Economía

Caribe y Antioquia, con el grueso de proyectos para la reactivación

Norte de Santander, La Guajira y Valle también concentran las iniciativas. Infraestructura y minas y energía, entre los focos.

Reactivación

Los proyectos de infraestructura, turismo, vías y de explotación y producción de hidrocarburos tienen enfoque territorial. 

Archivo particular

POR:
Portafolio
noviembre 09 de 2020 - 09:16 p. m.
2020-11-09

Si bien una buena tajada de los proyectos que planteó la administración del presidente Iván Duque tienen un impacto nacional, los departamentos de la región Caribe y del centro del país son los que tienen una mayor concentración de iniciativas para la recuperación, las cuales tienen apuestas en obras de infraestructura, turísticas y de agricultura.

(Reactivación: así es la hoja de ruta de las 4 grandes capitales). 

Así lo muestra un documento, al que este diario tuvo acceso, en el que se detallan los 485 proyectos y 25 programas que el Gobierno tiene priorizados para la recuperación, en los que se ve que Norte de Santander, Santander, Antioquia, La Guajira, Valle del Cauca, Bogotá y Cundinamarca tienen la mayor cantidad de proyectos regionales para la generación de empleo.

Cabe apuntar que el ‘Compromiso por Colombia’, como se le denomina al plan de reactivación, busca crear 2 millones de puestos de trabajo entre directos e indirectos en los próximos años con una inversión de $161 billones. La mayoría de plazas se crearán en uno de los cinco compromisos que tiene esa estrategia, que es el de la generación de empleo, con 1,2 millones de nuevos puestos.

(Ventas de vivienda aceleran el ritmo de la reactivación). 


Para el caso de ese compromiso, la mayoría de los proyectos tienen un impacto nacional, pero Norte de Santander, Santander, Valle del Cauca, Chocó, Caquetá, Cauca y Boyacá tienen la mayor cantidad de iniciativas regionales.

Si se revisan los proyectos de ese compromiso, los de infraestructura, turismo, vías y de explotación y producción de hidrocarburos son los que tienen mayor enfoque territorial.

En el programa de Concluir, concluir, concluir, por ejemplo, las regiones Centro oriental y Pacífico concentran 17 de las 31 obras. Y en Vías para la legalidad, 12 de las 22 obras están ubicadas en los Llanos orientales y el centro oriente del país.

En cuanto a las alianzas público-privadas, de los cinco proyectos, dos tienen impacto nacional, dos están ubicados en el Pacífico, y uno en centro oriente.

(Decanos de economía explican sus recetas para enfrentar la crisis). 


En total tendrán una inversión de $16,3 billones, de los cuales apenas $2,8 billones se ejecutarán entre los años 2021 y 2022, y las iniciativas que tendrán más recursos en dicho periodo serán la vía que conecta a Buga y Buenaventura ($738.176 millones), y la troncal Magdalena C1 que va de Puerto Salgar a Barrancabermeja ($778.624).

Las otras obras estratégicas serán las cinco de iniciativa privada, que incluyen dos aeropuertos en el Caribe (Cartagena y San Andrés), Puerto Antioquia en el Golfo de Urabá, el aeropuerto de Suroccidente y la Avenida Longitudinal de Occidente (Alo) Sur, ubicada en el centro oriente del país.

El otro foco importante en dicho compromiso, y que tiene en la mira beneficiar a la costa Caribe es el de establecer un marco regulatorio para la explotación y exploración costa afuera,que cuenta con un potencial gasífero y petrolero. De hecho, ya iniciaron campañas exploratorias con seis contratos ‘off shore’, con inversiones contractuales por US$2.000 millones.

El otro foco son las obras de infraestructura turística, en las que se ven varias inversiones en departamentos como Bolívar, Magdalena, Cundinamarca, Antioquia, Atlántico y Meta.

De estos se destacan los proyectos de Bolívar, los cuales traen las mayores inversiones, pues de los $1,3 billones que se invertirán en total en ese programa, $874.267 millones estarán concentrados en ese departamento.

El resto de proyectos que tiene ese compromiso, 219 en total, están relacionados con la transformación digital para empresas, iniciativas para mejorar la productividad y estrategias para las organizaciones de la economía naranja y apoyo a las mipymes. Todos esos están planteados para impactar a todo el país.

El otro compromiso que tiene un enfoque regional es el del crecimiento limpio, que encauza sus esfuerzos en impulsar energías como la eólica, solar, térmica y proyectos de transmisión y de sostenibilidad ambiental. De esos, la mayoría tiene proyectos en La Guajira, Antioquia y costa afuera o ‘off shore’.

De esos llaman la atención las megaobras como las de Betha y Alpha, adelantados por EDP Renováveis (EDPR), multinacional de energía renovable con presencia en Italia, Francia, España, Portugal, Reino Unido, Brasil, México, Canadá y EE. UU. Esos dos proyectos de energía eólica tendrán una inversión total de $2,1 billones en La Guajira, según el documento.

EL APORTE REGIONAL


Además de los proyectos que está impulsando el Gobierno para la reactivación, con recursos de la Nación, las alcaldías y gobernaciones están, de igual manera, aportando su parte para la recuperación.

Una muestra de eso son las estrategias que han lanzado las principales ciudades del país, como Bogotá, Cali, Barranquilla y Medellín, las cuales le apuestan a las obras de infraestructura, a algunas iniciativas de transformación digital y apoyo a los más vulnerables.

Para el caso de Bogotá una de las iniciativas bandera es el la primera línea del metro de la ciudad, para el cual ya se firmó el acta de inicio de obras, y que busca generar al menos 27.000 puestos de trabajo en los próximos años, entre directos e indirectos.

Medellín, por su parte, también tiene los ojos puestos en el Metro de la 80 y en la creación del ‘Valle del Software’, como apuesta clave para la recuperación.

En el caso de Barranquilla tienen estipulado invertir $5,2 billones en 10 proyectos de infraestructura, que incluye la recuperación de la Ciénaga de Mallorquín y trabajos en el sistema público de transporte y obras en acueducto y alcantarillado, entre otros.

Algo similar se ve en Cali, que tiene un paquete de iniciativas de construcción para impulsar la generación de empleos, una fórmula que están aplicando también otros departamentos del país.

COMPROMISO POR EL CAMPO 


El otro compromiso con un foco territorial es el del campo y paz con legalidad, en el que la mayoría de iniciativas están concentradas en Antioquia, Norte de Santander, Cauca, Nariño, Casanare, Meta, Córdoba, Chocó, Sucre, Magdalena y Valle del Cauca.

De la inversión total que tiene ese compromiso, que es de $4,3 billones, $2,6 billones están destinados a la iniciativa Construcción de Paz con los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), el cual tiene 63 proyectos, repartidos por todo el territorio. El objetivo de estas iniciativas es que los campesinos sean emprendedores, tengan acceso a créditos y puedan hacer una comercialización sostenible de sus productos.

María Camila González Olarte
Twitter:@CamilaGolarte

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido