close
close

Economía

Con un precio de US$80, se sacarían 150 mil barriles más

Con este aumento en la producción, al país le entrarían $4,5 billones adicionales.

Operación en los Yacimientos No Convencionales

Entre enero y julio del presente año la producción de petróleo llegó a los 730.138 bpd, según Minminas. CEET

Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
septiembre 28 de 2021 - 09:44 p. m.
2021-09-28

Los precios internacionales del petróleo no solo le ayudarán al país a cuadrar en buena medida sus finanzas, sino que además catapultará la operación hidrocarburífera en el territorio, lo que de paso significa un aumento marcado en la producción de crudo.

(Lea: La Opep estima un aumento de la demanda petrolera para el 2045)

La razón, si la cotización referencia Brent se mantiene en US$80 (o como mínimo en este valor) se adicionarían a la extracción un volumen por encima de los 150.000 barriles promedio día (bpd), que sumado al bombeo registrado entre enero y julio del presente año, que son 730.138 bpd, se llegarían a superar los 880.000 bpd para diciembre próximo.

(Lea: El petróleo sigue imparable al alza y el Brent roza los 80 dólares)

Con un precio del barril a US$80 permite que todas las operaciones petroleras del país sean viables. Además de aumentar las tareas de exploración, se activarían más los procesos de recobro mejorado y la producción de crudos pesados, se le metería el acelerador a fondo a la actividad costa afuera (offshore), e incluso se le daría un fuerte impuso al desarrollo de los no convencionales, además aumentarían los rubros de inversión no solo a corto, sino también a mediano plazo”, explicó el ingeniero Julio César Vera, consultor y presidente de la Fundación XUA Energy.

(Lea: Pronostican demanda máxima petrolera antes de 2030, según estudio)

Para el analista del sector petrolero, en la medida que los precios del barril de crudo se incrementen, las hidrocarburíferas con operación en el país pueden generar una mayor caja como producto de sus ventas, lo cual permitiría consolidar las optimizaciones realizadas en los costos de operación en un campo, gracias a que pueden disponer de desembolsos de recursos de más largo plazo.

Es decir que, con una cotización a US$80 el barril, las petroleras no solo podrán tener ganancias, sino además hacer reinversiones para el descubrimiento de nuevos yacimientos que es lo que necesita el país para aumentar las reservas de crudo y gas.

El actual precio del barril referencia Brent es el más alto registrado desde el 2018, y firmas como Goldman Sachs, no dudan en señalar que la cotización seguirá a medida que la oferta lucha por ponerse al día con la demanda, la cual está en una acelerado aumento.

La cotización del Brent podría llegar a los US$90 para fin de año, ya que el mercado tiene un déficit mayor de lo que muchos creen”, resalta un comentario de Goldman Sachs.

Para uno de sus analistas, Damien Courvalin, “este déficit no se revertirá en los próximos meses, ya que su escala abrumará tanto la voluntad como la capacidad de la Opep+ para aumentar la extracción de inventarios, que son las más grandes registradas”.

Si la cotización del barril llega a los US$90 (referencia Brent), la producción de crudo adicional en el país podría bordear los 200.000 bpd, lo que supondría una producción de 930.000 bpd, escenario que se presentaría a mediano plazo.

Esto, gracias a nuevas inversiones que habían sido postergadas, pero que se pueden retomar por la sostenibilidad del negocio.

Un precio para cuadrar caja

De sumarse a la producción nacional 150.000 bpd debido a un precio de US$80 el barril, le representaría a la nación ingresos adicionales por $4,5 billones año de operación.

Cabe recordar que el Marco Fiscal de Mediano Plazo (Mfmp) trazó las cuentas de la nación con un barril, referencia Brent en US$60, lo que significa que por
cada US$10 por encima de lo trazado permitirá la entrada a las arcas del país de $500.000 millones adicionales por año.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido