Componentes de pobreza que prevalecen en la Alianza del Pacífico

Dentro del grupo Chile tiene el menor nivel de pobreza, una tercera parte de lo que tiene Colombia, y una cuarta parte de lo que corresponde a México.

pobreza Cartagena

El caso más dramático es México quien ha sido de los mejores estudiantes del neoliberalismo y tiene no sólo niveles de pobreza altos, sino también, una baja capacidad institucional.

Yomaira Grandett/ ETCE Archivo

POR:
Portafolio
abril 06 de 2019 - 11:34 a.m.
2019-04-06

El objetivo de esta nota es formular un análisis sobre la participación de las instituciones públicas en el contexto socio-económico de los países que conforman la Alianza del Pacífico –Chile, Colombia, México y Perú- y los componentes de pobreza que prevalecen en esas naciones, para el año 2018. Se trata de un análisis de variables relacionadas con oferta y demanda social.

Por el lado de la demanda estarían los niveles de pobreza que son evidentes en el ámbito nacional de esos países y por el lado de la oferta, estaría la capacidad institucional pública. En este último caso, el indicador particular es el egreso de los gobiernos como porcentaje de la producción anual.

(Lea: A Colombia le tomaría 15 años bajar la pobreza extrema al 3%

La participación de los gobiernos en la economía destacan a Chile y México con los niveles de mayor participación: 24% del producto interno bruto (PIB) para 2018. Le correspondería un 21% a Perú, y un 19%, el nivel más bajo, para Colombia. De allí que como un primer rasgo, Colombia estaría presentando la más débil capacidad institucional dentro del grupo de la Alianza del Pacífico.

Por otra parte, en lo referente a los niveles de pobreza, los números muestran que Chile posee el nivel más bajo, un 11% de la población; luego está Perú, con 21% y cierran este indicador los casos más graves de México (42%) y Colombia (30%). Uno de los aspectos significativos aquí es que la gran apertura comercial mexicana iniciada el 1 de enero de 1994, con la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN, o NAFTA por sus siglas en inglés) no ha redundado como se esperaba en disminución de la pobreza y por otro lado sí ha desmantelado la capacidad de las instituciones públicas.

(Lea: Para ayudar a los pobres, el Papa propone vender bienes de la iglesia

En general, los países que poseen sociedades más funcionales, en el sentido de tener bajos niveles de pobreza, menores índices de criminalidad y con mayor grado de satisfacción de necesidades básicas en Latinoamérica y el Caribe, son Uruguay, Costa Rica, Trinidad y Tobago, y hasta cierto punto Chile y Panamá. No obstante los notables índices de inequidad que le son propios a estos dos países.

Es importante destacar que Chile no ha implementado el planteamiento neoclásico según el cual, son los mercados “autorregulados” los que asignan recursos eficazmente, abren oportunidades y con ello generan mayores niveles de bienestar. Dentro del grupo de la Alianza del Pacífico, Chile tiene el mayor nivel de egreso público, asociado a la presencia de instituciones, y por otra parte el menor nivel de pobreza: una tercera parte de lo que en este indicador tiene Colombia, y una cuarta parte de lo que corresponde a México.

El caso más dramático es México quien ha sido de los mejores estudiantes del neoliberalismo y tiene no sólo niveles de pobreza altos, sino también, en términos relativos, una baja capacidad institucional. Esta presencia débil del Estado, también le es propia a Colombia, un país que aún no se convence a sí mismo, en poder dejar atrás el sangriento enfrentamiento que la perjudica desde siempre, en particular, desde el legendario 9 de abril de 1948, día del asesinato del líder liberal Jorge Eliecer Gaitán (1903-1948).

Giovanni E. Reyes,
Ph.D. University of Pittsburgh/Harvard.
Profesor Titular y Director de la Maestría en Dirección de la Universidad del Rosario.

Siga bajando para encontrar más contenido