Consumo de pescado en Semana Santa llegaría a las 28.000 toneladas

Distribuidores, expectantes ante la temporada por la coyuntura del coronavirus.

Pescado

En el país hay más de 250.000 pescadores artesanales que extraen alrededor de 150.000 toneladas al año.

El Tiempo

POR:
María Camila Pérez Godoy
abril 08 de 2020 - 11:04 a. m.
2020-04-08

En el 2019 los hogares gastaron aproximadamente $9 billones en carnes frías, un gasto que representa aproximadamente el 18% de la canasta básica de un hogar, así lo asegura un informe de la división de consumo masivo de Kantar, que recoge la información de compra semanal en 60 ciudades del país.

(Lea: Pescado seco, una costumbre culinaria que pierde aliento)

De acuerdo con la investigación, las familias en Colombia destinan al año un promedio de $940.000 para la adquisición de este tipo de productos, siendo el pollo la carne que representa casi la mitad de las compras en los hogares.

(Lea: El mercado nacional de pescado es de 350.000 toneladas)

“En el caso del pescado fresco, la penetración mensual promedio es del 27% y la frecuencia de compra mensual es de 1 vez al mes”, comentó Juan Caro, director de nuevos negocios de la división de consumo masivo de Kantar.

El año pasado para esta época el pescado repuntó de 7% de gasto en los hogares a un 17% en el mes de abril, afectando en su mayoría al volumen comprado por los hogares en carne de res. Sin embargo, los pronósticos para el 2020 son inciertos teniendo en cuenta la coyuntura del virus covid-19, que ha ocasionado una reconfiguración en la forma de consumir de las personas.

El ministro de Agricultura, Rodolfo Zea, aseguró la semana pasada que a pesar de la emergencia se espera que durante esta temporada se consuman aproximadamente 28.000 toneladas de pescado, equivalentes al 22% de la producción nacional.

En esta línea, los representantes de Corabastos confían en que que se va a consumir pescado de río, mar y cultivo, pero no se atreven a hacer estimaciones de la situación. Anotan que “todo va a depender de la capacidad de adquisición que tengan los consumidores”. Sin embargo, en lo que a ellos respecta, la oferta está garantizada como tradicionalmente para la época entre 1.800 y 2.000 toneladas de pescado.

Y es que el comportamiento de algunos supermercados en el último mes dan una mirada alentadora frente a Semana Santa. Variables como la cuaresma y el coronavirus causaron que el consumidor se aprovisionara de manera superior a los meses de enero y febrero, según aseguran tiendas D1. En este sentido, “marzo mostró un crecimiento combinado del 96% en toneladas de nuestro portafolio de pescado congelado enlatado”.

Entre tanto, las ventas por domicilio de este producto se han intensificado por la coyuntura. “En pescados y mariscos hay una amplia oferta y de todos los precios, existe un abanico de productos que se adapta a la canasta familiar”, destacó Santiago Jaramillo Sanint, gerente comercial y de producto Ancla y Viento. Esta compañía de producción y distribución tuvo un crecimiento aproximado del 16% entre 2018 y 2019.

Así como esta, otras empresas han tenido que volcar sus negocios a las entregas domiciliarias. Hipermarfish, una cadena de distribución de pescados y mariscos que también contaba con 3 restaurantes que recibían en promedio 20.000 personas en un fin de semana, ha tenido que reducir su operación a solo los puntos de distribución y las entregas. “Ahorita hay mucha especulación y estamos en una situación que nunca habíamos presenciado, pero hemos realmente sentido el impacto en la venta”, asegura Felipe Cardozo, gerente general.

Mientras tanto, las expectativas en mercado de pescados y mariscos de grandes cadenas de distribución se mantienen moderadamente optimistas. Cencosud manifiesta que en lo que va de la cuaresma, desde el miércoles de ceniza, ha experimentado un crecimiento de 36% frente al 2019, sin embargo anota que debido a la coyuntura y las limitaciones en la oferta “creemos que quedaremos en línea con las ventas del año pasado”.

Por su parte, El Grupo Éxito destaca que el consumidor comienza a valorar mucho más la ingesta de pescados por los componentes nutricionales, lo que se refleja en un crecimiento percápita del consumo que pasó en 5 años de 6,4 a 9,1. “Nuestra expectativa es muy positiva, es una proteína saludable y en crecimiento en Colombia”, expresó Carlos Toro, director de cárnicos del Grupo.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido