Economía

Cierres no reducen muertes, pero sí afectan economía: Anif

La mitad de los departamentos pueden llegar de un tercer pico, pero según el centro de estudios, se deben evitar ‘a toda costa’ las restricciones.

Comercio

En enero, algunas de las principales ciudades anunciaron cierres del comercio, lo que derivó en protestas.

Héctor Fabio Zamora / EL TIEMPO

POR:
Portafolio
marzo 30 de 2021 - 08:30 p. m.
2021-03-30

Ante la posibilidad de que se sigan estableciendo cierres y restricciones en las ciudades por cuenta de una tercera ola de contagios, la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) señala que ese tipo de medidas no son suficientes para detener la mortalidad por coronavirus, pero sí tienen un efecto negativo en la economía.

(Lea: En enero, cierres generaron bache en vía de reactivación)

De acuerdo con el análisis que hizo el centro de estudios, en las últimas semanas se ha visto una reducción de casos de contagios en la mayoría de las zonas del país, a excepción de la región Atlántica, donde hubo un rebrote.

(Lea: Un millón de personas nuevas pagarían impuesto de renta)

“Santa Marta, que ha presentado una tendencia descendente de los casos desde el 5 de marzo, empezó a experimentar estabilización hospitalaria desde el 19 de marzo y las cifras, a 28 de marzo, parecen indicar que la tendencia será aún más favorable conforme avanza la semana. Barranquilla, por su parte, puede que vea disminución en su ocupación entre el 5 y 9 de abril, teniendo en cuenta que su pico de casos fue el 11 de marzo, un poco después que el de Santa Marta, y que es una de las ciudades que más pacientes recibe de otros municipios. Mientras tanto, la situación en el resto de las regiones se mantiene en niveles tranquilizadores”.

(Lea: Desempleo: el covid complicó un problema que el país ya sufría)

Por otro lado, Anif también estimó cuál es la probabilidad que tiene cada departamento de entrar en una tercera ola, a partir del estudio de seroprevalencia que hizo recientemente el Instituto Nacional de Salud (INS), y encontró que la mitad de esas regiones son susceptibles a un nuevo rebrote.

Entre los departamentos que tienen mayor prevalencia son Amazonas, Huila, Córdoba, Vaupés, Atlántico, La Guajira, Norte de Santander, Chocó, Caquetá, Guanía y Bogotá. Y a eso se le puede sumar todos aquellos que tienen un mayor porcentaje de personas con más de 60 años, y que son las más susceptibles al virus.

Mientras se agita de nuevo un escenario en el que el país tenga otro pico, como ya ha pasado en otros países del mundo y la región, como Chile, el llamado que hace el centro de estudios y otros expertos es a acelerar el plan de vacunación, y que se evite recurrir a medidas restrictivas.

Por su parte, el Ministerio de Salud recientemente hizo unos cambios en la asignación y distribución de vacunas a los entes territoriales para optimizar la inmunización, en la que según el porcentaje de biológicos aplicados en ciertas zonas, les llegan o no nuevos medicamentos para administrar a las personas.

Ante esa medida, Anif señala que “esa estrategia, a pesar de buscar una mayor eficiencia por parte de los entes territoriales, termina por afectar indiscriminadamente a los departamentos con peores resultados económicos”, y agrega que las zonas menos eficientes en ese sentido son las que tienen mayores niveles de pobreza monetaria, extrema y multidimensional.

En esa línea, proponen que se reconsidere la resolución que sancionaron con esas decisiones, y se contemple una nueva fórmula de asignación que incluya las estimaciones de prevalencia, la capacidad hospitalaria, el índice de pobreza multidimensional y el porcentaje de población de adultos mayores de cada departamento.

Incluso, resaltan que pese a que el país puede ver de nuevo un aumento de los casos de contagio por coronavirus, estos no serían tan graves como los que se registraron en los momentos más difíciles de la pandemia en Colombia.

EL EFECTO EN LOS HOGARES

Sumado a la posibilidad de un tercer pico y un plan de vacunación que avanza de forma lenta, Anif plantea que las medidas como los toques de queda, la ‘ley seca’ o los cierres no han demostrado su eficacia en la reducción de la mortalidad o los contagios, pero sí impactan de forma negativa el empleo y los ingresos de los hogares.

En esa línea está el ejemplo de Bogotá, que es una de las ciudades con el mayor número de muertes por coronavirus, con una mayor pérdida de empleos, y que al mismo tiempo ha tenido las medidas más estrictas en el país.

“El hecho de que la capital esté presente en ese cuadrante (de alta mortalidad y caída de la ocupación), a pesar de ser una de las ciudades que implementó restricciones más estrictas en el mes de enero, muestra una vez más que este tipo de medidas son poco o nada efectivas para disminuir las tasas de mortalidad asociadas al virus. Pero sí afectan de manera notable la estructura de ingresos de los hogares, en últimas, su bienestar”, recalca el informe de Anif.

El centro de estudios argumenta, en ese sentido, que sería un “error” volver a medidas restrictivas teniendo en cuenta, entre otras cosas, que los indicadores de confianza empresarial del Dane y Fedesarrollo muestran una recuperación de las expectativas y de la disposición de empresas y consumidores en gastar.

“Con una economía en senda de recuperación, con unos niveles altos de prevalencia en la mayoría de las ciudades y con una población cada vez más consciente del autocuidado y con mayor disposición a vacunarse, sería un error detener la reapertura”, reiteró el centro de estudios en su reciente informe.

LAS MEDIDAS EN EL PAÍS

Ante un aumento del número de casos, la semana pasada el Gobierno Nacional anunció que hay pico y cédula y toque de queda nocturno para todos aquellos municipios que tengan alta ocupación en las Unidades de Cuida- dos Intensivos (UCI).
Para el caso de Bogotá, aunque la ocupación de las UCI no ha superado el 70%, rige el toque de queda nocturno.

Por otro lado, recientemente Antioquia y Cartagena anunciaron otras medidas como toque de queda y ley seca con el fin de contener la pandemia.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido