Colombia, único en la región con efectivo como principal medio de pago

Los nacionales prefieren pagar a cuotas, hacer avances en los cajeros y utilizar la tarjeta de crédito como método de financiación.

Billete de 100.000

EFE

POR:
Portafolio
febrero 17 de 2020 - 10:00 p.m.
2020-02-17

Durante 2019, el mundo ha hecho un importante avance en cuanto a la reducción del uso del efectivo. Y aunque Colombia ha logrado también reducir su utilización, en estos momentos es el único país de Latinoamérica en el que este método de pago es el más usado entre los consumidores.

(Lea: ¿Digitalización de pagos y menor uso del efectivo aumentan las deudas?)

Así lo muestra el IX Informe de Tendencias de Medios de Pago que realiza Minsait Payments, que refleja que, hoy en día, el 48,7% de los colombianos utiliza el efecto como principal método de pago, por el 40,4% de México, el 34,8% de Perú o el 35,8% que presenta Argentina.

(Lea: Ding, el nuevo jugador de pagos digitales)

Eso sí, el país ha logrado un importante descenso en esta materia, pues se ha reducido el uso del dinero ‘constante’ un 13,1%. No obstante, eso no le ha servido para abandonar la preferencia por este, pues tan solo el 36,4% de los colombianos prioriza la utilización de la tarjeta para sus pagos. Esto sí ocurre en otras economías, en las que los plásticos superaron al efectivo, como México (41,1%), Perú (45,1%) o Argentina (50,9%).

(Lea: Las empresas latinas que triunfan en Estados Unidos)

Más allá, al hablar de la tendencia de los últimos años, el reporte de Minsait afirma que “a pesar de los esfuerzos, el uso del efectivo no ha dejado de crecer en los últimos años. Este incremento ha sido especialmente intenso en República Dominicana (9,8% interanual), México y Colombia (8,9% en ambas economías) y Perú (7,2%)”.

Es más, en cuanto al uso de efectivo se refiere, Colombia también está a la cabeza en otro rubro, que es ser el país en el que más se usa este método para hacer las compras por internet. Según los datos del reporte, el 35,2% de los usuarios nacionales lo utilizan para sus transacciones digitales, mientras que el seguidor más cercano es Perú, con el 23,4% y Argentina, con el 19,1%.

Sin embargo, en este tipo de operaciones sí que priman las tarjetas en Colombia, pues el 65,4% de los consumidores en el país la utilizan por internet. Resaltar que el 41,9% de los colombianos realiza por lo menos una compra al mes a través de páginas web y la mayoría lo hace por medio del smartphone. Además, las personas bancarizadas que nunca realizan compras por e-commerce bajó del 9,1% al 3,5%.

También, al incluir el uso de las tarjetas, la preferencia por el efectivo sigue siendo llamativa, pues como apunta el reporte, “Perú y Colombia son los únicos países cuyos ATM reciben una mayor transaccionalidad que sus POS”. Es decir, que los colombianos aún prefieren retirar el dinero del cajero automático en vez de pagar directamente con la tarjeta en un datáfono.

Es más, Colombia tiene en estos momentos la menor intensidad de utilización en POS (datáfono) de la región. El promedio muestra un total de 12 transacciones con tarjeta por año. Sumado a esto, al revisar la cantidad de utilizaciones que los consumidores nacionales hacen de sus plásticos, se ve que el dato actual es menor que en 2013, pues en ese año se registraban 38 transacciones por año, contra las 34 actuales.

En este sentido, aunque muchos apuntan a que estas cifras se deben a una menor disponibilidad de puntos de pagos, lo cierto es que Colombia no está entre los que peores cifras presenta. Colombia tiene 9.000 POS por cada millón de habitantes, más que México (8.100) o Perú (5.100). Y esto también ocurre en cuanto a los ATM: el país tiene 336 cajeros automáticos por cada millón de habitantes, por los 299 de República Dominicana, y cerca de los 416 de Chile o los 410 que presenta México.

¿EXCESO DE CRÉDITO?

En un momento en el que en Colombia ha surgido el debate de si el gran crecimiento que está presentando la cartera de consumo puede suponer un riesgo para la economía nacional, por el hecho de que el comercio interno se esté impulsando a base de crédito, el reporte arroja unas cuantas cifras interesantes sobre esta coyuntura.

Una de ellas es que Colombia es uno de los países de la región en el que los ciudadanos prefieren usar su tarjeta de crédito para hacer avances de efectivo. En concreto, el 31,5% utiliza el plástico de esta manera, mientras que el 49,4% lo destina a compras de alto valor y el 23,7% a adquisiciones de bajo monto. Es más, solo el 24,5% de usuarios asegura que nunca usó su tarjeta de crédito para retirar efectivo en el cajero.

Otro aspecto en esta materia es que Colombia, salvo la excepción de Argentina, es el país en el que más consumidores prefieren hacer sus transacciones diferidas y, por tanto, asumiendo un interés. En concreto, el 66,4% de los colombianos prefiere que su compra sea a cuotas, solo superado por el 74% que registra Argentina.

En cuanto al valor del ticket promedio, o valor de las transacciones, Colombia también presenta una cifra destacada. En tarjeta de débito, mientras que la cifra media de Latinoamérica es de US$27, en el país asciende hasta los US$42. E incluso mayor es al hablar del crédito, pues el monto nacional está en US$86, por encima de Perú (US$83) y Chile (US$76). Colombia se ubica con el dato más alto de Latinoamérica.

Y lo mismo sucede al hablar de lo que el informe de Minsait explica como financiación de consumo con tarjeta de crédito. “Los valores medios más elevados se registran en Colombia (US$1.188 de financiación viva por tarjeta de crédito en circulación), Perú (US$892), y Costa Rica (US$807) , y los más reducidos fueron Argentina (US$274), España (US$294) y Brasil (US$345).

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido