Economía

Colombia: el satisfactorio nivel de las reservas internacionales

Los niveles aceptables y crecientes de las reservas monetarias colombianas repercuten en mantener un clima de esperanza en la mejora macroeconómica.

Tirón de orejas a petroleras por reservas y temas sociales

Se confía en una mayor estabilidad e institucionalidad en la economía de Colombia, en especial ahora que esta situación contrasta con la incertidumbre de las condiciones en Venezuela.

Archivo portafolio.co

POR:
Portafolio
marzo 10 de 2019 - 02:23 p. m.
2019-03-10

En publicaciones recientes de varios organismos internacionales, entre ellos el Fondo Monetario Internacional (FMI) el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial (BM) se puede constatar que se ha incrementado y mantiene un buen nivel, el monto de reservas monetarias de Colombia. En efecto, se ha pasado de tener 27,000 millones en 2010 a 48,000 millones de dólares en 2018.

Como se sabe, la balanza de pagos -el sistema de cuentas de un país en cuanto a sus vínculos con el extranjero- tiene lo que es la cuenta corriente -incluyendo balanza comercial y turismo- la cuenta de capitales, las reservas monetarias y la cuenta de discrepancias y errores estadísticos. En la medida que la cuenta corriente mantenga cifras positivas y que, idealmente, también lo haga la cuenta de capitales, las reservas tenderán a aumentar y se va asegurando la estabilidad macroeconómica.

En el caso colombiano, la cuenta corriente tiende a presentar recurrentes, especialmente ahora que la devaluación se impone en los mercados internos del país. Lo que en general está ocurriendo en el manejo económico del país, y es algo que también debe tenerse muy en cuenta, es que el déficit de cuenta corriente, en general, se estaría cubriendo con los aumentos de deuda externa de Colombia. Esta deuda pasó de ser 36,000 millones en 2003 a casi 130,000 millones de dólares, para el inicio de 2019.

En todo caso, a costa de aumentar la deuda externa, como puede inferirse, el monto de las reservas ha aumentado. Esto va asegurando cierto nivel de estabilidad en la economía, lo que es importante para atraer capitales productivos en la economía real, es decir en los circuitos relacionados con la producción de bienes, servicios y la generación de empleo.

Contrasta todo esto, por ejemplo, con lo que es el manejo psiquiátrico que se ha hecho de la economía en Venezuela. En este caso, las reservas han pasado de ser casi 27,000 millones en 2010 a casi 8,000 millones de dólares para fines de 2018, tal y como se reporta oficialmente. Es evidente aquí la fragilidad de condiciones a fin de mantener un margen satisfactorio de reservas monetarias.

En relación con el manejo de la economía de Colombia, también es de advertir que los niveles de inflación los mantiene bastante bajo control tanto el desempeño del Ejecutivo, como las medidas del Banco de la República -Banco Central. Los desafíos se van centrando en una mayor dinámica de la demanda interna, en particular ahora que los precios de las materias primas todavía no recuperan sus altos niveles de facturación que les fueron característicos en la primera década del Siglo XXI.

Los niveles aceptables y crecientes de las reservas monetarias colombianas repercuten en mantener un clima de esperanza en la mejora macroeconómica y, lo que está relacionado, una configuración de factores que hacen atractiva la llegada de capitales foráneos al país. Se confía en una mayor estabilidad e institucionalidad en la economía de Colombia, en especial ahora que esta situación contrasta con la incertidumbre de las condiciones en Venezuela.

Giovanni E. Reyes,
Ph.D. Profesor Titular y Director de la Maestría en Dirección de la Universidad del Rosario. University of Pittsburgh/Harvard.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido