Confecciones se abren campo tanto en físico como en online

El desempeño de empresas en la virtualidad registró importantes ascensos, mientras que en julio, con la apertura progresiva, las ventas mejoraron 6,2%

Téxtiles

la apertura progresiva que se viene registrando en el país, ya arroja algunos resultado de ascenso en los indicadores del sector.

Archivo particular

POR:
Portafolio
septiembre 24 de 2020 - 10:05 p. m.
2020-09-24

A pesar del duro golpe por la pandemia, el sector de confecciones del país, uno de los mayores generadores de empleo con cerca de cerca de 1,6 millones de plazas, encontró en el comercio electrónico un canal de salvamento para los productos.

(Lea: Se espera que gasto en moda repunte en segundo semestre)

“Las ventas en nuestro canal de e-commerce de febrero a mayo se incrementaron un 300% haciendo de los medios digitales nuestra prioridad”, resalta Ana María Nieto, socia fundadora de Kupa.

(Lea: Cincuenta empresas del exterior, con interés en Colombia)

Con esto concuerda Juan Carlos Atehortua, gerente general de Encajes S.A., una compañía de más de 42 años de fundación especializada en la hijanza y la tejeduría, que durante esta temporada ha visto un crecimiento de las ventas online, lo que les ha permitido reactivar poco a poco la producción.

(Lea: Gobierno presenta borrador de decreto de aranceles a textiles)

En el caso de esta empresa, las compras son mayoritariamente realizadas por clientes en Europa, Estados Unidos y Brasil, puesto que “en Colombia y países vecinos como Perú y Ecuador la reactivación ha sido muy poca y las condiciones como el desempleo y la falta de cultura para efectuar compras por internet afectan la reactivación del comercio y a toda la cadena textil”.

No obstante, la apertura progresiva que se viene registrando en el país, ya arroja algunos resultado de ascenso en los indicadores del sector.

De acuerdo con el Dane, en julio, la producción de prendas de vestir se ubicó en -29,4%, con respecto al mismo mes de 2019, presentando una mejora del indicador de 6 punto porcentuales (pps.) en comparación con junio, cuando la variación fue de -35%.

Asimismo, con los comercios funcionando, las ventas también registraron un repunte al pasar de -53,4% en el sexto mes del año, a -47,2% en julio.

“El sector textil evitó que el país colapsara en los meses más duros de esta pandemia, gracias a que mucho pudimos no solo suplir la demanda de tapabocas quirúrgicos en el mes de Abril, sino que hemos podido mantener nuestras empresas y los empleos”, manifestó la fundadora de Kupa.

Y es que, respecto a los empleos, la directora nacional de la Cámara Colombiana de la Confección, Nubia González, resaltó que la industria además de ser una fuerte generadora de empleo nacional, también lo es particularmente en la contratación femenina, “ya que por cada 6 mujeres que se emplean en el sector se emplea un hombre”, dijo.

LAS VENTAS DE FIN DE AÑO

El informe del Observatorio Sistema de Moda de Raddar, Inexmoda y Secorial.co mostró que en julio los hogares colombianos gastaron $2 billones en la canasta de moda, superando al valor obtenido en junio cuando este grupo totalizó $1,63 billones.

La categoría de vestuario (5,36%) ascendió 0,46 pps. en el séptimo mes del año, pero sin lugar a duda la ropa de hogar continúa situándose en el primer lugar de preferencia por las personas, con una participación del 61,8% en el mes en mención.

“El cierre del 2020 es a lo que le apunta el sector, que, en líneas generales, es el único periodo con el que contarían los empresarios para poder minimizar sus pérdidas y obtener algo de liquidez”, destacó la directora ejecutiva de la Cámara Colombiana de la Confección.

En esta línea, empresarios como Juan Carlos Atehortua dice que por la dispersión de los mercados han logrado llegar a niveles de producción y de ventas de el 65% del promedio que tenían antes de la pandemia, y que para los meses que faltan esperan seguir en crecimiento continuo, de la mano de la mejora de la situación y de las condiciones que genere el Gobierno para estimular el consumo.

Sin embargo, empresas como Kupa también le apuestan a que el turismo y los colegios empiecen a retomar con fuerza su ritmo, dado que son actividades que también le generan importantes flujos de venta a la industria de las confecciones.

CALZADO

Si bien es cierto que la recuperación llevará su tiempo, en el caso del calzado, otro subsector de la canasta de moda, la Asociación Colombiana de Industriales de Calzado, Cuero y sus Manufacturas (Acicam), destaca que parte del desempeño dependerá también de la innovación de las empresas.

“Aunque la situación ahora no es favorable, se espera que en el segundo semestre el escenario sea menos dramático y el sector calzado pueda recuperar algo del terreno perdido”, asegura Jorge Amdrés Zuluaga, presidente de la Junta Directiva Nacional de Acicam.

Como en el caso de la industria textil, el gremio del calzado también resalta que luego del confinamiento se han generado cambios en los patrones de compra de los consumidores generando un reto importante en las empresas locales.

No obstante, el e-commerce ha sido un factor clave en mantener una parte del comercio de calzado activo y “por eso las empresas se están preparando para participar en la feria virtual del sector que organizan Acicam y Corferias a través de la plataforma Econexia”, agrega Zuluaga.

Cabe destacar, sin embargo, que el calzado tiene un reto mayor al de las confecciones puesto que los datos del Observatorio del Sistema de Moda muestran que la participación de los hogares en el gasto de esta categoría paso de ser 11,8% en junio a 9,6% en julio.

IMPORTANCIA DEL COMERCIO

Como lo manifiestan los representantes del sector, la cadena de confección está supeditada a que la reactivación del comercio presente buenos resultados. “En nuestro sector el 94% de las ventas en el país, a inicios del año, se realizaban en establecimientos de comercio y solo el 6% en canales digitales; aunque esto ha variado en lo corrido y a pesar de la apertura, los aforos no aportan la afluencia de publicos y las ventas no son aún las esperadas, dice el gremio de confecciones, y la fundadora de Kupa agrega “hay que ver cómo el comercio se reactiva, pero el proceso es lento y eso nos hace pensar sobre el futuro de los lugares presenciales”.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido