'Una cosa parece segura: la economía mundial enfrentará una recesión'

El BNP Paribas aseguró que se prevén remesones teniendo en cuenta el impacto del coronavirus.

Recesión

Esperamos una caída significativa del PIB en la mayoría de las economías en el segundo trimestre, con una recuperación gradual en la segunda mitad del año, dice el banco.

Archivo particular

POR:
Portafolio
marzo 31 de 2020 - 01:19 p.m.
2020-03-31

El BNP Paribas presentó sus previsiones de crecimiento para la economía global para el segundo trimestre del año, teniendo en cuenta que la coyuntura del coronavirus  ha paralizado a buena parte de los países del mundo.

(Lea: ¿Cómo reducir efectos de covid-19 sin causar depresión económica?)

En ese sentido, el banco señaló que una cosa parece segura: la economía global enfrentará una recesión y la crisis también tendrá consecuencias políticas. “La responsabilidad recae ahora en los gobiernos para implementar medidas fiscales significativas y otras medidas que apoyen al sistema de salud, corporaciones y trabajadores”, indicó al tiempo que precisó que aún es incierto el tiempo que tardará en recuperarse.

(Lea: Con 700.000 giros arranca hoy la devolución del IVA)

Por ejemplo, en el caso de Estados Unidos, se prevé que los remesones paralelos de oferta y demanda resultarán probablemente en una contracción severa en el segundo trimestre y una recuperación en Forma de U prolongada hasta la segunda mitad de 2020.

(Lea: Las medidas con las que se busca proteger el empleo en el país)

Mientras que para la Zona Euro se espera que el mayor impacto a corto plazo del Covid-19 sea seguido por un repunte ayudado por políticas de la segunda mitad de 2020.
En lo que tiene que ver con el dólar pronostica que las tasas de interés de la Reserva Federal se mantengan en cero dirigidas hacia la baja y las ganancias del trimestre llevarán los rendimientos del segundo trimestre a la baja, antes de la recuperación

Para el petróleo estima la recuperación después del pico del Covid-19 a medida que la demanda contenida se libere, ayudado por estímulo monetario y fiscal.

“El shock del Covid-19 representa un golpe sin precedentes a la oferta y a la demanda; la última de forma tal que las medidas adoptadas por muchos países han interrumpido las cadenas de valor globales y han reducido la oferta de trabajo; y la primera en la medida que, por ejemplo, los hogares reducen sus gastos de viaje y de recreación”, analiza el BNP Paribas.

En esa línea calcula que en la medida que el shock se desvanece, el crecimiento eventualmente rebotará. “Dudamos, sin embargo, que esta recuperación sea tan inmediata y pronunciada como nosotros y muchos otros inicialmente asumieron”, aclara.

Mientras algunos países se relajan las restricciones y la actividad económica empieza a recuperarse, otros podrían estar alcanzando su pico de contagio, extendiendo sobre el tiempo el impacto económico mundial.

Tomado China como un ejemplo, mientras que mejorando las tasas de contagio parecieran estar aliviando su shock de oferta, las implicaciones del lado de la demanda del resto del mundo están en su punto más vulnerable.

De manera más general, muy probablemente tomará tiempo para que una economía determinada regrese a sus tasas de actividad pre-crisis, toda vez que las medidas de contención serán levantadas gradualmente y surgirán fricciones y otras dificultades logísticas, mientras que la incertidumbre y preocupación sobre otra ola de contagio, podrían persistir.

“Esperamos una caída significativa del PIB en la mayoría de las economías en el segundo trimestre, con una recuperación gradual en la segunda mitad del año. Hemos revisado a la baja el crecimiento promedio para 2020 de manera considerable en todos los países que cubrimos; en muchas instancias, esperamos que sea negativo”, precisa.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido