Cartera de consumo confirma su mejora: creció 15,3% en 2019

A pesar de que las cifras de morosidad no son preocupantes, TransUnión apunta a que se debe monitorear la evolución.

Business

Algunos datos en la cartera de consumo muestran un leve deterioro.

123rf

POR:
Portafolio
febrero 18 de 2020 - 10:00 p.m.
2020-02-18

La cartera de crédito de consumo, incluyendo no solo los créditos de libranza y de libre inversión, sino también tarjeta de crédito y vehículo, creció 15,3% año contra año en el cuarto trimestre de 2019, lo que confirma el buen año que registró ese segmento.

(Lea: Las razones por las que el crédito de consumo crece a doble dígito)

Así lo afirma Virginia Olivella, gerente senior de investigaciones de TransUnion, entidad que presentó ayer su informe sobre el comportamiento del crédito en Colombia.

(Lea: Radiografía de los créditos de consumo en Colombia en el 2019)

Esta evolución positiva también destaca al ponerla frente al resto de carteras: “esto se compara con crecimientos del 10% en vivienda y 5,1% en microcrédito, y con un alza de consumo de 8,5% en el cuarto trimestre de 2018.

También fue la de mayor avance en nuevos créditos, con un crecimiento año contra año de 19,2%, mayor al 9,1% en vivienda. Los microcréditos cayeron -4,6%”, resalta Olivella.

Dentro de este segmento, los créditos personales (libre inversión y libranza) fueron los que tuvieron el mayor incremento, de 24,5%, seguido por vehículo con 13,4% y tarjeta de crédito, que presentó un alza de 11,4% respecto al mismo periodo del año pasado.

“Esta es una tendencia que se viene observando hace ya varios trimestres, con un mayor crecimiento en productos como libre inversión, libranza y tarjeta de crédito, que muchos consumidores usan para financiar compras más pequeñas y gastos diarios.

Este ha estado en línea con el fuerte avance de las ventas minoristas durante el 2019. Este es un importante catalizador para el crecimiento de la economía y es alentador ver que las entidades tienen un apetito para extenderlo”, afirmó la experta.

Eso sí, como se ha venido hablando en las últimas semanas, hay cierta preocupación de que este importante crecimiento en la cartera de consumo pueda generar un deterioro de su calidad y producir un choque en los consumidores nacionales.

Ante esto, según indican los datos de TransUnion al finalizar el 2019, la morosidad grave en los usuarios presentó mejoras en los créditos de vivienda, vehículos y personales, con disminuciones de 51 puntos básicos (pbs), 50pbs y 46pbs, respectivamente. Mientras tanto, las tarjetas de crédito y los microcréditos sí que registraron un descenso en su indicador, de 22pbs y 17pbs año contra año, de manera respectiva.

No obstante, Olivella asegura que con este indicador “no se tiene la historia completa sobre las tendencias en el comportamiento de pago del consumidor y los posibles riesgos”.

Ante esto, como explica la experta de TransUnion, se hizo un análisis adicional. “Aunque la calidad de la cartera parece haber mejorado para los créditos personales, la cosecha más reciente del segundo trimestre de 2019 (todas las cuentas originadas en ese trimestre) mostró una tasa de morosidad más alta en tres meses en comparación con el segundo trimestre de 2018.

Del mismo modo, este indicador del primer trimestre de 2019 y el tercero de 2018 presentaron un deterioro seis y doce meses después de originadas, respectivamente. Este análisis se realizó para todos los niveles de riesgo, para tener en cuenta las diferencias en la combinación de riesgo de las diferentes cosechas, y el deterioro se observó en todos”.

De esta forma, aunque la calidad de la cartera sigue siendo alta, son algunos los datos que empiezan a mostrar deterioros, lo que iría en línea con las alertas que se han prendido.

Por eso, Olivella también destaca que hay que hacerle seguimiento a ese comportamiento. “El mercado de crédito de consumo continúa creciendo, ayudando a impulsar el comercio interno y el crecimiento económico. En este último trimestre encontramos evidencia de presiones emergentes en el pago de las obligaciones crediticias en algunas categorías, pero no parecen significativas. Sin embargo, sí creemos que justifican un monitoreo cercano en futuros trimestres”.

Por último, Olivella resalta la importancia del crédito en el PIB. “El crecimiento real agregado de las carteras de consumo, vivienda y microcrédito fue de 9,4%, mayor en más de 6 puntos porcentuales al crecimiento real del PIB (3,3%). Es alentador ver un crecimiento continuo en el mercado de crédito de consumo”.

YA SE TOMAN MEDIDAS

Aunque el análisis de TransUnion muestra un pequeño deterioro en los productos, Olivella dice que el mercado ya lo sabe. “Creemos que muchas entidades ya están incorporando estos análisis en sus estrategias, dado que cuando miramos el perfil de riesgo de los nuevos créditos personales otorgados, vemos una menor participación de consumidores de alto riesgo en los últimos trimestres”.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido