‘Colombia, de los pocos con acciones rentando más que bonos de EE.UU.’

Según el economista Hendrik Bessembinder, el 60% de estos títulos a nivel global produjo menos que la deuda estadounidense en un mes.

Hendrik Bessembinder

Hendrik Bessembinder, economista de la Universidad del Estado de Arizona.

Cortesía

POR:
Portafolio
julio 29 de 2019 - 10:00 p.m.
2019-07-29

Aproximadamente el 60% de las acciones que hay listadas en las plazas bursátiles a nivel internacional se puede considerar que han sido un fracaso, pues al mirar su rentabilidad histórica, han presentado un avance menor al que tiene un bono del Tesoro de Estados Unidos en un mes.

(Lea: Emisiones de bonos van en 7,2 billones de pesos este año)

Este es el principal descubrimiento que logró la investigación de Hendrik Bessembinder, economista de la Universidad del Estado de Arizona que, junto con su equipo, analizó más de 62.000 títulos bursátiles en 40 países entre 1990 y 2018.

(Lea: Las administradoras que más han comprado bonos colombianos en 2019)

Según su estudio, solo cinco empresas (Exxon, Apple, Microsoft, General Electric e IBM) representan el 10% de la creación de riqueza total, mientras que los 90 mejores rendimientos, poco más de 0,3% de las compañías que han cotizado acciones, representan más de la mitad de ese dato.

(Lea: ‘La Bolsa de Valores es un gran activo para el país’)

Para ir más allá, las 1.092 firmas en el mercado a las que les ha ido mejor (4%), suponen toda la riqueza creada en las plazas bursátiles. El 96% restante no ha logrado rentar más que la renta fija estadounidense.

Ante esto, Bessembinder habló con Portafolio y aseguró que en el mundo hay muy pocos países en los que al menos el 50% de las acciones de su mercado tengan rentabilidades mayores a las de los títulos de Estados Unidos, pero que, precisamente, Colombia está en ese selecto grupo.

¿Cuáles son los principales descubrimientos de su investigación?
Creo que lo que resulta más sorprendente para la gente es saber que la mayoría de las acciones en el mundo no han logrado un rendimiento superior al de los bonos del Tesoro de Estados Unidos.

Hemos tomado estos títulos principalmente para tener la misma vara de medir en el comportamiento de múltiples países, y también porque generalmente suponen el riesgo más bajo de los activos para invertir. Esto nos permite usarlos como punto de referencia para analizar si existe ese ‘plus’ por tomar el riesgo de invertir en acciones y no en los bonos.

Y lo que se ve es que la gran mayoría de las acciones del mundo tiene un comportamiento por debajo de ellos, a pesar de ese mayor riesgo.

¿Cómo es eso posible?
Es importante reconocer que hay muchas evidencias que muestran que los mercados financieros, en general, generan una rentabilidad positiva por tomar los riesgos, y nuestro estudio no trata de rebatir eso, que en promedio las bolsas rentan más que los bonos.

¿Cómo se pueden dar esas dos situaciones, que los mercados den ese ‘plus’ que las acciones individuales no dan?
La respuesta desde el punto de vista estadístico es que hay una gran falta de simetría entre las acciones, así, aunque el promedio tenga una mayor rentabilidad que los bonos del Tesoro, la explicación es que hay unas pocas acciones que lo están haciendo realmente bien, y son estas las que incrementan el dato general.

¿Estas son también las que están logrando los nuevos récords en Wall Street?

Precisamente ese es el caso por el que se está viendo que los mercados financieros lo están haciendo bien en estos momentos, particularmente el de Estados Unidos. Esta es una tendencia que no está siendo dirigida por las acciones típicas, sino por algunas grandes ganadoras. Y eso sigue pasando este año, los récords se están logrando solo por los logros de muy pocas empresas.

Estoy convencido de que esto no es una anomalía, es la forma en la que funciona el mercado, siempre habrá unas pocas que son desproporcionalmente clave para el rendimiento general.

¿Cuál podría ser la imagen de los mercados si no existieran las grandes tecnológicas?
Al mirar la lista de las compañías ganadoras se encuentran un buen número de tecnológicas, pero no es fácil imaginar qué pasaría si simplemente las sacamos de los índices. Pero creo que la situación sería la misma, si sacas a Amazon, lo más seguro es que hubiera otro retailer en su lugar.

¿Hay diferencias entre los mercados financieros de los países desarrollados
y de los emergentes?

Desde el punto de vista general, realmente no hay diferencia, la tendencia de esta falta de simetría es la misma a nivel global. Aunque se puede encontrar alguna diferencia pequeña, no cambia el hecho de que en todos los países hay un pequeño grupo que genera el rendimiento promedio.

¿Y esto se extiende también a la rentabilidad?
Al tener en cuenta el dato de que más del 50% de las acciones de un mercado en el mundo ha tenido un mejor rendimiento que los bonos estadounidenses en el periodo analizado, hay realmente muy pocos que lo hayan logrado. Precisamente Colombia es uno de los pocos países cuyo mercado bursátil tiene más del 50% de acciones rentando más que los títulos del Tesoro.

¿Las inversiones en acciones no son tan buen negocio después de todo?
No creo que debamos usar estos datos para desincentivar a la gente de invertir en acciones, predecir lo que harán los mercados en el corto plazo es muy difícil. Claramente las bolsas tienen su riesgo, pero no creo que eso deba asustar a la gente y llevarles a que abandonen estas inversiones.

De hecho, para la mayoría de personas, estas cifras deberían reforzar el argumento de que si se va a estar en el mercado, se tiene que tener un portafolio diversificado para aprovechar la falta de simetría. Hay personas que tienen las habilidades para saber cuáles son las que estarán dentro de esos pequeños grupos de gran rendimiento, pero para los inversionistas ordinarios, no apostarle a títulos individuales puede ser la mejor lección.

¿Sus datos tienen algún impacto para las empresas que quieran ir a la bolsa?
No sé si realmente podemos darle nuevas lecciones a empresas o emprendedores, más allá de las recomendaciones que ya existen.

Si pensamos que una empresa va a salir tanto al mercado público o de venture capital, también se sabe que la gran mayoría de startups fracasa, pero hay algunas que lo hacen realmente bien, y eso confirma que la tendencia no solo está en el mercado accionario.
Es inevitable que siempre haya un gran número de empresas que fracasen para que unas pocas puedan destacar.

Rubén López Pérez

Siga bajando para encontrar más contenido