Economía

Cierres e importaciones, los obstáculos en confecciones

A la compra de productos del extranjero, en 2021 se suma el impacto de las restricciones al comercio por la pandemia.

Confecciones

La situación de producción de textiles en este momento en Colombia es normal, pues las importaciones han disminuido y por eso la demanda ha mejorado.

Archivo / EFE

POR:
Portafolio
enero 19 de 2021 - 09:00 p. m.
2021-01-19

El sector textil y de confecciones inicia este 2021 con el gran reto de retomar el dinamismo de su actividad, en medio de un contexto donde los cierres y las restricciones están siendo protagonistas ante el aumento de contagios por covid-19 en el país.

(El sector de ropa y calzado es optimista con la recuperación). 

Junto con el entretenimiento, hay que destacar, que la moda fue el segmento que tuvo la mayor disminución en el gasto de los hogares durante el 2020, al regresar incluso, como lo afirmó recientemente el informe de Raddar, a los niveles registrados en el 2014.

“No entendemos cómo después de un año seguimos adoptando medidas de confinamiento. Sabemos que es una decisión justificada en la salud, pero es importante dejar claro que esto tiene efectos nocivos sobre la economía”, argumentó Camilo Rodríguez, presidente de la Cámara Colombiana de la Confección y Afines (CCCA).

(Confecciones se abren campo tanto en físico como en online). 


Si bien en las últimas cifras del Dane, con corte a noviembre, en términos de producción tanto prendas de vestir (-8,1%), como textiles (-2,9%) mejoraron su desempeño frente a octubre, aún se mantienen en negativo y, de hecho, lejanas en 9,2 puntos porcentuales (pps) y 9,9 pps, respectivamente, frente a febrero, el último resultado positivo del año anterior.

Para Gustavo Alberto Lenis, el presidente de Fabricato, una de las compañías textileras más grandes del país, las restricciones en el consumo afectan a toda la cadena de la actividad.

Y es que en su caso “el 2020 cerró con una caída en las ventas del 22%, donde tuvimos meses en los que no se vendió nada y fue imposible recuperar el volumen”, anotó el empresario.

Este mes era también muy relevante para la industria por la realización de Colombiatex de las Américas, que estaba programada para realizarse en un formato híbrido.

No obstante, recientemente Inexmoda canceló la versión física del evento, aunque mantuvo la digital que comenzó ayer con 240 expositores y 2.000 compradores de distintos países.

Juan Fernando Loaiza, especialista en Investigación Económica y Sebastián Diez, director de Mercadeo de la entidad proyectan que el mercado de la moda va a crecer 8,5% y 4,5% en 2021 y 2022, respectivamente.

Siendo el de 2021 superior porque “se da un efecto rebote, ya que el año pasado al tener una contracción del 13%, mucho gasto de las familias en moda estaba contenido y se liberaría este año, logrando así una estabilización en 2022”, dicen.

Pero la coyuntura de la pandemia no está siendo el único problema por el que atraviesa el sector, pues los representantes de la industria son enfáticos en afirmar que las compras de productos terminados en el extranjero siguen agudizando la crisis.

“La situación de producción de textiles en este momento en Colombia es normal, pues las importaciones han disminuido y por eso la demanda ha mejorado. Pero la que aún sigue con problemas es la confección que está afectada por la importación y contrabando de las prendas terminadas”, afirmó el presidente de Fabricato.

Argumento con el que concuerda Rodríguez de la CCCA, para quien el Gobierno está beneficiando a la mano de obra extranjera, ya que “en últimas, cuando estamos importando una prenda de vestir lo que estamos importando son minutos de mano de obra”.

Además, agregó que esperan que el Gobierno, de acuerdo con conversaciones adelantadas, “imponga medidas arancelarias en beneficio de la industria nacional”.

Y es que aquí, en lo referente al empleo, hay que anotar que la confección de prendas de vestir (-14,5%), así como hilatura, tejeduría y acabado de productos textiles (-9,6%), fueron las actividades que más aportaron a la reducción de empleos del sector manufacturero en lo corrido del 2020 hasta noviembre.

COMERCIO 

En el caso del comercio, si bien los indicadores han sido impactados por efecto de las restricciones en este arranque de año, sí hay que mencionar que en el reporte del departamento estadístico del onceavo mes de 2020, las ventas de estos artículos por fin se situaron en positivo.

Así, noviembre cerró en 3,6%, mejorando con respecto al resultado obtenido en octubre (-4,6%).

Yen diciembre, durante la temporada navideña, la consultora Raddar registró, asimismo, que la variación del gasto en moda se situó en 2,58%, mejorando frente a los números obtenidos en noviembre (2,42%) y octubre (2,29%).

Sin embargo, subsectores como prendas infantiles (-85%) y trajes formales de adultos (-72%), tuvieron en 2020 caídas que quizá se mantengan este año.

Finalmente, en lo corrido de 2020 hasta noviembre las prendas de vestir, así como el calzado y los artículos sucedáneos al cuero en establecimientos especializados (-16,3%), fue la categoría que más aportó a la variación negativa del empleo en el comercio.

María Camila Pérez Godoy

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido