Contraloría detectó hallazgos fiscales por $270.000 millones

Desembolsos a Saludcoop y Cafesalud no tenían garantía de devolución. Transacciones ocurrieron en el proceso de intervención de Guillermo Grosso.

Carlos Felipe Córdoba

El contralor, Felipe Córdoba, pidió celeridad en estos procesos por dimensión y la gravedad de los hallazgos. 

CEET

POR:
Portafolio
enero 08 de 2019 - 08:50 p.m.
2019-01-08

El ente de control evidenció nuevos hallazgos fiscales por $197.963 millones de pesos en la finalización del proceso de intervención de Saludcoop EPS, liderado por el Agente Especial, Guillermo Grosso Sandoval. De acuerdo con la entidad se verificó el direccionamiento de recursos parafiscales del Sistema General de Seguridad Social en Salud a la sociedad subordinada Corporación IPS Saludcoop, en la cual el grupo económico tenía una participación accionaria del 95,67 por ciento.

Los giros se hicieron por autorización del interventor, sin que se hubiese evidenciado una contraprestación de servicios de salud de Saludcoop EPS en Intervención, con destino a la Corporación IPS Saludcoop, por lo que se concluyó que no tenían garantía de devolución al sistema o a Saludcoop EPS en la intervención; esas irregularidades fueron de $75.974 millones.

Además, la Contraloría señaló que el 24 de noviembre de 2015, el mismo día que la Superintendencia Nacional de Salud ordenó la Liquidación Forzosa Administrativa de Saludcoop EPS en Liquidación, Grosso autorizó a través del Director Nacional de Tesorería de la EPS Saludcoop, realizar giros bajo la figura de endoso, por concepto de pago de arrendamiento que la Corporación IPS Saludcoop le debía a RV Inmobiliaria por $802’160.647; sin que hubiesen sido servicios de salud que la EPS tuviera a su cargo, lo que evidenciaría otro detrimento.

De igual forma, se autorizó el pago de giros directos, a través del Consorcio SAYP por $121’165.078.440, a favor de la Corporación IPS Saludcoop, sin que se pudiesen evidenciar los soportes de la facturación que garantizan la realización de la prestación de los servicios de salud, por parte de la Corporación IPS Saludcoop a usuarios de Saludcoop EPS.

Así mismo, se hizo evidente la prestación de servicios de transporte para personal administrativo y facturados por la Unión Temporal Saso V&G a nombre de Cafesalud EPS por $21’437.800; cuando Grosso, era presidente de Cafesalud EPS en el 2016.

En auditoría entre el 23 de julio y el 14 de diciembre de 2018, la Contraloría General halló que existe un total de $197’963.171.041 de irregularidades en el proceso de intervención a la EPS SaludcoopEPS y que las anomalías se presentaron, en especial, en los meses de septiembre, octubre y noviembre de 2015, cuando ya se estaba finalizando el periodo de intervención.

EL CASO CAFESALUD

Por otra parte, entre el 23 de julio y el 14 de diciembre de 2018, la Contraloría General de la República adelantó auditoría a Cafesalud EPS, en lo correspondiente a las vigencias 2015 y 2016. Los hallazgos fiscales detectados superaron esta vez los $71.000 millones.
Grosso fue designado como presidente de Cafesalud el 25 de noviembre de 2015, mediante acta 270 de la junta directiva, un día después de haber culminado la intervención de Saludcoop y uno de los casos que llamó la atención de los auditores corresponde a una factura de más de $1,6 millones, en la que Grosso -en ese momento presidente de Cafesalud- ordenó pagarle a la IPS Saludcoop casi $19.000 millones.

Los auditores establecieron que recursos de la salud, por más $9.500 millones, fueron ordenados y girados, entre septiembre y diciembre de 2015, a la Cooperativa Progressa, por concepto de descuentos de nómina e intereses, que la Corporación IPS Saludcoop adeudaba a esta cooperativa. También evidenciaron en los gastos administrativos hallazgos con connotación fiscal por más de $43.000 millones entre 2015 y 2016, cuando los representantes legales de Cafesalud eran Carlos Andrés Mantilla Galvis y Guillermo Grosso Sandoval.

Entre las desviaciones se encuentran la suscripción de contratos no relacionados con la prestación de servicios de la salud, que fueron pagados con recursos destinados para tal fin como la compra de mobiliario, tecnología, adecuaciones, hospedaje y compra de tiquetes aéreos para personal administrativo.

La contraloría hará seis indagaciones preliminares por más de $720.000 millones, además de los hallados en las auditorías.

Siga bajando para encontrar más contenido