Cien días de cuarentena: el país, en ‘cuidados intensivos’

La crisis avanza en medio de un panorama incierto. La mayoría de las cifras están en rojo y la incertidumbre no da tregua.

Coronavirus Colombia

El Gobierno ha liberado alrededor del 90% de los sectores, pero están pendientes actividades claves como el turismo.

AFP

POR:
Portafolio
julio 01 de 2020 - 10:00 p.m.
2020-07-01

El pasado 25 de marzo comenzó la debacle. Ante la detección de los primeros casos de contagio de coronavirus y de fallecimientos por esta causa en el país, el Gobierno Nacional decretó el aislamiento obligatorio, inicialmente hasta el 13 de abril, pero luego se ordenaron varias prórrogas que extendieron la cuarentena hasta el 15 de junio.

(Lea: Colombia supera los 100.000 contagios por coronavirus)

De un solo golpe, el frenazo del 70% de la actividad productiva llevó a que las expectativas económicas y sociales se desvanecieran y la emergencia de salud se agudizara. La reacción de los consumidores no se hizo esperar.

(Lea: Termina el peor trimestre de la historia económica del país)

Supermercados, centrales de abastos, plazas y tiendas de barrio se llenaron de compradores, generando desabastecimiento y aumentos de precios de algunos productos básicos como arroz, huevo, pollo, leche, granos, verduras y artículos de aseo personal y de la salud.

(Lea: Por ahora, Bogotá no tendrá que volver a una cuarentena general)

Bajo el lema “Quédate en casa”, las carreteras y los aeropuertos del país quedaron bloqueados y las calles de todas las ciudades lucían solitarias, debido a que millones de trabajadores fueron enviados a sus lugares de residencia, incluyendo a quienes viven del rebusque o realizan trabajos por cuenta propia.

Algunos continuaron sus labores vía remota, en tanto que otros salieron a vacaciones, les suspendieron temporalmente sus contratos de trabajo o fueron despedidos argumentando fuerza mayor. Universidades, colegios y escuelas entraron de manera obligada en la era de la educación virtual, y el turismo y las actividades de entretenimiento cesaron sus labores, mientras que los restaurantes apenas sí pudieron atender despachos a domicilio.

El impacto fue inmediato. En abril, todos los indicadores de la economía se tiñeron de rojo, al tiempo que las estadísticas sobre contagiados empezaron a contarse en miles y los muertos en cientos, a medida que el país aumentaba la toma de muestras que hoy supera las 17.000 diarias.

Las cuentas del Gobierno Central se descuadraron de manera tal que la Regla Fiscal fue desmontada temporalmente hasta el 2021, con el objetivo de atender las necesidades de recursos generadas por la atención de la emergencia, y que el Gobierno ha calculado en casi $117 billones, incluidos los recursos asignados por el Fondo Nacional de Garantías para apalancar créditos a empresarios y programas sociales como Familias y Jóvenes en Acción, Adultos Mayores, ingreso solidario, apoyo para el pago de nóminas, recursos para la prima laboral de mitad de año y devolución del IVA.

Un mes después de que se decretara la cuarentena, el país superó los 4.500 contagiados y sobrepasó el techo de los 200 muertos a causa del virus. De acuerdo con las cifras del Ministerio de Salud, ayer, el acumulado de personas infectadas se ubicó en 102.009, es decir, una población similar a la de un municipio como Garzón (Huila), la tercera ciudad más grande de ese departamento. Por su parte, la cifra de fallecidos llegó a 3.470.

De un solo golpe, en abril pasado 5,4 millones personas se quedaron sin trabajo, la tasa de desempleo llegó a 19,8%, y en mayo fue de 21,4%. En el quinto mes del año se destruyeron un total de 4,9 millones de puestos y 3,3 millones de personas pasaron a la lista de inactivas. Los desocupados sumaron 2,08 millones.

Aunque ninguna región del país fue eximida de la cuarentena obligatoria ni del cierre de actividades productivas, el impacto en materia económica y de salud es distinto entre ciudades, debido al comportamiento de los ciudadanos frente al confinamiento y a la aplicación de los protocolos de autocuidado dispuestos por las autoridades de salud.

Medellín y Bucaramanga han sobresalido por el bajo nivel de contagios, mientras que Bogotá, Cartagena y Barranquilla ocupan los primeros lugares en número de fallecimientos y de casos positivos.

¿HASTA CUÁNDO?

La crisis avanza en medio de un panorama incierto, pues además de que la mayoría de los indicadores cayeron a terreno negativo, la incertidumbre no da tregua. La dificultad de encontrar una respuesta al interrogante sobre cuándo regresa la normalidad es lo que más atormenta al Gobierno, a las autoridades económicas y de salud, y a empresarios y consumidores.

“El país se tiene que acostumbrar a vivir con el coronavirus. Así tendremos que celebrar el Día del Amor y Amistad, Halloween y hasta Navidad”, dijo el presidente Iván Duque, al ratificar la magnitud del problema generado por la pandemia y el grado de incertidumbre con el que el país debe convivir.

La crisis no ha dejado sector con cabeza. Es más, en algunos casos, ni siquiera las actividades exentas, es decir, las que no suspendieron operaciones, han logrado escapar a la crisis. Con excepción del negocio de telecomunicaciones, empresas tecnológicas, agroindustriales y de la cadena alimenticia, al igual que de la salud y financieras, han sentido el impacto de la crisis, especialmente por la caída de la demanda.

Por ejemplo, los bancos redujeron sus utilidades en abril de $3,3 billones en ese mes de 2019, a 2,73 billones este año, mientras que el sector financiero total registró pérdidas por $17,1 billones.

En materia económica, el golpe fue tal que de un mes a otro la cifra de crecimiento del producto interno bruto (PIB) se derrumbó. Mientras la economía creció 1,1% en el primer trimestre de 2020, en abril, el indicador de seguimiento hecho por el Dane señala que el abril el PIB cayó 20,06%.

El FMI estima que la dinámica económica retrocederá este año 7,8%. A ello se sumó el desplome de la producción industrial a -35,8%, las ventas del comercio -42,9, la confianza del consumidor a -41,3%, la demanda de energía -10,71, mientras que las exportaciones bajaron de US$3.423 millones en enero a US$1.849 millones en abril. La ocupación hotelera es de 6%.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido