‘Colombia se va a convertir en una potencia agroalimentaria’

Sebastian Yavar, cargo development del puerto de Miami, explica las oportunidades y la forma cómo se debe hacer el transporte a esa terminal.

Sebastian Yavar

Sebastian Yavar, cargo development portuario.

Cortesía

POR:
Portafolio
agosto 04 de 2019 - 08:00 p.m.
2019-08-04

En el marco de una actividad de promoción de exportaciones en Bogotá, organizada por ProColombia y la Cámara de Comercio de Bogotá, sobre requisitos y procedimientos para el ingreso de alimentos (frescos y procesados) y flores a Estados Unidos, Sebastian Yavar, cargo development del puerto de Miami, aseguró que Colombia se va a convertir en una potencia agroalimentaria y que las nuevas rutas marítimas contribuyen a que los floricultores y exportadores de productos del campo tengan menores costos y no se rompa la cadena de frío de sus bienes.

(Lea: Exportaciones del país terminan en negativo en el primer semestre)

¿Qué espacio de crecimiento tiene elpaís en la exportación de flores y alimentos hacia EE. UU., y, en especial, en el puerto de Miami?

En mi presentación en el evento de ProColombia hice énfasis en que Colombia se va a convertir en una potencia agroalimentaria, porque tiene el suelo, los climas, la gente y un mercado muy grande y muy cerca.

(Lea: La primera exportación colombiana de cannabis que llegó a Inglaterra)

En menos de una semana estos están en Estados Unidos, un país con más de 300 millones de habitantes y un ingreso per cápita muy alto.

Colombia se ha abierto al mundo y además, gracias a Dios, están pasando a una etapa en la que la guerrilla ya no existe, todos esos problemas del pasado quedaron atrás.
Por lo tanto, les da un potencial para poder crecer hoy día y mirar al mundo, porque en otros países, que son más pequeñitos, la única forma de crecer es mirar al mundo, mirar fuera de nuestras fronteras.

(Lea: Colombia busca abrir las puertas a los mercados de Medio Oriente)

¿Qué beneficios hay para los empresarios colombianos cuyos productos llegan al puerto de Miami?
Primero que nada, estamos muy cerca, estamos a cuatro días de viaje. Tiene una conexión, no solo a través del puerto, sino a través del aeropuerto y el aeropuerto de Miami, que es el más grande de carga de Estados Unidos.

Casi el 80% de la carga de Latinoamérica aérea llega a través de ese aeropuerto y estoy hablando de esto porque es nuestra empresa hermana, ambos somos parte del condado Miami-Dade.

En el caso particular de Miami, del puerto, estamos viendo cómo están creciendo los volúmenes y hay algo que me gustaría destacar porque es absolutamente increíble.

Hace cinco años atrás, aproximadamente, tuve la oportunidad de ver un ensayo que se hizo en Europa, era una empresa naviera que por primera vez estaba transportando flores vía marítima a Europa.

Estas eran rosas que venían de Kenia, que tenían un tiempo de tránsito en el barco de 30 días y el destino era Holanda, en la ciudad de Rotterdam.

Después de 30 días las rosas llegaron en perfectas condiciones, se las pasaron a los distribuidores y estaban todos asombrados por cómo habían llegado.

Eso tiene que ver porque el transporte marítimo lo que permite es no romper la cadena de frío, y cuando hablamos de rosas, un producto sumamente perecible, eso marca una diferencia importante porque le vamos a prolongar la vida pos-cosecha del producto.
Hoy en día casi el 50% de las rosas que recibimos en el puerto viene de Colombia.

Hay unos datos que son increíbles y que ProColombia debe tener en cuenta: en el 2015 recibimos, en el puerto de Miami, 200 tallos colombianos; en el 2016, casi 5.000; en el 2017, más de 50.000, pero pasó algo más significativo en el 2018, con casi 29 millones y este año desde octubre a abril, ya llevamos 50 millones.

Eso significa que la industria de flores hoy día tiene la oportunidad de acceder al mercado de Estados Unidos, a través de carga marítima en donde, primero, es más barato, porque no rompe la cadena de frío y en donde vas a llegar al cliente final con el mejor producto, con un valor más barato y eso es algo que los productores, las compañías colombianas, lo han entendido.

Esto hace que el crecimiento potencial influya en que uno de los principales sectores de exportación de Colombia esté haciendo uso de esto.

¿Qué opciones de rutas marítimas especializadas hay para los exportadores de alimentos y flores?
Hoy en día Seabord Marine es una empresa naviera que tiene su propio terminal en el puerto de Miami y son responsables de más o menos 50% de nuestro tráfico dentro del puerto.

Así de importante es esa línea marítima dentro del puerto de nosotros y en el caso específico de Colombia es responsable de casi el 90% de los envíos de Colombia a Estados Unidos.

Ellos actualmente llegan desde Colombia a Miami en cuatro días y eso es importante para la temporada de flores, porque lo hacen con un producto de mejor calidad, dado que la cadena de frío nunca se rompe.

Antes, normalmente se demoraban entre siete días y once días.

¿Cuáles son las ventajas del puerto de Miami frente a otros puertos de EE. UU., para los colombianos?
Yo creo que una de las grandes ventajas que tenemos en Miami es que la carga se libera normalmente en la medida en que los documentos han llegado a tiempo y sean los que corresponden, la carga se va a liberar el día que llega o al día siguiente, eso no ocurre en la mayoría de los puertos de EE. UU..

Hay puertos que quedan más al norte que tienen mucha congestión, debido a que reciben mucho volumen y tienen menos inspectores, eso significa que en vez de, como nosotros lo hacemos en un día o al día siguiente, ellos se demoran 5, 7 o 10 días en llegar a la carga, entonces cuando estamos hablando de un producto perecedero que, básicamente tiene una vida útil menor, cada día cuenta y cada día es dinero, y esa es una diferencia sustancial con otros puertos.

Además, entre 1 y 4 días, los exportadores pueden llegar, desde el puerto de Miami, al 70% del territorio estadounidense.

¿Qué potencial ven para la llegada de nuevos productos colombianos?
Yo creo que Colombia tiene un largo camino por recorrer porque todavía hay productos que tienen un potencial muy importante, pero que hoy día no pueden ingresar.

Entiendo que Colombia está trabajando para poder acceder al mercado americano con algunos productos específicos y lo van a lograr, lo han logrado otros países, y dado que están muy cerca se van a transformar en una fuente de productos agroalimentarios muy relevante en ese mercado. Hay productos interesantes como por ejemplo el aguacate, que está creciendo mucho y los arándanos.

De igual manera, estamos hablando de cítricos. Hay productos que son especiales como la uchuva, así como 20.000 productos más.

¿Qué consejos les daría a los empresarios para que lleguen de buena manera al puerto de Miami y no tengan complicaciones?
Yo creo que en general esto no tiene que ver solamente con el puerto, sino cuando se hace un negocio. Yo siempre he dicho ‘las cosas se hacen bien, o no se hacen bien’. No hacer las cosas bien significa que, en algún momento, esa cadena o ese negocio se va a caer.

Siempre digo que hagan las cosas bien de principio a fin, pónganse en todos los escenarios, conozcan bien al importador con el que trabajan.

No solamente que tengan buenas relaciones, sino que sepan dónde es el destino final del producto que están enviando. Trabajen con él la orden de compra, trabajen con él cuáles son las mejores formas de acceder a los Estados Unidos, qué puertos son más convenientes, con cuál voy a llegar más rápido al cliente.

Y, adicionalmente, un agente de aduana en los Estados Unidos es vital, uno bueno y uno malo cuestan lo mismo, pero uno bueno te hace el trabajo y uno malo te trae problemas.

Andrés Felipe Quintero
Especial para Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido