Comienza la reforma para el comercio electrónico mundial

La OMC y 75 países lanzarán desde marzo una negociación para crear una regulación común en ‘e-commerce’.

Comercio electrónico

Según se anunció, se espera que las conversaciones para llevar a cabo la reforma del sector inicien a partir de marzo, impulsadas por la OMC.

iStock

POR:
Portafolio
enero 31 de 2019 - 09:13 p.m.
2019-01-31

El rápido crecimiento que ha experimentado el e-commerce durante los últimos años ha hecho que las normas establecidas se hayan quedado obsoletas. Es por esto que, tal como se anunció en Davos, más de 75 países, en el marco de la OMC, iniciarán un proceso para dotar de una nueva regulación al comercio electrónico, algo que el sector ve muy necesario.

Los principales actores internacionales celebraron este paso inmediatamente. “Era inaceptable que a estas alturas la OMC no hubiera logrado una conversación profunda y efectiva sobre un fenómeno que está moviendo la economía ahora”, aseguró en Davos el director general de la OMC, Roberto Azevêdo.

A eso, Cecilia Malmström, comisaria de comercio de la UE, agregó en ese foro que “el comercio electrónico es una realidad en todo el mundo, por eso debemos proveer a nuestros ciudadanos y empresas de un ambiente predecible, efectivo y seguro”.

(Lea: Así ha cambiado la dinámica social con la llegada del e-commerce

Solo en Estados Unidos, el departamento de comercio reveló que este sector ya genera ventas por más de US$500.000 millones anuales, lo mismo que ocurre en los países de la Unión Europea, región en la que en el 2018 se habrían superado los US$600.000 millones.

Los datos de la consultora IDC calculan un crecimiento para el e-commerce en 2018 de 25,4%, mientras que el portal Statista prevé que el mercado llegaría hasta los US$79.700 millones, durante este 2019.

“Nuestro país ha tenido un crecimiento exponencial en los últimos años: en 2017, la compra de bienes y servicios creció 14% frente a 2016, pasando de $12,8 billones en 2016 a $14,6 billones en el siguiente año. Este último monto equivale al 2% del PIB”, explica la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (CCCE).

(Lea: Tiempos de comercio electrónico al por mayor

Pero no solo las cifras de ventas muestran el fenómeno del e-commerce. Tal como se conoció ayer, el gigante del sector, Amazon, triplicó sus ganancias durante el año pasado hasta los US$10.073 millones.

Es por esto que los expertos han aplaudido la medida. “Este proceso se inicia para crear un marco de regulación, sobre todo a raíz de los problemas derivados de la guerra comercial, pues gran parte de las transacciones comerciales actuales se hacen por e-commerce y no hay normas que lo definan. Por esto, creo que este es un movimiento básico, para lograr este tipo de regulaciones para desarrollar los intercambios”, afirma Raúl Ávila, profesor de comercio exterior de la Universidad Nacional.

Por su parte, la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico señaló que “una articulación internacional puede ayudar a actualizar las reglas ante esta nueva realidad. Los acuerdos vigentes fueron pensados para un mundo en el que no se contaba con muchas de las herramientas tecnológicas y, la falta de esto, no permite a las empresas explotar todo el potencial. No solo es una oportunidad de promover el comercio transnacional, sino también para la OMC de recobrar la relevancia en el comercio internacional”.

En el acuerdo que se anunció la semana pasada, no se dieron muchos detalles de cómo se articularán las nuevas normas para impulsar el e-commerce, pero los expertos aseguran que hay muchos puntos que se podrían mejorar.

“Claramente el nuevo marco debe desarrollar normas para aspectos como los intercambios, las capacidades de poder de negociación, los distintos mecanismos de sanción ante posibles malas prácticas, u otros puntos como los estándares de calidad necesarios, el cuidado del medio ambiente o la huella de carbono. Todo esto es totalmente necesario porque el comercio actual va mucho más allá de las importaciones y las exportaciones. Con el e-commerce se mueven montos y cantidades de productos tan elevados que requiere claridad. Además, esto es clave para combatir la piratería”, resaltó Ávila.

A su vez, la CCCE propuso sus propias recetas que, desde su punto de vista, deberían incluirse en el proceso de negociación como objetivos a alcanzar. Entre estas, se encuentran “la apropiación y transformación digital, no solo en las empresas, sino también por parte de todos los ciudadanos, la difusión sobre información y compra segura, a través del e-commerce y una regulación, no solo nacional, sino internacional, que permita ofrecer impulso a las empresas, a través del comercio electrónico”.

PROTECCIÓN DE DATOS

En los últimos meses, a nivel internacional, se ha adelantado mucha regulación alrededor de todo lo que tiene que ver como la privacidad y la protección de los datos de usuarios. Y, en este sentido, cabría esperar que este también fuera un punto clave de la posible normativa que surgiera de las conversaciones.

“Un tema que seguro que será clave es el de incluir normas para asegurar la mayor protección al consumidor digital. Sumado a eso, la reducción de la brecha digital para acceder a estas tecnologías y que más gente entre al mercado o generar una mayor facilidad de transacción y transparencia, serán importantes”, indicó el profesor de la Universidad Nacional.

En Colombia, los datos muestran que el comercio electrónico continúa creciendo, principalmente en la categoría de ‘compras’, que en 2018 tuvo un alcance promedio de 62,4%, un incremento de 5,7 % respecto a 2017. Lo siguen los ‘servicios de pago online’ con un 29,4% y los ‘viajes’ con un 25%.

Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido