Construcción podría aportar 720.000 empleos al 2022

Camacol dice que 300.000 empleos serán directos y 420.000 indirectos. Gobierno asegura que la cifra llegará a 1,3 millones.

Construcción

Un 95% de los proyectos de construcción están activos bajo rigurosos protocolos de bioseguridad.

Archivo particular

POR:
Portafolio
julio 12 de 2020 - 08:55 p.m.
2020-07-12

Aunque el sector de la construcción se perfilaba a comienzos de este año como uno de los jalonadores del crecimiento, la pandemia desencadenada por el coronavirus le dio un viraje brusco a todos los planes de este renglón de la economía el cual, desde hace varias semanas, ha intentado revertir los efectos de la parálisis en las diferentes capitales y municipios.

(Contagios de Covid en Colombia superan los 150.000 casos). 

Ahora, según las cuentas del Gobierno, un 95% de las obras (en 2.605 proyectos que existen en Colombia) se encuentran activas bajo rigurosos protocolos de bioseguridad. Así, las esperanzas del Ejecutivo -y por supuesto de los actores de la construcción- para generar empleo están puestas en la construcción.

Según las cifras más recientes del Dane, la pandemia le pasó una costosa factura al empleo, pues en mayo 463.000 personas dejaron de estar ocupadas en el renglón constructor.

(Para el comercio, cuarentenas localizadas traerán pérdidas de empleo). 

“La construcción se convertirá en uno de los ejes de la estrategia de recuperación”, dijo el ministro de Vivienda, Jonathan Malagón quien cree que para el 2022 el sector edificador, así como las actividades inmobiliarias, podrán generar en el país más de 1,3 millones de empleos.

Esta meta, según el Ministro, estará soportada en el reciente lanzamiento de 200.000 subsidios del Gobierno para comprar vivienda (se han entregado 4.000 apoyos para VIS y no VIS que no pasen de los 500 salarios mínimos), en la reanudación de operaciones por parte de las salas de ventas y, también en la extensión de la vigencia de las licencias para construir.

“Cuando se construye una vivienda se garantizan 4,8 empleos entre directos e indirectos. Además, un metro cuadrado de vivienda nueva formal mueve 54% del aparato productivo del país, lo que a los hogares les permite consolidar el patrimonio”, manifestó el ministro Malagón.

Aunque el Gobierno prevé la generación de 1,3 millones de plazas de trabajo en los sectores edificador e inmobiliario, la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) estima que entre lo que resta de 2020 y el año 2022 se generarán 300.000 nuevos puestos de trabajo directos y 420.000 indirectos.

Además, las proyecciones del gremio constructor le apuntan no solo a la generación de 720.000 empleos, sino a la ejecución de 500.000 viviendas (en proyectos formales) y a la ejecución de 12 millones de metros cuadrados en iniciativas que no son de tipo residencial.

Lo anterior, en resumidas cuentas, significa llegar a niveles anuales de inversión, según Camacol, que rondan el 12% del producto interno bruto. Es decir, aproximadamente $120 billones.

“Para lograr estos positivos aportes e impulsar la recuperación de la economía colombiana, se requiere una serie de acciones y medidas que brinden condiciones adecuadas para el desarrollo y avance del sector. Por eso, hemos estructurado una propuesta de 10 iniciativas que buscan impulsar todos los segmentos de vivienda, aumentar la oferta de proyectos residenciales y no residenciales, y crear condiciones regulatorias óptimas para que sector sea un aliado de la recuperación del país”, afirmó Sandra Forero Ramírez, presidenta de Camacol.

A su vez, desde Asobancaria, señalan que es prioritario avanzar en medidas que reactiven la economía y protejan sectores estratégicos como la vivienda y su ciclo de negocio.

Asimismo, el gremio de la banca considera que la puesta en marcha de subsidios (100.000 en total) para vivienda no catalogada como de interés social tendrá un efecto multiplicador en el empleo, la demanda de insumos de otros sectores y, por supuesto, en la comercialización de unidades. En resumen, señalan que los apoyos No VIS del Gobierno son una política acertada para hacerle frente a la desaceleración de todo un sector.

Y pese a que el desempeño del sector constructor en lo que resta de este año aún luce incierto, el ministro Malagón tiene un pronóstico -tan solo en viviendas de interés social- de 100.000 unidades construidas (en 2019 estas alcanzaron las 121.000). “El 2020 va a ser uno de los años más altos en 15 años”, aseguró.

“Mantener la apertura de los sectores constructor e inmobiliario resulta clave para consolidar el repunte que evidenciamos en junio en el sector inmobiliario y en la economía, en su conjunto”, afirmó Daniel Vásquez, presidente de Fedelonjas,

PERSPECTIVA NEGATIVA 

Aunque los pronósticos de generación de empleo del Gobierno y de Camacol puedan dar luces de optimismo, las estimaciones de crecimiento para la construcción que hace Fedesarrollo -bajo el escenario más sombrío- apuntan a una caída del 11% en la construcción.

Esto, señalan, traería un desplome del 12,2% en el renglón de edificaciones por cuenta de una menor disposición para comprar viviendas y, también, por un ritmo más bajo de ejecución de los proyectos.

Incluso, la más reciente Encuesta de Opinión de Fedesarrollo dejó ver que en junio pasado la disposición de los consumidores colombianos para comprar bienes durables (como vivienda) tuvo un ligero incremento en algunas ciudades en comparación con mayo de este año.

TEMOR ANTE PARÁLISIS 

Luego de que la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, anunciara la puesta en marcha de cuarentenas por localidades, Camacol (seccional Bogotá y Cundinamarca) alertó que estas medidas podrían afectar a 170.000 familias que dependen del sector constructor en la capital y, por supuesto, en la región.

“El llamado es a que se mantenga la dinámica de reactivación económica y el funcionamiento de las obras de construcción de edificaciones con la implementación y la protección de la fuerza laboral tanto en la salud como en lo económico”, dijo Alejandro Callejas, director de Camacol para Bogotá y Cundinamarca quien reiteró que el sector edificador “ha demostrado que el cumplimiento estricto de los protocolos”.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido