Colombia da otro paso firme hacia la revolución digital

En Davos suscribió el convenio que ratifica a Medellín como sede del Centro para la Cuarta Revolución Industrial y la Transformación Tecnológica.

Revolución digital

Federico Gutiérrez, alcalde, Iván Duque, presidente y Klaus Schwab, fundador del Foro Económico.

POR:
Portafolio
enero 23 de 2019 - 09:14 p.m.
2019-01-23

“Faltó el collar de arepas”, bromeó uno de los asistentes al ver a Klaus Schwab, el profesor de origen alemán de cuya determinación nació el Foro Económico Mundial, ataviado con un carriel antioqueño. La prenda fue un obsequio del alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, quien a cambio recibió una enorme campana con su nombre escrito en letras repujadas.

El intercambio de presentes tuvo lugar ayer en la mañana, con ocasión de la firma del convenio mediante el cual la capital paisa abrirá el Centro para la Cuarta Revolución Industrial que estará localizado en las instalaciones de Ruta N, con un presupuesto de dos millones de dólares anuales. Pero más allá de las anécdotas y la cordialidad, el mensaje es que Colombia se sumó a un puñado de países que se enfocarán en el desafío de la transformación digital, con la responsabilidad de prestarles servicios a otras naciones de América Latina.

En video: Duque invitó a los inversionistas a que apuesten por Colombia 

La satisfacción de Iván Duque, quien minutos antes de la cita se había bajado del helicóptero que lo transportó desde Zúrich en donde había aterrizado el avión presidencial cuando todavía no se asomaba el sol, era evidente. “Esto nos va a servir para estar en la vanguardia del conocimiento sobre las implicaciones de la transformación tecnológica”, afirmó el mandatario.

Así comenzó a desarrollarse una agenda intensa que terminará hoy en la noche, cuando el avión de la FAC emprenda su regreso a Bogotá. Participación en paneles, ruedas de prensa y encuentros con otros presidentes, forman parte del programa de 36 horas del Presidente colombiano en los Alpes suizos, que también incluye un desayuno con inversionistas y citas con capitanes de varias multinacionales.

En la lista están Carlos Brito, jefe máximo de la cervecera AB Inbev, al igual que Tim Cook, el líder de Apple, quien por primera vez se hizo presente en el Foro. Paul Polman, director ejecutivo de Unilever, también está programado, al igual que las cabezas de BBVA, Novartis o SwissRe. “No hay de duda de que Colombia genera un inmenso interés” señaló el ministro de Comercio, José Manuel Restrepo. “La verdad es que no alcanzó el tiempo para atender más solicitudes de audiencia”.

(Lea: El Centro de la Cuarta Revolución Industrial será realidad en Medellín

Venezuela no podía faltar en el temario y menos tras los eventos de ayer, en los que una mayoría de países reconocieron la presidencia de Juan Guaidó como mandatario de esa nación. Así lo expresaron en Davos jefes de Estado como Lenín Moreno del Ecuador y Jair Bolsonaro de Brasil, entre otros líderes latinoamericanos, incluyendo el presidente Duque. En esta Cumbre, la discusión sobre el tema se dio a puerta cerrada. Se habló de las preocupaciones en seguridad, crisis humanitaria y migrantes, y se mencionó la preparación de un eventual rescate financiero para cuando cambien las condiciones políticas actuales.

Junto a lo anterior, el día estuvo particularmente intenso en lo que respecta a la presencia de varios gobiernos. El salón principal del centro de congresos abrió sus puertas en la mañana para recibir al primer ministro japonés Shinzo Abe, mientras que en la tarde el turno fue para la alemana Angela Merkel, el vicepresidente de China, Wang Qishan, el primer ministro de Italia, Giuseppe Conte y el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez.

Cada uno, a su manera, trató de calmar las aguas ante las angustias que generan hechos como la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el Brexit o el destino de la Unión Europea. El representante de Pekín le aseguró a la audiencia que la nación más populosa de la Tierra seguirá por la senda de crecimiento rápido que ha sido la constante a lo largo de más de tres décadas.

Tales noticias, sin embargo, no se sintieron en los mercados que otra vez mostraron cifras en rojo. Más de uno considera que el entusiasmo con que arrancó el año empieza a quedar atrás y que la volatilidad retornará pronto mientras se solucionan incógnitas de corto plazo que no encuentran respuesta en Davos. Mientras tanto, Colombia tratará de subir su perfil, con el mensaje de que es uno los mejores lugares de la región para hacer negocios. Habrá que ver si las semillas que se siembran en los Alpes suizos, acaban germinando.

Ricardo Ávila Pinto
Enviado especial / Davos

Siga bajando para encontrar más contenido