logística para transportar este mineral desde el centro del territorio nacional hasta los puertos. Una solución logística integrada podría ser la clave para destrabar la exportación y competitividad de este mineral” resalto Arboleda.

Por su parte, Juan Manuel Sánchez, presidente de la Federación Nacional de Productores de Carbón (Fenalcarbón), indicó que “si para el 2019 se mantiene la tendencia exportadora, estimamos que lograremos al menos 3,5 millones de toneladas de coque exportado y 4,5 millones de toneladas para el 2022”.

EL ORO SIGUE EN EL RADAR 


Con respecto al oro, Nicolás Arboleda de Baker McKenzie precisó que la producción de este metal es apetecida por muchos inversionistas ya que suele ser un refugio diferente a la moneda (dinero) emitida por los países, y es en sí mismo, una moneda que sirve a nivel global.

“Aun cuando el precio de este mineral sigue rondando los US$ 1.200 por onza y no se ven señales que indiquen que ese precio escalará a niveles del 2009 y 2010, este commodity tiende a contar con una demanda estable. Colombia hoy en día cuenta con varios proyectos de talla mundial que van a triplicar la producción colombiana de este mineral en los próximos años, así que el país continuará atrayendo mucha inversión
en este sector”, dijo.

Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido